Trincheras de Ideas

La votación en la ONU exigiendo el cese del bloqueo a Cuba

Si durante un largo período de años el 98% de los países del Orbe han votado en la ONU contra el despiadado e inhumano bloqueo económico a Cuba por parte de TODOS los gobiernos de los Estados Unidos del Norte, ¿por qué la ONU no ha tenido la fuerza legal para hacer cumplir a EU un mandato universal? Si no ha sido suficiente esa abrumadoramente mayoritaria votación para que cese el bloqueo, ¿cuál es ahora la estrategia para, además de la reiterada votación en la ONU de todos los países, para que se acabe el nefasto bloqueo a la heroica Cuba?

Los gobernantes norteamericanos prácticamente controlan a su antojo la ONU o, sencillamente, desconocen sus acuerdos y resoluciones; es más, toman gravísimas decisiones contra las más sensatas voces del universo. ¿Consultó Bush, acaso, su decisión de invadir Irak, incluso con la certeza de que era una mentira la existencia de armas de destrucción masiva?

Si se repite la votación en la ONU que condena el bloqueo a Cuba, ¿cuál es el valor de una decisión trascendental que nuevamente el gobierno de USA va a ignorar?

El valor es eminentemente político, en donde la votación que se produjo, se da en el marco de una situación de enorme crisis económica y social como la que atraviesan los EUA y la crisis general del capitalismo; en un momento en el que los sectores más reaccionarios y extremistas del gobierno yanqui, de la CIA y los cuerpos de inteligencia y del complejo militar industrial arrecian su ofensiva y amenazan con un ataque nuclear a Irán y con ello la política del dominó con una presumible reacción nuclear en cadena (Corea del Norte, Pakistán, Israel, Francia, Inglaterra..., con sus efectos "colaterales".

Pero el imperialismo yanqui está debilitado, más allá de las campañas mediáticas y de un optimismo que está lejos de ser verdad, por eso la votación producida condenando el miserable bloqueo a Cuba le asesta un sensible golpe –aún no sabemos cuán profunda ha sido– a esos sectores recalcitrantes de ultra derecha que dirigen en Estado y el gobierno norteamericano.

¿Cómo aprovechar hoy, en la compleja coyuntura política, económica y social que se vive en todo el mundo, esta nuevamente favorable votación que condena el bloqueo económico yanqui a la digna Cuba?

Por supuesto, además de la importancia del voto favorable de todos los gobiernos –aún de aquellos gobiernos europeos que adversan a Cuba–, la tarea es movilizar a los países del Movimiento de los No Alineados, a UNASUR. Apoyarse en los pueblos y movilizarlos. Movilizar a los sindicatos, a las organizaciones estudiantiles, a las organizaciones de izquierda, al Foro Social Mundial, a Los Sin Tierra, a los Zapatistas, a los Piqueteros, al movimiento ecologista e indígena del continente. Todo el movimiento popular a nivel mundial presionando a Obama exigiéndole que levante el bloqueo a Cuba. Buscar el apoyo de los premios Nóbel de la paz, de las universidades progresistas, del movimiento de los intelectuales y los artistas y movimientos culturales de todo el mundo.

Un sostenido movimiento de presión mundial. Una ofensiva mediática de proporciones desconocidas. Apoyarse en los movimientos de prensa alternativa en todo el mundo, en Tele Sur y Alyasira. Elevar la presión al nivel del que se ha hecho con Los Cinco, cuya causa está instalada en todos los sectores y niveles sociales de decenas de países.

Aprovechar aún más las favorables circunstancias actuales en una verdadera guerra asimétrica. Sólo la presión mundial contra el gobierno de los Estados Unidos podrá hacer que se cumpla la votación de la ONU que exige el cese del bloqueo, hacerla vinculante.


(humbertocaracola@gmail.com)


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1384 veces.



Humberto Gómez García

Director de la revista Caracola. Pertenece al Movimiento de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC). revistacaracola.com.ve

 humbertocaracola@gmail.com      @hgcaracola

Visite el perfil de Humberto Gómez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: