Falsa reducción militar de EEUU esconde presión a China

El manipulado presupuesto de defensa de Estados Unidos “es mucho más que los 10 países que le siguen” según expresiones de Obama, deja entrever que no hay tal recorte lo que si hay es la necesidad de no volver a cometer la estupidez del pentágono de larguísimas y masivas guerras terrestres como las ejecutadas en Irak, Afganistán y mucho antes Vietnam.

Retirar un estimado de 80000 soldados de Europa acantonados en Italia, Portugal, Alemania y otros países así como recortar personal de apoyo logístico por parte de EEUU, obedece a un supuesto recorte del presupuesto de defensa de 487000 millones de dólares para los próximos 10 años ¿de qué recorte hablamos en 10 años? Si el presupuesto de defensa el viernes 16 de diciembre del 2011 el senado aprobó 1 billón de dólares para financiar a las agencias de defensa reduciendo los presupuestos a Medio Ambiente, salud, educación así como una extensión tributaria por dos meses para las nominas de pago.

Las reservas como la guardia nacional en EEUU suman más de 700000 soldados que serán enlistados en cualquier momento que se inicie el conflicto con Irán para reforzar las bases aéreas y navales en Kuwait, Arabia Saudita, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Omán, en estos países requerirán más de 150000 soldados para seguridad y logística.

La última tecnología electrónica derivada del escudo antimisiles potencio las fuerzas aéreas y navales. En estas dos fuerzas de EEUU y la OTAN recayeron los últimos adelantos científicos como los aviones no tripulados, satélites militares de comunicación, portaviones, destructores  mejor equipados misilisticamente y la flota de submarinos repotenciados con lo último de la electrónica de precisión y comunicación, mantienen a los EEUU como superpotencia militar con un ejército basado más en las fuerzas especiales.

Ranger, marines, Delta, Seals, recibirán el grueso del presupuesto destinado al ejercito que contara con el apoyo de la fuerza aérea y naval para sus operaciones militares acompañados del trabajo de la CIA, NSA, tras las líneas enemigas, en este contexto caben las expresiones de Obama, “si, nuestro ejército será más liviano pero el mundo entero debe saber que EEUU mantendrá su superioridad militar con unas FFAA agiles, flexibles y listas para reaccionar al conjunto de las circunstancias y amenazas”.

León Panetta secretario de Defensa de EEUU fue mas allá “la estrategia busca una fuerza más pequeña y liviana que se expanda en Asia mientras mantiene una fuerte presencia militar en Medio Oriente para garantizar la seguridad en el Golfo Pérsico, para contrarrestar la política desestabilizadora de Irán”.

La guerra contra Irán podría de paso frenar la aceleración económica de China, si los países productores de petróleo del medio Oriente controlados por EEUU, deciden suspender los envíos de petróleo a Pekín, reduciría las adquisiciones de materias primas a no ser que Rusia esté en condiciones de suministrar esos 2 millones y más de barriles, asunto que llevaría tiempo, en América Latina el único país capaz de proporcionar ese petróleo es Venezuela apartándose de la cuota de la OPEP, Brasil en unos dos años cuando sus reservas profundas del Atlántico maduren en su producción, Colombia y Ecuador no tienen capacidad para suministrar el crudo que, en el peor de los escenarios China dejaría de recibir del Medio Oriente por sus acciones en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas contra la guerra en Irán.

A simple vista por la información disponible Irán parece ser el país que sufrirá las consecuencias de otra guerra promovida por EEUU y la OTAN, guerra encargada a la fuerza aérea y naval de esos países. La OTAN probó en Libia otra estrategia que impulsa al pentágono a sumarse a esa operación para ahorrar dinero por la crisis.

EEUU no quiere descuidar por más tiempo a China, país que en los últimos años sumo poderío militar, económico y político, “se percibe una marcada competencia entre estadounidenses y chinos como no se ha visto nunca antes” dijo el periódico Global Times publicado por el órgano del Partido Comunista de China.

China es un sólido objetivo que pone en serio peligro la seguridad nacional de EEUU. La prensa y la diplomacia de Washington y Beijing nos han planteado que son los mayores socios económicos y comerciales del mundo y así es, pero, han ocultado las pugnas existentes por el dominio de la tierra empezando desde el yuan con el dólar y, aun cuando el yuan ni su PIB tienen el protagonismo global del dólar, no ha sido inconveniente para China haber desplazado paulatinamente a un segundo lugar la influencia estadounidense en enormes áreas de la tierra.

Pekín está logrando que su enorme pueblo confíe en su capacidad económica que ha creado una enorme fuerza militar, la marina está provista de una muy bien equipada flota de submarinos nucleares, están construyendo portaviones y sus navíos equipados con misiles de más de 1700 Km de alcance como el Ostwind DF 21 D. La fuerza aérea dispone de cazas y bombarderos difíciles de detectar para los radares y con capacidad electrónica para afectar sistemas de ordenadores en redes de todo el mundo, incluso, están en capacidad de derribar satélites como lo demostraron en el 2007.

Si esta fuerza militar del ejército de liberación de China incrementa su presencia en el Pacifico, reduciría considerablemente el radio de acción de la política estadounidense. Según expertos, el pentágono exige a Obama simular la reducción del número de soldados  del ejército redirigiendo toda la capacidad tecnológica y política a sus fuerzas navales y aéreas ante el incremento militar de Pekín, este responde mejorando su tecnología y ya intimida a Washington.

El incremento de la influencia política de EEUU en el Pacifico, lo lograra con presencia militar para desestabilizar los problemas fronterizos y políticos que Beijing tiene con Taiwán, a la que considera su provincia disidente que quiere recuperar,  problemas territoriales con Japón al este del mar de china por materias primas, con Filipinas, Vietnam, Taiwán, por las islas Spratly en el sur del mar chino en donde se presume existen enormes yacimientos de gas y petróleo. Estos son los problemas políticos que quiere explotar EEUU en el Pacifico en su pugna con China.

rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2914 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: