Contexto geopolítico de Guinea-Bissau

El pasado viernes 13 de abril, otra noticia importante llegó desde el
occidente de África. La misma daba cuenta del golpe de Estado que se había
producido en la pequeña república africana conocida como Guinea Bissau.
Inmediatamente después, las condenas a dicho golpe se dieron a conocer:
Naciones Unidas, Unión Europea, Unión Africana, Comunidad Económica de
Estados de África del Oeste, Comunidad de Países de Lengua Portuguesa,
Argelia y  Ecuador,  figuran entre los actores que han alzado su voz de
protesta. Un nuevo acontecimiento éste, que se suma al complejo
rompecabezas geopolítico que caracteriza al continente africano.

Para hacer una aproximación inicial al contexto geopolítico de Guinea
Bissau, se tiene  que este país, de apenas 36.125 km², se ubica en el
extremo occidental de África, limitando por el norte con Senegal, por el
oeste con el océano Atlántico y  por el este y sur con Guinea Conakry. Su
población es de aproximadamente 1,7 millones de habitantes, su Producto
Interno Bruto no supera los 2 mil millones de dólares y tiene un bajísimo
Indice de Desarrollo Humano  de 0,396. Desde el punto de vista étnico,
siempre un dato importante en los países africanos, la población de Guinea
Bissau se agrupa en unas veinte etnias, destacando cinco de ellas: balanta
(30%),  fula (20%), mandjaques (15%), mandingas (13%) y pepels (8%). Por
cierto, el candidato que al parecer tenía la segunda opción de lograr la
victoria en las elecciones presidenciales que se iban a realizar el 29 de
abril, Kumba Yalá, es de la etnia balanta y además convertido al Islam.

Ubicando a Guinea Bissau   en  contextos espaciales más allá de sus
fronteras, tres datos son importantes para tomar en cuenta: 1. Este
pequeño país  viene a ser una especie de enclave lusófon rodeado por
países francófonos (Senegal y Guinea Conakry), como parte de una región
afro-occidental más amplia preponderantemente francófona; 2. Este pequeño
país  limita por el norte con la conflictiva región senegalés de
Casamance, donde opera el Movimiento de Fuerzas Democráticas de Casamance,
que desde el año 1982 lucha por la independencia de esta región; y 3.
Guinea Bissau pertenece, al mismo tiempo, a la Unión Africana, a la
Comunidad Económica de Estados de África del Oeste y a la Comunidad de
Países de Lengua Portuguesa.

Con relación a la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP), se debe
mencionar que, además de Guinea Bissau, esta organización está conformada
por Brasil, Portugal, Angola, Mozambique, São Tome y Principe, Cabo Verde
y Timor Oriental. Es decir, por países que pertenecen a cuatro
continentes. Este dato es significativo porque Guinea Bissau es un pequeño
territorio que, como ya se mencionó, tiene influencia lusófona (Brasil,
Portugal, Angola) en medio de la francofonía que presiona por todos lados.
Y ya se sabe que la CPLP aspira ampliar su influencia lingüística y
cultural, tomando en cuenta que el portugués es actualmente el cuarto
idioma más hablado en el mundo, después del chino (mandarín), el español y
el inglés.

Lo expresado en el anterior párrafo hay que relacionarlo con los recientes
acontecimientos en Guinea Bissau, toda vez que, por una parte,  los
militares golpistas han exigido que la misión militar angoleña, presente
en su país desde el año 2011, se retire de territorio guineano, al tiempo
que el gobierno de Angola, a través de su  Ministro de Relaciones
Exteriores, Georges Chicoti,  no descartó la posibilidad de  que Angola se
integre a  una fuerza militar conjunta de la Comunidad de Países de Lengua
Portuguesa y de la Comunidad Económica de los Estados de África
Occidental, a fin de estabilizar a Guinea Bissau. En pocas palabras,
intereses contrapuestos en medio de un complejo contexto geopolítico.

* alportillo@ula.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2292 veces.



Alfredo Portillo *


Visite el perfil de Alfredo Portillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: