PSUV-Gobierno y el chinito de RECADI sin pilas. La historia real del chinito

Segura estoy, que todos los venezolanos y venezolanas que conocieron el caso del chinito de RECADI se quedaron con la idea que el chinito era una persona de carne y hueso, con un abasto o una quincalla, con un tipo de sangre, hipertenso, chiquito y achinaíto. O sea, una persona con los rasgos de un asiático chinito.

¿Quién lo vio? Casi nadie o nadie. No apareció ese chinito en los grandes medios con su foto. No hubo fotos. La ausencia de foto, no respondió porque se podía confundir con otros chinitos y la policía del momento iba a recoger y meter preso a cuanto chinitos se le cruzara en su camino. Todos se parecen.

Ese chinito de RECADI no era un chinito que era chinito. Ese chinito era un muñeco robot que los copeyanos compraron para burlarse de la justicia y efectivamente se burlaron. O sea, era como un Robín Hood pero Copeyano. Robín Hood robaba y repartía, según cuentan. El chinito de RECADI fue una inversión en el gobierno de Luis Herrera Campins para hacer del sistema de control cambiario del momento (RECADI) una manera de cogerse los dólares. Se cogieron los dólares y luego le sacaron las pilas y varios ministros copeyanos (como cinco) salieron ilesos de esa estafa.

Desapareció el chinito. Nadie supo de él, pero no estaba muerto. Gente del Gobierno-PSUV lo encontraron tirado en un depósito del antiguo ministerio de hacienda o finanzas y le metieron unas pilas. El chinito reencarnó en CADIVI. Hizo la misma cosa, tal y como estaba programado para aprovecharse de los dólares de la renta. Eso fue lo que hizo con RECADI y eso mismo logró hacer con CADIVI porque fue programado para eso cuando el copeyano lo compro. En esta oportunidad, la pilas las compro la Polar y el chinito tenía su tumbaó.

A pesar de que los hijos de Chávez dicen ser sus herederos y seguir su legado, el chinito de RECADI continuó haciendo de la suya con nuevas pilas. Poco importó el Decreto (2003) con rango, valor y fuerza de Ley del Régimen Cambiario y sus Ilícitos, sancionado por Chávez y que colocaba restricciones para la venta las divisas. El Chinito de RECADI siguió en la suyas. El chinito de recado con pilas nuevas repartió dólares a todo trapo y la Polar chupando de este socialismo.

Ya saben, que la sobrinísima ANC para asegurarle larga vida el muñeco o chinito de RECADI, que ha sufrido algunos cambios de apariencia, tumbo este decreto y colocó otro dispositivo legal que permite que el chinito de RECADI tenga mejor vida. Ya no es RECADI ni CADIVI, pero es el chinito.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1754 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Amaranta Rojas

Amaranta Rojas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a273708.htmlCd0NV CAC = Y co = US