Irán mordió el anzuelo, o no quiere evitar la guerra con Israel

Aparentemente Israel aparece cercado por las críticas internacionales e internas días después de haber atacado en aguas internacionales al barco turco Mavi Marmara y frenar al barco irlandés Rachel Corrie, las dos embarcaciones con ayuda humanitaria para los pobladores de Gaza, luego asesinan a 4 palestinos y los acusan de terroristas. Hechos cometidos en seguidilla para provocar la reacción iraní.

En junio de 1967 Israel acuso a los árabes de querer echarlos al mar, esa fue la excusa para apropiarse de enormes extensiones de terrenos en Siria y en Egipto, en la guerra de los 6 días en la cual Benjamín Netanyahu participo como capitán del ejército. Expropiación ratificada en la guerra de 1973, el tiempo transcurrió y hoy Israel, es una potencia militar-nuclear con la ayuda incondicional de Estados Unidos y Francia, invadiendo y abusando de los pueblos palestinos y libaneses.

Israel, EEUU, en complicidad con la ONU proyectan un conflicto en el Medio Oriente, aprovechando la reacción árabe para que Irán muerda el anzuelo, o no rehúya la guerra. La Organización de la Conferencia Islámica (OCI) reacciono convocando una reunión de emergencia para tratar la agresión israelí, en Beirut, libaneses y palestinos marcharon juntos pidiendo la salida de la embajadora de EEUU en Líbano, el propio primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan, considero viajar en otro barco a Gaza llevando ayuda humanitaria acompañado de un buque de guerra, información posteriormente descartada por el gobierno.

Mientras tanto, la agencia de noticias iraní IRNA informo que, “el fin de semana barcos iraníes partirán hacia Gaza”, el director de la media luna iraní Abdolrauf Adiazbzadeh, ira con ellos si el Ayatolla lo autoriza. La agencia Fars anuncio que hay 20000 voluntarios para el viaje. Los guardianes de la revolución están listos para escoltar el convoy, esperan el pronunciamiento del Ayatolla Ali Jomenei, si, este ordena que los guardianes de la revolución quiebren el bloqueo israelí en Gaza, estalla el conflicto que Israel y EEUU proyectan.

El representante del Ayatolla en el cuerpo elite Pasdaran Ali Shirazi dijo a la agencia Mehr que:”las fuerzas navales están listas para proteger a los barcos con pertrechos humanitarios que se dirijan a Gaza. Es el deber de Irán, proteger a la población inocente de Gaza”. Por su parte el canciller iraní Manucherhr Mottaki dijo:”de ser necesario se adoptaran medidas severas contra Israel”.

La TV israelí trasmitió esos comunicados. “Si vienen por aquí con barcos de guerra no cabe duda que eso equivale a una declaración de guerra manifestó Uzi Dayan mayor general de la reserva israelí y ex presidente del Consejo de Seguridad.

Mientras tanto el vicepresidente Joe Biden se reunió con el presidente egipcio Hosni Mubarak, Biden, busca que Egipto no intervenga en el posible conflicto entre Israel e Irán, enemigos a muerte. Egipto respondió negando la entrada de un convoy por el paso de Rafa, punto fronterizo que escapa al control israelí, pero que, el gobierno de Mubarak lo mantiene cerrado.

El año pasado Israel aseguro tener listo el plan para bombardear la central nuclear de Irán, por su parte el ejército iraní probo con éxito misiles de largo y corto alcance, amenazando con ellos al gobierno de Netanyahu.

Ban Ki-moon, secretario general de Naciones Unidas, payaso de Washington, propuso la creación de una comisión de investigación internacional que aclare el asalto israelí a la flotilla humanitaria. La ONU se la pasa creando comisiones que nunca llegan a nada ante las continuas agresiones de Israel a los palestinos.

Israel, EEUU y la ONU, rechazan una investigación verdaderamente internacional dirigida por el ex primer ministro neozelandes Geoffrey Palmer, integrada por turcos, israelíes y estadounidenses. Michael Oren, embajador de Israel en la ONU informo al programa Fox News Sunday que, “conversan con Obama para desarrollar su propia investigación”.

Este día, 9 de junio la ONU da a conocer una serie de medidas para sancionar a Irán, congelando bienes en el extranjero y tomando medidas económico-políticas por su proyecto nuclear, en complicidad con el Consejo de Seguridad Permanente, Consejo, intimidados permanentemente por el veto estadounidense. Otra sanción que podría desencadenar una respuesta petrolera por parte de Teherán, y un conflicto regional.

Este Consejo de Seguridad, único organismo legitimo, pero títere, ya no puede otorgar seguridad global o garantizar los derechos humanos. No hay justificaciones validas ni políticas ni en derecho internacional para esta permanente conducta del estado de Israel, como tampoco la hay para que la ONU y su Consejo de Seguridad no sancionen a Israel, por las frecuentes atrocidades que rayan en la locura.

Obama no parece darse cuenta que, la política estadounidense con Israel ya toco fondo, 30 años después de apoyo militar-económico continuo desde que Ronald Regan, autorizo la creación de la fuerza de intervención rápida para el Medio Oriente, una división aerotransportada en menos de 48 horas, hoy esa fuerza ya no es necesaria, pues, EEUU dispones de aproximadamente 14 bases militares en Qatar, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, nación que adquirió armamento por 46000 millones de dólares en el 2009, en este contexto, Israel es parte fundamental, militarmente hablando, en una guerra con Irán.

Benjamín Netanyahu, una vez dejo la milicia estudio en Harvard y en el Instituto Tecnológico Massachusetts, trabajo en la embajada de Israel en Washington y fue embajador ante la ONU, obtuvo la ciudadanía estadounidense, esta experiencia en EEUU, le proporciono un profundo conocimiento de la política norteamericana, se enrolo con los poderosos grupos económicos judíos que ayudaron a que un negro por primera vez ocupe la casa blanca.

Hoy, Netanyahu negocia con Obama, la guerra contra Irán, Obama, por su parte recibe fuertes presiones para que la comunidad internacional no sancione Israel, se siente amordazado de liderar una sanción contra el gobierno de Netanyahu, por los mismos grupos económicos que lo llevaron a la presidencia en EEUU, e influye sobre la ONU para evitar cualquier sanción a Israel.

Una guerra contra Irán, es el fin del proyecto organizado por la CIA y el Mosad, a EEUU e Israel no les interesa que Ahmadinejad llegue a tener armamento nuclear como lo hizo Corea del Norte. Las retaliaciones petroleras que Teherán pueda asumir son solucionables con petróleo de otras naciones, además, con las sanciones a Irán, Venezuela está en peligro para este mismo año, ya Santos es prácticamente el presidente de los colombianos y Serra lo será en Brasil, un magnicidio contra el presidente Chávez, es lo que estudian los estadounidenses si, las sanciones contra Venezuela por ser socio comercial y “terrorista” de los iraníes no producen el efecto deseado.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4541 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: