Un Grano de Maíz

Nubes de Desacato

El cielo está nublado de desacato, anuncia tempestad, oligarcas temblad. Nos permitimos parafrasear el Himno de la Federación para dar idea de los días que corren. Veamos.

Los oligarcas tienen como objetivo yugular a la Revolución Bolivariana, y la agreden en varios frentes y con diversas armas, todas se complementan, ninguna se excluye.

Las bases militares en Colombia, además de ser amenaza de invasión, tienen el papel de envalentonar los susurros internos. La imagen de dictador, de narco, la asociación con la guerrilla colombiana, la fama de suministrador de armas a la insurgencia americana, todo esto es preparación para acciones cruentas.
La ruptura de la legalidad está en los planes de la oligarquía, hacia allá se dirigen sus acciones, esa ruptura no depende de la voluntad de los revolucionarios, al contrario, es designio del imperio. La Revolución debe construir una respuesta a ella.

La oligarquía tiene varías vías para intentar derrotar al gobierno. Una, el golpe cruento como en Chile, como en Honduras. Otra, crear un ambiente de ingobernabilidad que presione a alianzas con sectores de derecha, y de esa manera diluyen la razón revolucionaria. Otra, aplicar la técnica insurreccional tal como lo hicieron en abril, esta es la que desarrollan con más fuerza. Dirigida por los tanques pensantes gringos, exitosos en abril, construyen la insurrección con pasos precisos. Analicemos.

Primero, organizaron la “unidad” tal como en abril, recordemos las jornadas cuando Ugalde le levantaba la mano a Carmona y a Ortega, utilizan hasta los mismos actores.

Luego, empezó la búsqueda de una excusa que les permitiera movilizar su base. Intentaron con la propiedad, el cedice es el abanderado, con esto fracasaron. Lo intentan con la recuperación de las frecuencias de radio que estaban secuestradas por unos pocos oligarcas, no pudieron llevar gente a la calle.

Ahora lo intentan con la Ley Orgánica de Educación, la excusa es buena, aunque la movilización es magra, es suficiente para construir una propuesta mediática, y esperan aumentarla cuando comiencen las clases.
Al concretar la protesta de calle, aunque magra, se les cae la careta, desaparece el demócrata y aparece el golpista fascista: pasaron a la siguiente fase, la del desacato.

El desacato a las leyes es la etapa preinsurreccional, recordemos como aquel presidente de la asociación de ganaderos rompió la ley de tierras. Este desacato es signo civil de la estrategia insurreccional.
La dinámica oligarca está clara: acumular gente en la calle para abrir camino a la participación de una facción militar.
La Revolución debe defenderse de esta nueva arremetida, el guión oligarca es conocido: acumular fuerza en la legalidad para luego promover una ruptura de esa misma legalidad.

Este es el gran dilema de la Revolución Pacífica: encontrar formas de defenderse. Debemos movilizar, acerar nuestras fuerzas de manera que los oligarcas sientan que si se atreven profundizaremos el Socialismo hasta los límites, fundaremos una nueva legalidad y una nueva economía que impida nuevos ataques oligarcas.
¡La revolución tiene el derecho y el deber de defenderse!

¡Chávez es Socialismo!


http://ungranodemaiz.blogspot.com/


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1639 veces.



Antonio Aponte

http://ungranodemaiz.blogspot.com/

 @ungranodemaiz

Visite el perfil de Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: