Ataques aéreos otro dilema para el mundo

Libia, demostró una vez más la incapacidad de la ONU para tomar el control del proceso militar. Ningún liderazgo puede haber desde la Secretaria general de Naciones Unidas con alguien tan limitado y mediocre como Ban Ki-moon.

8 Meses duro el ataque aéreo de la OTAN contra Libia, para respaldar al Consejo nacional de Transición que hoy no sabe por dónde empezar la reconstrucción de la nación así como la unión de sus pueblos, las milicias reclaman dinero como compensación a su ignorancia y furor del momento, a su vez, el Consejo reclama la devolución de unos 70000 millones de dólares congelados en bancos de diferentes países europeos especialmente que, ante la crisis esos gobiernos continuaran haciéndose los locos para no devolver el dinero del pueblo libio.

Los árabes fueron los más contentos con el bombardeo de la OTAN a pesar que no aportaron con un solo avión; la no colaboración de la Liga Árabe con su fuerza aérea no se debe a la crisis económica, no ayudaron a destruir Libia por su falta de experiencia y por la poca tecnología que disponen.

No es un secreto que EEUU y la OTAN tienen la totalidad de la capacidad de coordinación para reducir la muerte de inocentes aunque esto no es del todo cierto cuando bombardean pueblos y barrios enteros por ser seguidores de Gadafi o simplemente por causar terror sicológico; la última operación aérea de la OTAN fue interceptar el convoy en el que salía Gadafi de Sirte, que provoco su posterior asesinato.

En esa misma semana Kenia lanzo una campaña militar aérea contra la guerrilla somalí Al Shabab al sur de Somalia, como parte de una ofensiva acordada entre Kenia y el transitorio gobierno de Somalia para detener el avance de la guerrilla hacia el norte de Kenia, pero, durante el primer ataque aéreo por equivocación bombardearon un campo para refugiados matando a mujeres y niños.

Los ataques aéreos no son ninguna novedad EEUU, la OTAN, Israel, realizan permanentes bombardeos el asunto pasa hoy por las crisis económica volviendo el tema complejo cuando se proyectan conflictos no entre países sino entre grupos, etnias o fracciones internas buscando que los conflictos alcancen proporciones de guerra civil para desestabilizar gobiernos considerados enemigos de EEUU o un peligro para su seguridad nacional.

Después del 11 de septiembre del 2001 marca un antes y un después en Las relaciones internacionales en el mundo, la llegada de los aviones no tripulados en todo el mundo están orientados a masificar los ataques contra países y personas que los EEUU consideren terroristas o narcotraficantes en gobiernos de países considerados corruptos por la mayoría de estadounidenses, no obstante la libertad para comprar armamento consagrado en la Constitución, por lo tanto cualquier ciudadano tiene derecho a disponer en casa de las armas que quiera algo parecido pasa con la disponibilidad de drones que cada país compra para vigilancia aérea, armarlos y disparar se convertirá en un práctica cotidiana de terrorismo de Estado imitando el terrorismo practicado por EEUU e Israel.

Ataques aéreos y conspiraciones corren el riesgo de masificarse con la venia de Naciones Unidas para ahorrar recursos económicos y la muerte de tropas, a su vez, disparan la venta de armamento aéreo en por parte de los países pertenecientes al Consejo Permanente de Seguridad de la ONU, es innegable, que ante la crisis económica y el deterioro político de EEUU y Europa, estos le cogieron el gusto a los ataques aéreos aprobados por la ONU porque China y Rusia son minoría en el Consejo, además, no les interesa compartir tecnología aérea militar para que los países compren sistemas de defensa aérea, lucrativo negocio para las naciones que dirigen el mundo.

La nueva ofensiva internacional contra Irán, acusado por la Agencia internacional de Energía Atómica (AIEA) de poseer armamento nuclear desato los pedidos de Washington, Paris, Londres, Tel Aviv, de frenar a Teherán, incluso, Israel manifestó que un ataque aéreo contra la central nuclear iraní era inevitable se oponga quien se oponga.

Hace dos años el ataque aéreo está listo pilotos europeos, estadounidenses e israelíes entrenaron en Libia, para bombardear Irán, anteriormente por los intereses rusos en Irán el bombardeo era un impedimento, hoy, existen los mismos intereses de Moscú con Teherán, pero el Kremlin también los tiene con Washington, a través de las trasnacionales petroleras y por el proyecto Eurasia propuesto por Putin para su campaña presidencial, así, solo se espera la autorización de la ONU para lanzar el ataque aéreo contra el gobierno de Ahmadinejad, requisito de Netanyahu para negociar con Palestina y que EEUU levante el veto.

La masiva publicidad orquestada en todo el mundo de que Irán, representa un peligro inminente busca preparar a la gente para que acepte el ataque en circunstancias que los pueblos están en una situación de sobrevivencia por la crisis económica.

Hace unos años Condoleezza Rice decía que “para atacar Venezuela solo requieren un portaviones y en dos semanas a lo mucho Chávez pasaría a la historia”. Por las circunstancias de la geopolítica mundial en estos momentos Irán, es el más firme candidato, sin embargo, no se puede descartar a Venezuela de un ataque así Washington, corra el riesgo de unir a la región y de que Cuba apoye a Caracas en caso de ser agredida desconociendo de una vez por todas a la OEA y poder levantar el bloqueo a la isla.

La reelección de Obama y Chávez disparan las posibilidades de intervención en Venezuela.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1783 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: