El señor teflón

Uno de los elementos de mayor impacto en el mejoramiento de la cocina moderna,
lo es sin duda, el “teflón”; suerte de material repelente colocado en diversos
utincilios domésticos usados para fritar, hervir, guisar y vaporar alimentos,
que permiten que, luego del uso de los recipientes, se pueda desprender,
fácilmente, los residuos orgánicos que quedan adheridos a su superficie.

Pues bien, en la trágica historia de Colombia se hizo presente un individuo que
tiene tal característica, por cuanto, todo pasa a su alrededor, todo lo que
sucede tiene que ver son sus decisiones, todas las personas que ejecutan tales
decisiones cuestionadas están directamente a sus órdenes, y peor aún, tales
individuos han sido judicializados, condenados, sancionados administrativas y
disciplinariamente pero, por increíble que parezca, el referido personaje
pareciera estar revestido de una coraza de “teflón”, porque a la fecha, ya
despojado de sus elevados y arbitrarios poderes, repele todo de cuanto se le
sindica, dejando “sus residuos” en la “picota” , sin responder por hechos que,
sin duda, son parte de sus “guisos”, “hervidos”, “frituras y “bandejas paisas”
que cocinó durante sus veinte años como senador de la República, la Gobernador
del Departamento de Antioquia y Presidente de la República de Colombia.

Por supuesto, se trata del inefable doctor Alvaro Uribe Vélez, el doctor
“Varito”, como lo nombraba cariñosamente su primo, el “capo mayor” Pablo
Escobar Gaviria e, identificado por la Agencia Central de Inteligencia, CIA, de
los Estados Unidos como el narcotraficante No. 82 quien, después de dejar en
agosto pasado la presidencia de la República de Colombia, recibió pasaporte e
inmunidad internacional del Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon, para irse
a New York a integrar una Comisión Internacional de Investigación de los
Crímenes de Lesa Humanidad cometidos, precisamente por sus amigos sionista
contra los participantes en el barco “Marmara”, de la Flotilla de la Libertad,
que intentó llevar ayuda humanitaria al territorio palestino de Gaza, cercado
desde el año 2006 por el ente sionista israelí, con la connivencia de sus
aliados egipcios y, en cuya operación, fueron masacrados por los “bíblicos”
soldados sionistas, nueve (9) pacifistas turcos desarmados.

El prontuario repelido por la coraza de “Teflon” que protege a Uribe Velez, es
más resistente que un “canarín mondonguero” venezolano por cuanto, creó las
cooperativas CONVIVIR en su Antioquia y las transformó en grupo paramilitares
al servicio de su estrategia militar de “guerra sucia exterminadora de
sindicalistas, luchadores sociales y defensores de derechos humanos, sin haber
sido nunca investigado por ello. Más de ochenta (80) de los parlamentarios
uribistas están encausados por asociarse con el paramilitarismo, incluyendo su
primo, el senador Mario Gaviria, y el nunca ha sindicado de participar en esa
operación mafiosa. Le compró el voto a dos (2) parlamentarios para aprobar en la
Cámara de Diputados la ley del referendo del 2006 para poder reelegirse y,
aunque estos parlamentarios están presos por esa causa, a Uribe ni siquiera se
le menciona y, en el segundo intento de reelegirse este año 2010, mediante la
recolección fraudulenta de firmas, ya están procesados sus colaboradores y, la
Procuraduría, la Fiscalía, la DIJIN, la Corte Suprema y el Congreso, no se han
dado cuenta que el fue el “autor intelectual” y principal beneficiario de este
“concierto para delinquir” no es otro que el “teflonado” doctor Uribe. Los
fondos de “Agro Amigo”, que fueron creados para, supuestamente, ayudar a los
campesinos colombianos, terminaron repartidos entre sus amigos financista de la
campaña por la reelección y estos, hoy están siendo investigados, pero la
coraza de “teflón” del doctor Uribe sigue repeliendo toda investigación. Como
si fuera poco, casi dos mil personas fueron muertas por las tropas de sus
Fuerzas Militares mediante los llamados “Falsos Positivos”, promovidos por la
macabra política de recompensas en dinero y otros beneficios decretada por el
señor Uribe y, a pesar de que ya han sido condenados varios militares y
destituidos altos oficiales de comando, Uribe, quien dirigía personalmente la
Guerra desde el Palacio de Nariño y sus “Consejo de Seguridad” realizados en
todo el país, no ha sido tocado por las investigaciones.

Ah, pero lo último es el colmo del impenetrable “Teflón” de doctor Uribe, porque
quien fue la autoridad superior del DAS, que ilegalmente espió a Magistrado
de las Altas Cortes de Justicia, opositores y luchadores sociales, observa desde
su refugio neoyorquino, como condenan a sus Secretario de la Presidencia y a
los jefes y detectives del DAS por las escuchas ilegales , conocidas como
“chuzadas”, y después sale con su repelente coraza de “Teflón”, aceptado su
“…responsabilidad política y jurídica…”, pero dejando claro que el débito penal
es un asunto de sus colaboradores porque él , NUNCA dio una orden para violar la
ley; por lo que, seguramente, la mayoría de sus partidarios de la “Seguridad
Democrática” en la Cámara de Diputados y su Comisión de Acusaciones, lo
absolverán de todo crimen, lo cual no, a lo mejor puede resultar conveniente a
la Justicia, porque eso ayudaría a que pudiera prosperar un juicio ante el
Tribunal Penal Internacional, si es que el gobierno del Premio Nobel de la
Guerra, Barak Obama y el inefable señor Ban Ki Moon, no le dan un “trabajito”
vitalicio como magistrado del Tribunal Internacional de la Haya, dado sus
“extraordinarios” conocimiento de la Ciencia del Derecho, que le hicieron
merecedor de ser admitido como profesor de la prestigiosa Universidad (jesuita)
de Georgetown, Washington USA.

Esta visto que el problema no es el doctor Alvaro Uribe Velez, es decir, el
doctor Varito, primo de Pablo Escobar Gaviria o, para decirlo más claro, el
narcotraficante colombiano No. 82, reseñado en los archivos de sus amigos de
la CIA, sino de una Justicia tipo Shakira (“sorda, ciega y muda”, como dice la
canción de la famosa barranquillera), que es capaz de condenar a la “Senadora
del Pueblo”, doctora Piedad Córdova, por haber ido, con el conocimiento
personal de Uribe, a entrevistarse en las montañas con comandante de las FARC,
Raúl Reyes, muerto en el ataque a Sucumbío Ecuador en marzo 2009, a pactar un
Acuerdo Humanitario, acusándola de “colaboradora del terrorismo”, pero no se ha
atrevido a procesar, por tan siquiera uno de los miles de crímenes cometidos
por esta tartufo maloliente y desquiciado de la mala política colombiana, que
apesta a mortecina, hasta su solo recuerdo!.

yoelpmarcano@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1357 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a109777.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO