La tecnología en la práctica capitalista

Desde los orígenes del capitalismo, las maquinas y los combustibles llevados a las colonias eran reales. Pero las ganancias resultaron ser solo promesas de menor valor que el papel en que estaban impresas.

Inmediatamente después de la segunda gran guerra EEUU puso mucho énfasis en los aumentos de eficiencia basada en la tecnología inventada aprovechando el carbón, el petróleo, los saltos de agua y la energía nuclear, su monopolio hasta 1948. Estos desarrollos constituyen la medula del capitalismo en la práctica. La formación de las sociedades industrializadas constituyo un complejo proceso con la penetración del progreso tecnológico en los sistemas de producción y el modo en que las estructuras sociales y los cuadros políticos reaccionaron y acondicionaron esa penetración.

Este punto es la medula del capitalismo en la práctica. El desempleo. De esa forma el conocimiento de los mecanismos económicos avanzo considerablemente como consecuencia de la rápida propagación de nuevas formas de producción a partir de un numero limitado de centros de producción con innovaciones tecnológicas, en un proceso que tendió a la creación de monopolios a nivel mundial. Se optimizo el recurso económico y las pudientes clases sociales, sacrificando a la mayoría de la masa en sus necesidades más elementales: trabajo, con ella vivienda, salud y educación.

La formación de las sociedades industrializadas, que muy generalizado se extiende hasta fines del tercer cuarto de siglo pasado, ligadas principalmente a la transformación estructural de bienes y servicios. Transformación de nuevas formas de producción mediante la creciente aplicación de innovaciones tecnológicas, provoca desplazamientos y desorganización en las sociedades subdesarrolladas. Las consecuencias se sienten en múltiples planos: concentración de la productividad, del poder político y de riqueza en manos de una pequeña minoría no ligada a la propiedad de la tierra, lo que origina una rápida urbanización y feudalismo engendrando más corrupción en los poderes políticos públicos.

Las ventajas obtenidas mejorando la tecnología en su aplicación dada, particularmente su especialización son impresionantemente inhumanas. La especialización tecnológica mejoro el rendimiento productivo de la fábrica o industria optimizando el recurso humano casi sustituyéndolo por equipos utilizados en forma creciente. El empresario obtuvo un significativo ahorro en mano de obra, este fruto se revertía exclusivamente en la clase capitalista, cuya virtud de ahorro es alardeada por los economistas haciendo de la economía una ciencia triste. La reinversión de utilidades se traducía en nuevas industrias, utilizando el pretexto de crear nuevas fuentes de empleo, lo cual no era cierto ya que se calculaba ese rubro como ahorro con la nueva tecnología incorporada.

El desempleo se agrando y aumento la pobreza. El incremento y mejoramiento de la tecnología es en gran medida el resultado del esfuerzo tendiente a reforzar el capitalismo con la introducción de nuevos sistemas destinados a ese efecto. Una vez demostradas las potencialidades de esa tecnología, sus técnicas son adaptadas deliberadamente para servir a otros fines de los que se había pensado originalmente. Los efectos de esas técnicas dieron resultado con el petróleo por citar uno de los muchos casos. La tecnología, su utilización jamás considero el aumento poblacional. Irónicamente y simultáneamente las mejoras en la salud gracias a la ciencia permitió la longevidad. El promedio de vida actualmente es de 70 años aumentando considerablemente la población mundial por lo tanto el consumo de alimentos, de petróleo-gas, se incrementaron los servicios básicos desbordados en todas las ciudades del mundo. Los campos se mecanizaron y aumento el feudalismo monopolizando sus productos con el visto bueno de las autoridades de turno.

La utilización de la modernidad subestimo el crecimiento de la pobreza y esta ya amenaza los sistemas de vida existentes por el agotamiento de los recursos injustamente utilizados por una minoría causante del desequilibrio existente. Abrió el camino a resultados deliberados sacando de los países lo más rápido posible su materia prima para aprovechar la ignorancia de los acuerdos firmados. Las consecuencias fueron las previstas por los capitalistas introduciendo nuevas tecnologías para fortalecer su poderío y posición.

Mas recientemente los dispositivos electrónicos condujeron a la creación de maquinas con pensamiento propio, reduciendo mas aun el recurso humano utilizado incluso en el mantenimiento. Pero esas nuevas tecnologías están adaptadas a las costumbres, aspectos físicos, educación, para un mejor adiestramiento de los seres humanos. Así el factor importante de esta tecnología reviste un efecto social y moral de afectación cultural global.

En efecto la inercia cultural capitalista producida en la sociedad esta compuesta para que las costumbres antiguas continúe con facilidad, de allí el hecho de que cuando se llega a una situación de cambio político. Los niños son educados “automáticamente” por sus padres y vecinos para que hagan lo que el sistema que se requiere reemplazar espera de ellos. La burocracia educativa es inducida a complementar esa enseñanza y de oponerse a todo cambio en el sistema.

En esas circunstancias los medios y los fines empleados son utilizados por las oligarquías para oponerse a cualquier transformación, puesto que no solo se enseña a los jóvenes a alcanzar los mismos objetivos “aprobados por el capitalismo” sino también a buscarlos por medios socialmente estructurados. Entonces los medios se transforman en fines por si mismos. Transforman todos los valores políticos, morales, religiosos, sociales, económicos, técnicos o cualquier otro. Por otra parte en todos los lugares donde el capital ingresa esta recubierto por la religión y la ley de cada jefe de familia, dirigentes políticos y religiosos, encargados de distribuir esos presupuestos y moral para privatizar la educación, salud o entretenimientos para la guerra.

Las naciones Latinoamericanas forman parte de un mercado mundial capitalista, por lo tanto no solo es cuestión de querer implantar una soberanía basada en la autonomía económica cuando tenemos el grueso de nuestras exportaciones destinado al mercado norteamericano. Por lo tanto la crisis de la economía mundial de la devaluación del dólar nos afecta muy directamente, posteriormente con efectos violentos, por diversas razones: por tener un mercado interno poco desarrollado nos hace dependientes de los productos manufacturados, lo que nos obliga a una economía de puerto. La carencia de una industria bien integrada por carecer de tecnología de punta no permite un dinamismo autónomo de crecimiento, mano de obra poco calificada, mercado interno poco desarrollado, son entre otras las mas importantes limitaciones para continuar por ahora con la dependencia, por no disponer de mecanismos de compensación. Dependemos del mercado estadounidense.

Por lo tanto las contradicciones en el interior de nuestros países se acentúan. Las relaciones mutuas y la interdependencia entre las distintas economías nacionales asumen la forma de relaciones de explotación y dominación que a su vez reflejan relaciones similares al interior de las naciones. Esta la importancia de PETROCARIBE, una manera diferente de hacer comercio socialista.

Chávez combate que el crecimiento económico por el alto precio del petróleo estos últimos años no vaya en detrimento de otros países, o que ciertas regiones afecten a otras por la misma causa. Estos cambios exigen una redefinición de las políticas internacionales, en las cuales reina la hegemonía norteamericana. La posibilidad de sostener esta redefinición se opera exactamente en el momento histórico en que la crisis en los EEUU y el mundo se acentúa.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 19757 veces.



Raul Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: