China absorbe casi todo el excedente petrolero del mercado

A fines de junio la Agencia Internacional de Energía (AIE) y la casa blanca anunciaron la liberación de 60 millones de barriles de petróleo de las reservas de emergencia para controlar el precio del crudo sin ningún éxito esta vez. El viernes pasado el valor del barril del petróleo se situó en 96.20 dólares.

Desde que empezaron a liberar petróleo estratégico por la crisis de Libia, el precio se incremento un 10%. En 1991 por la guerra del Golfo Pérsico la AIE lanzo al mercado 17.3 millones de barriles, el valor del crudo bajo un 32% situándose en 22-24 dólares el barril por algunos años; en septiembre del 2005 por el huracán Catrina, el gobierno de EEUU libero 9 millones de barriles, el precio bajo 2% a 68 dólares el barril precio que se sostuvo por un semestre. El 23 de junio del 2011 se empezó a liberar a razón de 2 millones de bpd (barriles de petróleo día) hasta la fecha se lanzaron al mercado 34 millones de barriles de un total de 60 millones, esta vez el precio no bajo se incremento un 10% en gran medida por China.

Hay varias lecturas de por qué esta vez el precio del petróleo no se redujo como se esperaba:

Uno, la casa blanca busca que el mundo se acostumbre a un mayor suministro de petróleo rompiendo el equilibrio sobre un crecimiento moderado de la demanda hasta consolidar su valor en 100 dólares el barril, anhelo de varios países productores del cartel entre ellos Venezuela.

Dos, que la gente se acostumbre a pensar que la demanda de petróleo es mayor de lo previsto para transformarla en energía quitándole protagonismo geopolítico a la OPEP con su 38% de la producción mundial de petróleo.

Tres, acostumbrar a la banca a participar en subastas petroleras. Firmas como JP Morgan y Barclays, guardan el petróleo en barcazas y buques tanques esperando un momento determinado del mercado para transformarlo en gasolina y gasoil, incrementando los valores de la subasta y determinando a sus ganadores.

Cuatro, Los países miembros de la AIE disponen de algo más de 4500 millones de barriles de petróleo crudo y equivalentes, pueden inyectar petróleo cuando quieran al mercado para equilibrar el valor del crudo, alarde de fuerza política contra la OPEP.

Quinto, crear una alianza de gobiernos nuevos consumidores de petróleo bajo el control de la AIE para controlar el precio así como sus repercusiones en el mercado financiero en general.

Sin embargo, hasta hoy, los inversionistas han pasado por alto el petróleo adicional centrándose en las expectativas de la implacable demanda de petróleo por parte de consumidores como China, India, Corea del Sur, Alemania, Japón, Singapur, Taiwán, Bangladesh, países que seguirán impulsando los precios del petróleo.

Bancos de Wall Street revisan el alza de los pronósticos sobre el precio del petróleo y argumentan que la decisión de la AIE no resolverá las preocupaciones a largo plazo sobre el suministro de crudo a no ser que haya una inyección bastante significativa, capaz de abarcar el negocio de las compañías privadas que requieren crudo.

Pero, quien se lleva el mayor porcentaje existente en los mercados de petróleo es China. El 46.85 del PIB chino corresponde a la industria, el 42.6% es generado por los servicios, el 10.6% se lo lleva la agricultura y ganadería, en una población de 1400 millones de habitantes, dispone de una mano de obra de 1000 millones de personas. La tierra cultivada abarca un 14.86%, 34.07% corresponde a pastos y terrenos forestales, el 51.07% son tierras improductivas

157000 Millones de dólares son las exportaciones chinas en mayo de este año mientras sus importaciones subieron a 144000 millones. 139 Países se benefician del financiamiento e inversiones chinas distribuidas en 315 empresas privadas.

La evidencia más palpable del crecimiento chino requiere todo el petróleo que el mundo le pueda ofrecer se da en el mes de junio del 2011 cuando informo que sus exportaciones llegaron a los 162000 millones de dólares o 874000 millones de dólares en el primer semestre, dos cifras records representan un incremento del 25% con respecto al mismo periodo del 2010.

El superávit comercial chino supero los 22000 millones de dólares en junio frente a los 13000 millones de mayo, son cifras que evidencian la falta de avance hacia el objetivo por parte del grupo de los 20 países mas ricos del mundo (G20) de re balancear el crecimiento mundial y eso que el superávit comercial de China cayó un 18% en el primer semestre frente al mismo lapso de tiempo del 2010 refleja las crecientes compras que realiza China de materias primas utilizadas entre otros en mega obras como el puente más largo del mundo y el tren más veloz del mundo.

Global Trader dice, “desde que Beijing dejo que el yuan comience a subir frente al dólar desde junio del 2010 ha ganado participación para sus exportaciones en los principales mercados del mundo”. China fabrica el 64% de los juguetes del mundo en el 2010, “los chinos son una potencia de primer nivel, fortalece el dominio comercial global frenando los esfuerzos de otros países por restablecer puestos de trabajo en el sector manufacturero. América Latina, Asia y África, regiones que hacen esfuerzos por captar mano de obra barata imposible de competir con el calzado, vestuario, bisutería y los juguetes chinos, el monopolio manufacturero es global” dice Global Trader Information Services.

Analistas de Goldman Sachs publicaron un estudio recogido por The Wall Street Journal que dice:”un crecimiento moderado de la economía será suficiente para reducir los inventarios del petróleo” Sera un estudio para Europa y África (excepto Sudáfrica), porque, para América Latina y Asia, sus desarrollos económicos e inequidades sociales rompen los índices de crecimiento estándar en países como Brasil, Argentina, Perú, Chile, Colombia, Corea del Sur, Singapur, India, cuyo crecimiento es totalmente diferente.

Entre 1965 y el 2009 América Latina creció un 3.8%, Asia lo hizo en un 6.8%, tiene sus explicaciones técnicas en el mayor ahorro e inversiones incide en un mejor desarrollo humano aumentando las exportaciones manufactureras; también por las debilidades estructurales de Latinoamérica, cada vez más profundas evitan otra proyección socio-económica con otras estrategias para el desarrollo, incluso, en los países revolucionarios anclados en filosofías de hace 200 años.

Se evidencia el mayor énfasis que los asiáticos ponen en el desarrollo humano, líderes más preocupados en la solución de los problemas económicos como la inflación así como en una mejor distribución de los ingresos aumentan puestos de trabajo, la gente ahorra, el país se industrializa, aumentando la energía necesaria para el desarrollo. En América Latina, se promueve con más énfasis los debates ideológicos y geopolíticos, sus líderes se esfuerzan por anclarse en el poder sosteniendo la cultura de vender petróleo.

En estas circunstancias que consenso puede existir en los objetivos políticos entre las dos regiones.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2561 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: