Mil veces besados en el Monte de Los Olivos

Tan confusa como la historia bíblica sobre el monte de los olivos, en esa misma magnitud, es la confusión mía, cuando tengo que escuchar y leer a personas que se dicen REVOLUCIONARIOS; tratando de justificar, sin ningún tipo de soporte valedero, las traiciones que por más de veinte años, le han venido haciendo a nuestro comandante en jefe HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS, durante todos este tiempo tratando de alcanzar su objetivo, de ver a nuestra ¡PATRIA! Linda, bella y hermosa y completamente emancipada de cualquier vestigio de dominación imperial o cualquier tipo de coloniaje.

Ponerme a contar cuentos que ya todos conocen sobre la mil y una traición que le han hecho a mi comandante HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS, sería como venir a contar chisme de viejos e historias inventadas, es decir, cosas que ya se conocen e historias que nadie me creerán, es por ello, que, aunque no me lo crean, seré brevísimo, para decir en pocas letras las palabras que tengo que decir. Y que muchos, no han llegado a comprender, en estos últimos 11 años de gobierno revolucionario CHAVISTA.

Yo no puedo, ni debo expresarme, sin permiso, en el nombre de más de 8 millones de personas, que, a lo largo de estos ocho (8) últimos años han venido manifestando su apoyo a HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS (y como habrán notado, no he utilizado, ni pienso utilizar la expresión incondicional, porque, este apoyo aunque lo veamos espontaneo tienes unos factores condicionantes, que no se manifiesten como tal es una vaina, pero de que existe y lo hay, se los garantizo, porque, porque el apoyo brindado por el pueblo a HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS, lleva consigo el factor condicionante BIENESTAR “Y la mayor suma de felicidad posible”) pero, como les seguía diciendo, no me puedo expresar por ese pocado de gente, pero, con el conocimiento adquirido durante todos estos periodos estacionales de emociones genéticos climáticos revolucionarios y del sentir de nuestro pueblo, si les puedo decir que:

Se puede llenar el mundo y todos los planetas de plantas de Olivo, y crear todos los Montes de Olivos que quieran, pero les puedo asegurar que, el pueblo noble, humilde y sincero de VENEZUELA, no se convertirá en “El JUDAS” Iscariote, que traicionara al ser que le mantiene viva la esperanza de una vida mejor.

En pocas y muy sentidas palabras, CHAVEZ es CHAVEZ hasta que el PUEBLO arrecho de VENEZUELA finalmente conserve sus derechos que por más de 500 años les habían sido conculcados por los que hoy, nuevamente con un beso traicionero pretenden entregarlo a los oligarcas de nuestros tiempos que son los fariseos del pasado.

Ser CHAVISTA es un compromiso de vida

CHAVEZ, es el camino

CHAVEZ, es la razón

Sin CHAVEZ no habrá ¡Patria! Ni Revolución

cabacote@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1785 veces.



Jesus Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: