El consejo de inseguridad

Nada es más contrario a la seguridad de los pueblos que el llamado Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, porque en sus decisiones no condenan las agresiones de las fuerzas imperialistas contra los pueblos, ni sanciona a los Estados que violan la ley internacional ni mucho menos protege a los pueblos y naciones de sus opresores, porque su propósito fundamental es el de garantizar los intereses geopolíticos de sus miembros permanentes – USA, Rusia, China, Francia y el Reino Unido - mientras que sacrifican a los pueblos que luchan por defender sus derechos a la Autodeterminación, Soberanía Independencia.

Ese Consejo de Seguridad partió a Palestina en 1948, favoreciendo que los sionistas declararan unilateralmente un Estado, expulsaran a la mayoría de su población árabe y lo poblaran de ciudadanos de religión judía procedentes de muchos países del planeta y, no contento con ello, han permitido la permanencia de la ocupación colonial sionista sobre el territorio de Cisjordania, Jerusalem, las alturas del Golán sirio y una franja del sur libanes.

Bajo su mandaro, los imperialistas norteamericanos y sus aliados se lanzaron, en 1950, a la aventura militarista contra el pueblo coreano, con el fin de evitar la reunificación de la península coreana y amenazar las fronteras de la República Popular China, manteniendo vigente hasta hoy la resolución que permite que tropas y armas de los Estados Unidos sigan en Korea del Sur, 57 años después del armisticio.

Ese mismo organismo “garante de la Paz y la seguridad internacionales”, nunca condenó y menos impidió, las guerras imperialista, primero de Francia y después, de Estados Unidos, contra Vietnam, Cambodia y Laos, ni le impuso sanciones o restricciones a sus gobernantes y militares, ni mucho menos, compensaciones por el millón de muerte causadas y la destrucción material producida.

A pesar de los crímenes cometidos por la pandilla de racistas del apartheit de Africa del Sur, este organismo de la ONU, solo le impuso sanciones inefectivas que no impidieron la represión criminal contra los pueblos surafricanos, ni tampoco le aplicaron sanciones al colonialismo inglés, belga, portugués y español, que saquearon las riquezas, explotaron y reprimieron las luchas de los pueblos de ese continente, así como tampoco impidieron el genocidio de Ruanda ni las guerras intestinas afrticanas promovidas por las empresas transnacionales.

Esta elitesco club de Estados, son responsables de la guerra imperialista dirigida a desmembrar a Yugoslavia y crear una entidad mafiosa de Kosovo en el territorio de la República de Serbia, en la legitimación de las guerras imperialista contra los pueblos de Irak y Afganistán, las agresiones contra la República de Irán y las amenazas contra Sudan y, la ocupación neocolonial de la República de Haití

No puede sorprender entonces que este “Consejo de Seguridad” no le haya impuesto sanciones al ente sionista israelí por su criminal ataque, en aguas internacionales, contra la flotilla humanitaria “Free Gaza” y que, una semana después, hubiese despreciado el acuerdo Brasil-Turquía-Irán, sobre el uranio enriquecido iraní, imponiendo sanciones a Irán, por su programa de energía atómica para uso científico, mientras se mantienen silenciosos ante el amenazante arsenal nuclear de los enloquecidas fascistas de Israel.

No esta lejano, sin embargo, que la inseguridad impuesta a los pueblos del mundo, se vaya transformando en la inseguridad del Capital y sus Estados y con ello, vaya desapareciendo ese instrumento de la dominación, fabricado por los vencedores de la Segunda Guerra Mundial del siglo XX, que pretenden seguir utilizando contra los pueblos en el siglo XXI.

yoelpmarcano@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1223 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a102257.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO