EEUU, próximo a la autosuficiencia energética gracias a la tecnología

Desde 1859 cuando se inicio en Estados Unidos la industria petrolera el 2012 fue el año de mayor producción petrolera promediando 6.4 millones de barriles de petróleo por día (BPPD) la producción más alta en los últimos 15 años con un crecimiento diario de 779.000 barriles en relación al año 2011 informo el Instituto Americano de Petróleo (API).

Por su parte la Agencia Internacional de Energía (AIE) dice “es el mayor salto anual desde que en Pensilvania, Edwin Drake perforo el primer pozo de petróleo con fines comerciales en Titusville, 2 años antes de que estallara la guerra civil”, sin embargo la Agencia pronostica volúmenes de petróleo mayores por el incremento diario de 900.000 BPPD.

Un frente energético que EEUU y Canadá le dieron prioridad es el gas natural, pero, como este bajo de precio por la oferta mundial y ya proyectada la cantidad de gas para su consumo energético las petroleras se fueron por la producción de crudo. La demanda de crudo en EEUU cayo al mínimo en 16 años gracias también a las normas de circulación estrictas para autos, camionetas y camiones, le permiten a EEUU reducir las importaciones de crudo en un 7% el mínimo en los últimos 15 años.

El proyecto de soberanía energética fue iniciado por George Bush, cuando firmo con Brasil la producción de etanol para ser mezclada con la gasolina para el parque automotor que oscila entre los 250 a los 280 millones de vehículos y que se lleva el 57% de la energía en base al petróleo en momentos que la tecnología alternativa para la generación de energía limpia está empantanada, la inyección de recursos en la extracción de gas y petróleo para el consumo interno le permite a Barack Obama proyectar a fines de su administración la soberanía energética y no solo eso, las refinerías que en los últimos años invirtieron cerca de 60.000 millones de dólares en su modernización y ampliación de sus instalaciones en estos momentos el exceso de capacidad les permita incrementar la exportación de derivados de petróleo para América latina, Asia y África.

La trasnacional Exxon Móvil proyecta para el año 2025 que EEUU se convertirá en un exportador neto de combustibles a todo el mundo gracias al incremento de su producción de petróleo en conjunto con Canadá.

Este aumento de producción se produce gracias a la utilización de mejoramiento en las tecnologías petroleras convirtiéndolas en tecnología de punta que han mejorado los resultados de la perforación horizontal, la técnica de la fracturación hidráulica y el calentamiento del suelo con vapor de agua para la extracción de crudo pesado y súper pesado; este mejoramiento de las tecnologías y una millonaria inversión que supera los 120.000 millones de dólares a ser invertidos en los próximos 10 años, 3 de ellos en plena producción con más de 37.000 millones de dólares gastados, han permitido a las trasnacionales llegar hasta formaciones de gas y petróleo que hace años eran inalcanzables.

Estas tecnologías y la inversión han permitido recuperar campos de petróleo maduros dentro de los EEUU, como la cuenca Permian en Texas o el yacimiento Balken en Dakota cuya producción en los 2 últimos años paso de 125.000 BPPD a 550.000 en estos momentos, pero, hay extracción perjudicial para el medio ambiente como el petróleo canadiense extraído de las arenas bituminosas en Athabasca en la región de Alberta, requiere una operación minera a cielo abierto y enormes cantidades de agua mezclada con químicos para separar el betún de la arena y arcilla lo cual no solo encarece el costo del barril a unos 60 dólares cuando el resto no sobrepasa los 10-14 dólares por barril de petróleo extraído de cierta manera más segura para el medio ambiente; en la misma situación se encuentra el gas de esquisto que requiere de técnicas de fracturación hidráulica para la extracción del gas licuado. Estas dos últimas técnicas de extracción de combustibles fósiles son controversiales para la salud del medio ambiente.

Sin embargo, nada es seguro, tan solo es una bonita proyección que entusiasma a Washington, primero porque los yacimientos de crudo liviano a nivel superficial se están agotando a paso acelerado, segundo porque las nuevas tecnologías para extraer crudo pesado y súper pesado no están masificadas para que se abarate el costo de producción, tercero, EEUU requiere de todo el combustible para ser subsidiado en las guerras que persigue para su inmensa maquinaria militar no nuclear con los equipos de la OTAN y cuarto, porque, de aquí a un tiempo EEUU deberá aceptar nomas más estrictas para sus industrias y para la generación de derivados de petróleo y gas por el calentamiento global que involucra a su vez nuevas investigaciones claves para el desarrollo científico y tecnológico de los que depende la humanidad, lamentable decirlo, pero así es.

Por otro lado, esta soberanía energética que busca EEUU le permitirá al pentágono y al Departamento de estado proyectar nuevas intervenciones militares en países productores de petróleo sin ningún temor que la reducción de crudo o la elevación del precio les afecte, aun cuando, ahora mismo, la reducción del petróleo en Irak, Libia o la moratoria contra el petróleo de Irán por parte de Europa o el último caso en Argelia los perjudico por la intervención de Arabia Saudita que suple esos faltantes por pedido de Washington, hace ya varios años.

A esto hay que sumar que Irak ya está llegando con sus 2.7 millones de BPPD a su producción habitual que era de 3.3 millones de barriles de petróleo por día de antes de la invasión, la reanudación de la producción en los campos petroleros del sur de Sudan y por el mercado emergente petrolero que cada vez se amplía mas; en América latina fuera de los tradicionales productores México y Venezuela hay otros países como Brasil, Colombia, Argentina, que han aumentado su producción de petróleo, Colombia paso de 680.000 BPPD en el 2011 a 830.000 barriles de petróleo diarios en el 2012 y las otras naciones no se quedan atrás, es decir, hay suficiente petróleo, por cualquier vía, para satisfacer los planes de EEUU.

Para EEUU los descubrimientos científicos le permitió tomar la delantera en los adelantos tecnológicos que le significaron altas tendencias económicas –militares cuyo resultado se tradujo en enormes cambios geopolíticos en todas las regiones del mundo por los acontecimientos registrados y otros que están por registrar con altas probabilidades de continuar con el colapso socio-económico de seguir con esa representación global, de esta suerte se puede decir que, al incremento de la producción petrolera en EEUU seguirán acontecimientos ya definidos pero impredecibles para el mundo por la política imperial en este nuevo periodo Obama, presionado para que inicie la guerra contra Irán y para que debilite a Venezuela, dos grandes productores de petróleo considerados hostiles para la seguridad nacional del capitalismo.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3985 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Raul Crespo

Raul Crespo

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /internacionales/a158227.htmlCd0NV CAC = , co = US