Santos y Uribe. Cómplices enfrentados

La sala penal de la Corte Suprema de Justicia de Colombia, cuestiono la forma ilícita como fueron obtenidas las computadoras de Raúl Reyes, y su posterior cadena de custodia violada sistemáticamente.

El veredicto de la Corte en principio se refiere al proceso adelantado en contra del ex congresista Wilson Borja del Polo Democrático Alternativo acusado de nexos con las FARC. Las pruebas de las presuntas relaciones se encontraban en las laptops de Raúl Reyes, que los jueces de la sala penal desecharon por varias razones.

El argumento de más peso dice, “los mensajes y las pruebas en las computadoras de Reyes, tomadas después del bombardeo en Angostura Ecuador, se obtuvieron de manera ilícita. La Corte sostiene igualmente que, el material hallado no tiene valor jurídico bajo la jurisdicción colombiana por no cumplir procedimientos legales, en particular, los referentes a la cadena de custodia de las pruebas encontradas.

¿Por qué con Santos estas pruebas no tienen validez y con Uribe si tuvieron? Sirvieron incluso para acusar por más de dos años a los gobiernos de los presidentes Chávez y Correa. Pruebas enviadas por Álvaro Uribe y su ministro de Defensa Juan Manuel Santos, al Departamento de Justicia de EEUU y a otras naciones cuando sabían del informe de Interpol que dice:”48055 archivos fueron creados, abiertos, modificados, suprimidos, los discos duros y tres UCB fueron conectados a una PC hasta el 3 de marzo. Recordemos que las laptops fueron incautadas el 1 de marzo.

Con estas “pruebas” Washington considero la posibilidad de incluir a Venezuela, en la lista de naciones que apoyan al terrorismo manipulando los archivos con los gobiernos de España e Inglaterra para inculpar al presidente Chávez de brindar apoyo a terroristas del Medio Oriente y Europa. ETA especialmente.

El 14 de marzo Interpol agrego que, “un agente antiterrorista de Colombia, ingreso a las computadoras entre el 1 y el 3 de marzo afectando la cadena de custodia. Aunque el bombardeo a Ecuador fue el 1 de marzo del 2008, 1434 archivos fueron alterados con fechas erróneas, incluso con últimos cambios para el 5 de abril del 2009 y 16 de octubre del 2010”.

En Colombia, Venezuela, Ecuador, muchos dudaban del valor probatorio de las laptops de Luis Edgar Davia nombre original de Raúl Reyes. El Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales (Iepri) de la Universidad Nacional de Colombia dice:”los archivos de Raúl Reyes tuvieron uso político en el gobierno del ex presidente Álvaro Uribe”.

Ese uso político se evidencio una vez más cuando el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IESS) con sede en Londres, aprovechando las protestas por el referéndum en Ecuador, torpemente publico que Correa recibió dinero de las FARC para la campaña electoral del 2006, dos días después el directos de la DEA acuso a Ecuador por narcotráfico. Es evidente que los archivos de Raúl Reyes, eran utilizados políticamente para culpar a Venezuela y Ecuador, sin imaginarse del fallo posterior de la Corte de Justicia colombiana.

Toda esa información falseada fue regada en todo el mundo por el gobierno de Uribe en donde Juan Manuel Santos fue el principal protagonista para ayudar a legalizar las bases norteamericanas en Colombia.

Ayer Uribe ordenaba al ex ministro Santos, falsear la información para afectar a sus vecinos. Hoy, Santos aparenta no querer seguir con este encubrimiento diplomático del que es cómplice y encubridor. Esto se noto cuando el año pasado entrego al gobierno ecuatoriano los discos duros de las computadoras de Reyes, buena oportunidad para sincerarse con Correa, pero no lo hizo. Este señor de Santo no tiene nada.

Más de 3 millones de colombianos están damnificados por las inundaciones y los deslaves, 4 millones de desplazados por el conflicto interno desde los años 80 hasta el 2010 y las aguas siguen inundando gran parte de Colombia. El año pasado 280041 personas fueron desplazadas por la guerra y otras formas de violencia. Además, Santos heredo el problema de las 7 a 10 millones de hectáreas despojadas a los campesinos por los paramilitares, tierra que sirvió a Uribe para pagar favores por la reelección y por compromisos adquiridos con los narcotraficantes y paramilitares a los que termino traicionando cuando los extradito a los EEUU.

La discusión entre Santos y Uribe, no es por el reconocimiento del conflicto interno, pues, medio mundo incluido la OUN sabe que hay una guerra en Colombia, por eso su presencia desde hace 13 años en el país, otra forma del reconocimiento del conflicto es la ley de Justicia y Paz que desmovilizo a una parte de los paramilitares, otro reconocimiento oficial es el plan Colombia, así, hay muchos reconocimientos. El asunto pasa por la ley de víctimas para unos 4 millones de afectados para los cuales hay 44 billones de pesos, 24000 millones de dólares que no podrían ser utilizados efectivamente sin acercar la paz a Colombia.

El reconocimiento del conflicto interno en nada cambia el status de terroristas que tienen las FARC por el de beligerancia, a pesar que Santos cuenta con el apoyo de Navanethem Pillay, alto comisionado para los DDHH de Naciones Unidas, sin embargo, mientras Washington no dé el visto bueno poco o nada importa el apoyo de la ONU a Santos. Nariño, no podría otorgar legitimidad política o moral a la güerilla hasta que Obama, no se pronuncie, la lista es larga, Netanyahu ya pasó por la casa blanca asunto Palestino prioritario para Washington, Santos tendrá que esperar.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2474 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: