El que tenga conciencia que no se debilite (II)

Decía en el artículo anterior www.aporrea.org/../a203176.html, que hace 15 años que Venezuela contradice a los EEUU,  porque en este país pequeño con muchos problemas, con confrontaciones diarias entre dos modelos el capitalismo y el Socialismo, Venezuela se debate por derrocar un modelo ya fracasado en el mundo, un modelo que aún   persiste y lucha por su supervivencia, ese modelo que Estados Unidos defiende cual fiera herida que busca un lugar digno donde morir.

 Al respecto el siempre  visionario Comandante Chávez, en su alocución ante la Asamblea Nacional, en ocasión de presentar su PROPUESTA DE REFORMA CONSTITUCIONAL (15de agosto del 2007) nos advertía que “Si no cambiamos la estructura se detendrá el proceso revolucionario” y citando a Marx, a Gransci, el Comandante  refería que:” muy poco hemos hecho, por no decir nada. Se trata de la estructura, si no cambiamos la estructura, la vieja estructura se volverá sobre nosotros y nos demolerá…esto es necesario entenderlo y llevarlo a la praxis con una fuerza, con una voluntad colectiva y sobre todo, con muchas luces colectivas e individuales”.

El socialismo es  el modelo que aboga  por el desarrollo de una sociedad de equilibrio donde las Fuerzas Productivas estén al servicio de  la sociedad, y no que las fuerzas productivas estén al servicio de la acumulación de dinero en pocas manos, con la consecuente dominación de un grupo sobre las grandes mayorías del mundo, es decir que un socialismo entendido como ideología liberadora, como modelo económico, debe tener como centro al hombre, y no al capital, ese modelo socialista que plantea la lucha de clases, en Venezuela lleva al menos 15 años en que se implanta un gobierno diametralmente opuesto al que hasta entonces habíamos conocido.

 Es con la llegada del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías que la estructura del Estado, con los cambios planteados en su estructura legal, se construye una plataforma condensada en nuestra Constitución que le da soporte a los cambios que hoy son motivo de  una lucha desenfrenada por parte de la oposición extrema que nunca podrá aceptar que venezolanos somos todos, los de arriba y los de abajo, en otras palabras venezolanos son los pobres, venezolanos son los ricos, venezolanos somos los 30 millones que habitamos esta maravillosa tierra.

Todos tenemos a partir de la nueva y moderna Constitución los mismos deberes, los mismos derechos y las mismas oportunidades, somos pues, “una sociedad democrática, participativa, y protagónica, multiétnica, y  pluricultural,  en un Estado de justicia…que consolide los valores de la libertad, la independencia, la paz, la solidaridad, el bien común….” (Preámbulo de la Constitución) Lo cual significa que todos los venezolanos estamos arropados con la misma cobija, cuyos colores son la igualdad, la justicia, la paz, la libertad y el bienestar común, ¡a eso si,! los cambios, que alguien quiera darle a la plataforma estructural del Estado tiene que pasar por esta Constitución, cuyo origen está en el PODER CONSTITUYENTE que es el soberano, quien en elecciones libres mediante referéndum aprobatorio le dio en 1999 vida a éste maravilloso Instrumento Legal y no para que nos duela sino más bien para que nos regocijemos; por primera vez en la vida republicana de Venezuela se aprueba una Constitución con el voto del soberano.

Esto significa que en el Poder Constituyente esta la potestad de seguir construyendo el socialismo o al decir de Chávez en aquél discurso ante la Asamblea Nacional el 15 de agosto del 2007. Cito: “El poder constituyente originario, sólo ese poder puede continuar impulsando la Revolución Bolivariana; no nosotros en lo individual (se refiere al gobierno) , ni nosotros desde estos espacios. Nosotros debemos ayudar, oyendo el clamor  del poder constituyente, pulseando con él, abrazándonos con él, alimentándonos con él , vibrando con él. Ayudar, con nuestras potestades que él nos dio a seguir abriendo puertas y derribando barreras que le impiden la realización del sueño supremo de una patria libre, independiente, grande y próspera.”

¡¡Gran lección de  vida la que nos da Hugo Chávez con  estas palabras cargadas de fuerza!! como gran maestro entiende que un gobierno encumbrado  en los salones de palacio está destinado al fracaso, eso fue lo que ocurrió en 1989, el gobierno de Carlos Andrés Pérez  montó la olla del Paquete Neoliberal con asesores internacionales y criollos que nada tenían que ver con el Soberano, su compromiso era entonces con la burguesía y las grandes trasnacionales, echó,  Carlos Andrés Pérez el resto en un intento de sacar de los bolsillos de los venezolanos el precio de políticas erradas  que habían conducido al país a la debacle económica con una nación endeudada al  Fondo Monetario Internacional y una población con niveles de pobreza crítica que se elevaba al 51,5% del total de la población, nada menos y nada  más que la mitad de los venezolanos acudían a los alimentos de los perros para diezmar el hambre en muchos casos ni acceso a la perrarina tenían, “triste se oye la lluvia en los techos de cartón…” diría nuestro recordado Alí Primera, en éste ambiente de descuido extremo de desprecio por las mayorías, de olvido; el SOBERANO decidió bajar de los cerros y enfrentar aquélla estructura estatal carcomida por el tiempo, podrida, también ahogada  en los vicios morales pero ebria de poder, allí en las calles se encontró el gobierno  con un pueblo enardecido que reclamaba su lugar en la patria, la reprimenda propiciada por el gobierno fue genocida miles de venezolanos cayeron en su intento de llevar  comida para sus casas, fueron reprimidos sin piedad “disparen primero y averigüen después”, es verdad que fueron tiempos de conmoción social,   Chávez dijo que no fue un Caracazo sino un venezolanazo por las dimensiones que alcanzó ,en todo el país se sintió la disidencia de los hijos de Bolívar que rompieron las cadenas y gritaron libertad, aquél monstro neoliberal quedó herido de muerte, el Soberano había iniciado otra era histórica y lloró a sus muertos, eso, solo eso, porque el gobierno  desbordado por los acontecimientos  declara la suspensión  de las Garantías Constitucionales y con ello logra montar una aparente calma pero claro está, sobre un castillo de naipes sujeto a cualquier soplo del viento, ya Venezuela había iniciado su liberación que fue empujada tres años ms tarde (1992) con la rebelión militar del 4 de febrero y 27 de noviembre´, cuando el “Por ahora” se convirtió  en un “hasta siempre”. Atrás quedan miles de muertos que no han sido indemnizados, a 26  años del Caracazo, muy a pesar de que el Presidente Chávez cumplió en 2004 con la indemnización de las victimas presentadas por Cofavic ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el 2006 Chávez a través del Ministerio de Interior y Justicia anunciaba establecer mecanismos para indemnizar también a las víctimas que no fueran presentadas ante la Corte Interamericana, ayer 28 de febrero 2015,el presidente Nicolás Maduro firmó recursos para indemnizar a 74 víctimas del Caracazo de modo pues que miles esperan JUSTICIA.

 Ayer (28 de febrero 2015) los venezolanos ratificaron  en la multitudinaria marcha  aglutinada en el balcón del pueblo en Miraflores su firme decisión de acompañar a su presidente Nicolás Maduro en ésta dura lucha por permanecer en revolución con un gobierno que se mantiene junto  al pueblo en una unión cívico- militar  enrumbado a la conquista del socialismo por la vía democrática, ayer el pueblo recordó esos días que enlutaron el corazón de la patria y llenaron de honda tristeza el alma de tantos hogares venezolanos, No volverán, no pasaran, decían los testigos presenciales de aquéllos hechos inconfundibles de un gobierno represor, del que no dicen nada quienes hoy pretenden torcer el destino del país , de quienes se creen los amos del valle, de quienes creen que el pueblo no tiene memoria, pero vaya que si la tiene y también tiene una inmensa conciencia despierta por ello es bueno que los apátridas se vayan olvidando de otro Caracazo, no habrán saqueos, ayer no había con que comprar alimentos, hoy no es falta de dinero, hoy es ocultamiento, especulación, bachaqueo, saboteo, acaparamiento, y guerra económica, el pueblo sabe eso, y hasta ahora está observando en una actitud estoica, el pueblo quiere PAZ, el pueblo está esperando que le permitan trabajar y construír el país que quiere, LOS QUE QUEREMOS PATRIA ESTAMOS CON MADURO.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1294 veces.



María Nieves Ramírez

Licenciada en Educación egresada de la UCV año 1983 jubilada del MPPPEduc. Abogada egresada de la ULA año 2012 actualmente ejerciendo el Derecho en forma eventual.

 abogadanieves@hotmail.com

Visite el perfil de María Nieves Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



María Nieves Ramírez

María Nieves Ramírez

Más artículos de este autor