Ideas para la discusión

Poesía, política y revolución

 

Escuelas de Formación PopularEleida Orellana de Núñez.

 

Experiencia Municipio Miranda-Estado Falcón.

 

1. No compartimos el concepto del artepurismo. Creemos que el creador, el artista en general, no puede ni debe permanecer aislado de la sociedad y de su tiempo.

 

2. La necesaria contemplación de la realidad exige niveles de reflexión un poco distantes del tumulto y del bullicio típicos de la contienda política cotidiana.

 

3. Deliberada o inconcientemente -¿puede un artista ser inconciente?- el poeta, en su vida y en su obra, se ubica de un lado u otro del discurso del tiempo. Con las dos riberas no puede coincidir. Ello es evidente en la actual confrontación social que ilumina a Venezuela. Citemos dos ejemplos. Ramón Palomares y Rafael Cadenas.

 

4. La poesía, la poética y el poeta, trino indivisible, es, sin embargo, de rasgos muy definidos en cada uno de sus componentes. La POESIA está en la realidad mucho antes de la escritura o del hecho creador. La POETICA intenta develarla, y el POETA, inmerso hasta el hambre o el hartazgo en su tiempo, asume el riesgo ETICO de lanzarla sobre o contra el orden establecido para estremecerlo, conmoverlo y avanzar hacia la utopía en la búsqueda incansable del fuego libertario.

 

5. La política, como espacio de propuestas o negociaciones administrativas de la sociedad, reduce su acción a una temporalidad finita más o menos larga.

 

6. La revolución, en su esencialidad transformadora, es más atemporal, menos finita, aunque la realidad la vaya encajando en nuevos estantes socioculturales que también serán, un día, pasto de termitas.

 

7. Sólo la renovación constante salva a una revolución. En ese sentido, el poeta siempre será un visionario, un vaticinador, como supieron griegos y latinos. Un hombre de vanguardia que no le conviene a gerenticos ignorantes ni a corrupticos exitosos.    

 

8. Por todo lo anterior, consideramos propicia la situación política para contribuir a impulsar procesos transformadores más allá de dudas o reservas que muchos dirigentes y algunas acciones de mando nos han creado.

   

Barquisimeto, 2005 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7389 veces.



Tito Núñez Silva


Visite el perfil de Tito Núñez Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: