Las verdades son asesinadas, como se asesina a la naturaleza, que es la vida misma

Un grito, una lágrima, una manifestación, un desgarramiento en el alma y en el corazón, un simple clamor a la conciencia universal, una guerrilla armada, un poema, una canción, una acción violenta, etc. Todo ello es valido contra las bestias con figura humana que depredan al planeta.

 Muere un árbol por convertirlo en dinero, la naturaleza sufre y muere, muere el hombre. Exterminan la fauna, para convertirla en dinero, muere la naturaleza, muere el hombre. Destruyen las fuentes hídricas, asesinan al planeta, muere la naturaleza, muere el hombre. Asesinan poblaciones humanas enteras, después de empobrecerlas y saquearlas, muere la naturaleza muere el hombre.

 Destruyen y contaminan los campos de siembra, crean industrias militares, muere la naturaleza, muere el hombre. Crean medicinas y vicios que atrofian los medios de locomoción del ser humano, crean vehículos que utilizan los escasos alimentos con que se sostiene la humanidad, muere la naturaleza, muere el hombre. Destruyen la inocencia, la bondad, el amor, el respeto, la auto estima, la solidaridad, promueven el individualismo, el egoísmo, la gula, muere la naturaleza, muere el hombre.

  Ante el panorama que presenta el capitalismo, ser inactivo, neutro o parte del problema es ser enemigo de la naturaleza y de la vida. Bien sea por acción o por omisión. No hacer algo para detener toda esa locura, de un sistema anti natura como el capitalismo y todas sus implicaciones, es ser parte del dolor y sufrimiento de la vida. Cada vez que se destruye un árbol o se asesina en Irak, Libia, Afganistán, Egipto, Somalia, España, Inglaterra, USA, Palestina, Colombia, Brasil, Venezuela, Chile, Chile, Chile, y no hacemos nada por impedirlo, ni lo denunciamos a los rincones del universo, estamos siendo cómplices de semejante crimen. Cada vez que una religión te pide inacción y aceptar ese orden inmoral, comete un delito de lesa humanidad. Solo la militancia activa por la vida, salvara la vida. Cada vez que un jerarca de cualquier religión te pide que aceptes los inmorales crímenes contra la naturaleza y la vida, está pidiéndote que seas cómplice y parte de tu propia destrucción, te desmovilizan, esperando a que venga un dios invisible,  sin presencia, esencia y acción; para que te salve. Un dios que engañosamente manipulado por los destructores de la vida y la naturaleza (el capitalismo originario) te prometen traer a sus jinetes asesinos, que nadie conoce, a terminar de cundir el pánico en el planeta y terminar la obra de aniquilamiento iniciada por el sionismo capitalista actual.

 Creo que solo el amor y la voluntad de lucha de la humanidad nos salvaran de la catástrofe. No un sádico e inmoral apocalipsis promovido por todos los medios de comunicación del sistema capitalista ¿Por algo lo promocionan, no?

 Por favor vean el link siguiente con ojos críticos. Elaborado por una de las más notables victimas del capitalismo racista y discriminador, que convierte al ser en mercancía. (No importa si lloran por el drama denunciado, es natural) Este tal vez fue el aporte más valioso contra el sistema que acabó por consumirlo. Viva el amor humano y la vida. No al capitalismo y al odio, no a la pasividad e inacción. 

http://sorisomail.com/videos-comicos/12091.html

Javiermonagasmaita@yahoo.es javierdelvallemonagas@gmasil.com

www.planetaenpeligro.blogspot.com / lo que será



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1098 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a128304.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO