Las falsas e ilegitimas asambleas del PSUV

Ignoro si el título de este artículo puede ser aplicado a escala nacional, pero en el caso de Nueva Esparta las asambleas del PSUV se han convertido en reductos para que los mismos “autoproclamados” con la dedocracia heredada del MVR sean quienes asisten con sus grupo de 10 a lo sumo 12 “aspirantes a militantes”, lo cual revela que nunca han sido líderes y que el único que mueve las masas es el Presidente Chávez.

Bastaría ver el batallón al cual pertenezco donde existen 432 inscritos y en la última “asamblea” sólo asistimos 17 miembros, razón por la cual al ser un “partido en construcción” no hay reglamentos ni estatutos que valgan para “legalizar” estas reuniones, salvo que los mismos hayan sido realizados en los cenáculos correspondientes al mejor estilo de las cúpulas podridas de la IV República. En este sentido, por lo menos en el caso de Nueva Esparta ninguna de estas asambleas ha logrado reunir al menos al 10% de los inscritos en cada batallón, lo que indefectiblemente las ha convertido sólo en “cascarones vacíos” en donde no sólo se puede verificar la ausencia de debate ideológico, sino que incluso los pocos asistentes parecieran más interesados en la elección del “vocero o vocera” que de generar ideas que promuevan política e ideas revolucionarias en esencia.

Además del error que supone, (por lo menos para Nueva Esparta), realizar este tipo de asambleas en plena temporada vacacional, también estas “reuniones” se han caracterizado por no tener un sentido claro de lo que se propone con ellas. Entiendo que deberían debatirse reglamentos internos, así como lo relacionado con el tema de la reforma constitucional, funcionamiento de la Administración Pública , entre otros temas de interés político, económico, social, educativo y cultural que afecten a las comunidades y la población en general. Para colmo la elaboración de las “actas” fueron realizadas por manos “invisibles” y “aprobadas” sin el conocimiento ni consentimiento de los pocos, por no decir muy escasos asistentes, lo que revela que los magos de la política no faltan en el PSUV.

Por supuesto, ante estas debilidades habría que hacer una nueva convocatoria poniendo reglas claras desde el comienzo que sean votadas y aprobadas por los asistentes desde una primera reunión y no impuestas como ha sido este caso. Eliminar la figura y elección del vocero o vocera, y sustituirlos por comisiones horizontales de los asambleístas. Por otra parte, si lo que se pretende es hacer un ensayo de la organización del partido con miras a movilizarlo para el referendo sobre la reforma constitucional, bastará la convocatoria presidencial, porque lo que ha sido esta primera conformación del PSUV dista mucho de ser un espacio democrático participativo y protagónico. Utopía y espejismo. Sólo sectarismo, demagogia y ausencia de sindéresis.

javiervivas_santana@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3588 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Lic. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA) Maestría en Educación mención Enseñanza del Castellano (UDO) Dr. en Educación (UPEL) Profesor de la Misión Sucre (2003 -2012)

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Javier Antonio Vivas Santana

Javier Antonio Vivas Santana

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /ideologia/a40151.htmlCd0NV CAC = Y co = US