Períodos de cambio turbulentos en Venezuela

El punto de vista que hemos venido sustentando con la revolución en los últimos años es que, el socialismo es una ciencia política en la medida que permite que la sociedad en su conjunto produzca un desarrollo integral y no tan solo uno de sus aspectos, el económico, convertido en el centro nervioso del proceso revolucionario, ve confirmado cuando se consideran  su historia y desarrollo. 

Con razón, desde cierto punto de vista el socialismo no es nada nuevo. Desde tiempo inmemorial el hombre y la sociedad, la lucha de clases ha  sido tema en todo el mundo.  La república de Platón  es un análisis de la comunidad ciudadana en todos sus aspectos.  Lo nuevo en el socialismo es el tratamiento objetivo y científico de las diferentes culturas en la sociedad por su inclusión y la concepción que comenzó a configurarse en la mentalidad humana del problema social en el sentido más lato.  Así, los hombres comenzaron a interesarse vivamente por la transitoriedad  de y con las cosas y en todo lo relativo al hombre de la tierra y no ya del cielo. 

Se discute apasionadamente la reforma electoral en la nada unión de los partidos políticos de izquierda, las etapas de la evolución revolucionaria que no supera la participación electoral, la pobreza y riqueza de las naciones y el crecimiento de los pueblos.  Solo en esta última década ha habido un reconocimiento consciente del desarrollo social y de la posibilidad de los pueblos de encausarlo y dirigirlo.  Es indiscutible el paulatino desarrollo material y económico de la clase pobre de la sociedad en Venezuela pero me reservo con respecto al progreso moral del funcionario y la sociedad, importante elemento para el triunfo de la actitud socialista y el positivismo de la revolución en sugerir e imponer al pueblo solo las tareas que puede cumplir.   

Pero fueron necesarias muchas corrientes distintas del pensamiento y muchos cambios profundos en el proceso revolucionario, en la estructura de la sociedad pobre para que  llegara ha hacerse consciente el reconocimiento de un partido unificado y permitir  la evolución social ya como un hecho cierto  y para que surgiera una nueva actitud política frente a la sociedad que debe culminar con el autentico socialismo del siglo XXI, es verdad,  la contribución en mayor o en menor grado de los partidos políticos y sus dirigentes.   Pero también es cierto que la época actual de transitoriedad cultural requiere la consolidación interna del proceso para hacerle frente al capitalismo y evolucionar al socialismo.  El comunismo de Moscú y Pekín, por sí solo no pudo detener el capitalismo y permitió la globalización neoliberal por citar dos casos.   

Tantos partidos políticos, muchos de ellos creados para una sola elección como en el caso de la oposición, evitan hallar un significado en el flujo de los acontecimientos socialistas y de establecer los principios rectores del gobierno nacional en la transformación social. Es indudable que al gobierno le hace falta una oposición competitiva y eficiente así como un liderazgo opositor capaz de enfrentar al ya monótono liderazgo de Chávez.  

Recalcando la interrelación entre los sucesos y tendencias practicadas por estos partidos políticos, medios de comunicación, oligarquía, con la sociedad, las consecuencias sociales y culturales son negativas para el proceso socialista. No sólo de Venezuela sino de la región. La polarización, la falta de unión en la sociedad por estar prácticamente igualados en porcentaje originan periodos de cambios turbulentos, siempre pretendiendo tomar decisiones en la industria, en el gobierno en las políticas regionales y locales y en otros sectores de la sociedad.  Hoy la fiebre del poder ha disminuido después de las elecciones de gobernadores y alcaldes no así el elitismo, no les permite ni siquiera pensar perder ese espacio.  Los problemas existentes en los estados y ciudades donde gobiernan están directamente relacionados con esas inadecuadas formas de hacer política socialista.  El fermento intelectual de los miembros del partido socialista unido de Venezuela no ha permitido el desarrollo de nuevos principios y valores morales con respecto a establecer la ética en la actividad cotidiana. Se sirvieron de datos sociales y estadísticas así como también de resultados del medio físico que estaban al alcance de la mano para continuar manipulando al pueblo. 

En realidad el moderno socialismo bolivariano hace muchas proyecciones limitadas y relativamente a corto plazo con un buen grado de seguridad, a parte de los métodos corrientes del socialismo tradicional se aplican nuevos métodos de beneficio social económico, potencialmente poderosos para consolidar la revolución. La falta de convencimiento en el socialismo de los miembros de las estructuras públicas nunca permitirá la integración de las sociedades. En nueve años solo han hecho intentos primitivos de hacer política, no permiten la búsqueda de una innovación sobre otra que permita  un análisis anticipado de sucesos sociales. En resumen los partidos políticos y estos funcionarios, su politiquería frenan el impulso realmente extraordinario de un socialismo científico, novedoso, innovador y moderno, que tendrá por sí solo, poderosa influencia en el futuro. 

Sería tonto no utilizar la ciencia y la tecnología en prever y mejorar los eternos problemas de la sociedad. Lo peligroso no es que se exagere la capacidad de paciencia del pueblo, sino que dejemos de utilizarla.  En política, ya los partidos de oposición como el PSUV demostraron que sus acciones son primitivas en la manera de hacer actividad pública y aunque nuestros intentos de hacer política científicamente terminen en el más completo error, el solo esfuerzo nos ayudará a identificar variables realizables, claves para el cambio, y permitirá aclarar polaridades, nos obligará a una más cuidadosa valoración de las alternativas políticas. En todo caso, el sondeo científico produce rendimiento político en el presente. 

Sin embargo esto no es más que una parte de lo que debemos hacer para ampliar el horizonte del socialismo bolivariano  e infundir a toda la sociedad un mayor sentido de unión. Hay que trabajar muchísimo en la disciplina revolucionaria para superar las culturas de la impuntualidad, el conformismo y especialmente la cultura del dinero. Antes de racionalmente decidir que alternativas escoger en las reformas o enmiendas que permitan una segura transición;  que estilos culturales hay que incorporar y cuales hay que recuperar.  Hay que asegurarse cuales de ellos son posibles para el socialismo bolivariano. 

Estas corrientes intelectuales no deben considerarse con prescindencia de los cambios sociales reales que tendrán lugar paralelamente y que terminaran por conceder al pueblo un mayor poder.  En la cúspide del proceso se levanta la revolución socialista que constituye indudablemente una serie de acontecimientos, los más importantes en la historia del hombre por los cambios que persigue con su participación. La sociedad feudal tradicional y sus relaciones por debajo de la mesa con los partidos políticos y los gobiernos regionales y municipales  han originado periodos de cambios turbulentos, dirigidos hacia las condiciones sociales y las miserias de las masas. 

Políticamente este proceso, halló expresión en dos grandes movimientos, la participación y la integración, arietes revolucionarios de la libertad, la igualdad, la fraternidad y los derechos del hombre por consolidar. 

En esta atmósfera es donde nace desde el punto de vista teórico la necesidad de unificar las corrientes ideológicas de izquierda para ensamblar mejor a la sociedad; necesidad esta que se ha tornado imperiosa debido a la creciente interacción y complejidad de los elementos de la vida social.  Desde el punto de vista practico, surgió como critica de todos los programas parciales para la regeneración social por la demagogia practicada  para curar todos los males sociales. 

Siempre estos políticos están acostumbrados a curar no ha evitar la enfermedad. El socialismo requiere de las ciencias políticas para un socialismo científico.

rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4545 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: