Puede haber otra campaña

Se habla de otra campaña como un ajuste de cuentas con la farsa electoral que esta planteada para el mes de Julio. El argumento es relativamente sencillo, mientras un conjunto de candidaturas ruedan sobre el espacio político sin ningún tipo de planteamiento que no sea la descalificación del adversario. Los programas a fin de cuentas son lo mismo, amparados en el situado globalista, monetarista y en consecuencia profundamente neoliberales sean del bando que sean. De allí que sean bandos políticos que tomaran el poder o continuaran en él sobre el principio de la negociación de bandas. A partir de los resultados de las elecciones, viendo el rechazo generalizado hacia el gobierno, ningún polo podrá ser dueño de la totalidad de la superestructura de poder. En definitiva no les quedará otra salida que la negociación. Al mismo tiempo que estamos seguros que esa negociación no será ant e el polo de MCM. Estamos a dos meses para darle fin al cuasi fascismo sobre el cual se ha sostenido el gobierno estado que hoy rige sin escrúpulos el  poder en su conjunto .

La otra campaña se convierte entonces en la campaña necesaria. Como diría su manifiesto es la campaña de los silenciados de los humillados por el gobierno mas mafioso y corrupto que ha tenido la república en todas sus versiones. Por ello la campaña se convierte en movilización, en la lucha frente a la cual ninguno de los candidatos que resultara vencedor a finales de Julio cambiará nada de lo que el actual régimen ha impuesto ligado a los parámetros de la globalización y el imperialismo neoliberal. Tiene razón el manifiesto cuando describe esta otra campaña como una campaña de lucha, no es una competencia electoral es la bravura de un pueblo a quien todos sus derechos constitucionales le han sido arrebatados. Nos recuerda por supuesto la famosa otra campaña que fomentaron los zapatistas en Mexico hace ya casi 20 años. El humillado presenta sus garras y eso lo convierte en una auténtica campaña de lucha, eso es lo que tendremos luego del 28 de Julio. El candidato es la colectividad en lucha, que ya no soporta mas la violación entera que le han hecho no solo a sus derechos sino cualquiera sea el valor de su trabajo, obrero y profesional 

Todos los argumentos dados alrededor de la imposibilidad de rescatar los derechos populares material y cognitivamente: la inflación, las sanciones principalmente terminan siendo una mentira en primer grado, el problema se centra no en la moneda sino en la productividad. Si ella no se rescata la moneda seguirá su decaída y el valor del esfuerzo trabajador jamás volverá a ser justo. Por ello es evidente que los falsos argumentos no son mas que el escondite no solo de la ladronería al tesoro público totalmente desconocido sino la alianza secreta con el globalismo y la piratería de las superiquezas que ya tienen en sus manos no solo gobiernos sino la riqueza del mundo.

Puede haber otra campaña? Entonces si pero ella misma tiene que definirse con mucho mas rigor. Definir su programa definitivo, definir sus liderazgos, definir una estrategia post electoral que le permita surgir ante un eventual quiebre de factores civiles y militares ante los fraudes que están por darse, empezando por el fraude máximo cual es acabar con las elecciones. Entonces no estamos ante solamente ante la necesidad de una campaña de lucha estamos ante la necesidad de una  campaña de definiciones que son fundamentales para el futuro de este país, próximos articulo vamos por ellas.

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 841 veces.



Roland Denis

Luchador popular revolucionario de larga trayectoria en la izquierda venezolana. Graduado en Filosofía en la UCV. Fue viceministro de Planificación y Desarrollo entre 2002 y 2003. En lo 80s militó en el movimiento La Desobediencia y luego en el Proyecto Nuestramerica / Movimiento 13 de Abril. Es autor de los libros Los Fabricantes de la Rebelión (2001) y Las Tres Repúblicas (2012).

 jansamcar@gmail.com

Visite el perfil de Roland Denis para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roland Denis

Roland Denis

Más artículos de este autor