Acerca de un remitido

“En 1970 Gaddafi, quien ese mismo año había ordenado a las compañías petrolera  aumentar  el precio del petróleo y ante la terca resistencia de la Occidental Petroleum, amenazó con paralizar la producción del país diciendo: Libia ha vivido 5 mil años sin petróleo y puede vivir sin petróleo otros 5 mil años más. Las compañías acataron la orden de subir el precio”. 

   Hacemos un paréntesis (paríntisis) en la redacción de la respuesta a un cubano jetón, que sin más allá ni más acá me calló a insultos a través de Walter, para dar a conocer un comunicado publicado por un Comando de la Revolución-Zulia, en torno del aumento de las tarifas eléctricas durante el gobierno de Caldera y de los servicios municipales  decretados por Manuel Rosales durante su devastador paso por la alcaldía de Maracaibo. Aprovecho también la oportunidad para denunciar al nuevo presidente de Corpozulia quien acaba de renovar un acuerdo mediante el cual Enelven se encargará de cobrar los servicios municipales. Hecho que va abiertamente en contra de los usuarios quienes se verán obligados a pagar facturas eléctricas más abultadas cada vez que a los alcaldes les dé la gana de aumentar las tarifas municipales. En relación con esto cabría preguntar: ¿qué objeto tiene mantener las tarifas eléctricas congeladas si mediante el incremento de las tarifas municipales la electricidad se podría ver aumenta. Por ejemplo, a nosotros hace años no nos viene el gas doméstico, y sin embargo tenemos que pagarlo, porque de no hacerlo nos cortan la luz. Y que tiene que ver la luz con el gas. Cosas de este país surrealista. 

El remitido se titula así: Zuliano, ésta es la verdad sobre las tarifas eléctricas y otros servicios públicos. Y continua: 

   “La directiva de Enelven está controlada desde hace 30 años por un grupo neoliberal cuyos cabecillas son Humberto Zabarce y Ciro Portillo, muy relacionados con Fedecámaras. Ellos, junto con Manuel Rosales y la mayoría de los actuales alcaldes del Zulia, concibieron durante el gobierno de Caldera el pliego tarifario que establecía aumentos anuales a partir de 1998 hasta el 2003, y así queda establecido en las concesiones otorgadas por cada Alcaldía y Concejo del Zulia a la egresa eléctrica. Hoy quieren aparentar que nada tienen que ver con el aumento de las tarifas. No te dejes engañar.

   Rosales y los alcaldes neo-adecos y copeyanos deben dejar el doble discurso y el show, porque no tienen moral para exhibirse como defensores de los usuarios y usar el problema de las tarifas como bandera político-partidista. Antes Rosales y ahora Di Martino entre octubre del 2000 y abril del 2001 elevaron las tarifas del aseo urbano en un 180 por ciento, aumentaron las tarifas del Gas desde junio del 2001 en un 100 por ciento y aumentaron el impuesto inmobiliario conocido como “derecho de frente” en un 80 por ciento sin que los servicios municipales dejen de ser sumamente deficientes y malos. En muchos barrios y urbanizaciones populares, aun cuando los usuarios no reciben el suministro de gas ni el servicio del aseo, se ven obligados a pagarlo para que no les corten el servicio eléctrico, y con frecuencia los recibos de electricidad, en los sectores populares, son difíciles de pagar porque el desorbitado monto de los servicios municipales impiden cumplir con el pago del servicio eléctrico.  

   Enelven obtuvo durante el año 2001 ganancias de 45 mil millones de bolívares. El gobierno del Presidente Chávez canceló deudas contraídas por gobiernos anteriores con Enelven por más de 8 mil millones de bolívares y aportó en el mismo período 105 millones a objeto de recuperar la empresa. Lo cual no ocurrió. En lugar de ello ENELVEN invirtió 7 mil millones de bolívares en programas de reestructuración interna y mantiene elevados gastos en programas ineficaces, como el de las famosas cajeras antifraude y un fabuloso derroche en publicidad innecesaria”.  

Termina con varias consignas entre la cuales se encuentra la siguiente: “Llamamos al gobierno nacional y a todas las autorices que tienen que ver con el servicio eléctrico a lograr en forma unida la recuperación de ENELVEN y colocarla al servicio de todos los zulianos”

Rosales miente 

Venezuela se dispone a importar aluminio, y como vivimos en un país kafkiano, nada de extraño tendría que empezáramos a importar petróleo.  

Una de Rosales, con la advertencia de que absoluta y rigurosamente cierta: En una entrevista por una televisora regional, el entrevistador le pregunta al prófugo que de nuevo había salido electo para la alcaldía:

   -Qué le pasa, gobernador, que lo veo un poco más delgado. 

   -Bueno, chico –le responde Rosales-, es que he dejado de consumir hidrocarburos. Por supuesto, se refería a los carbohidratos. 

alfredoschmilinsky@hormail.com

  



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1805 veces.



Alfredo Schmilinsky Ochoa


Visite el perfil de Alfredo Schmilinsky Ochoa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfredo Schmilinsky Ochoa

Alfredo Schmilinsky Ochoa

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a129583.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO