Morrocoy no sube palo ni cachicamo se afeita

o bastaron cuatro derrotas electorales al sector “normal” y “obsesivo irracional” de la oposición para que entendieran que existía y existe una Constitución que nos rige en cuanto a la toma de poder por la vía de la democracia.
En octubre del año 2012, la oposición fue derrotada en las elecciones en las que fue reelecto el presidente Hugo Chávez Frías. Luego, dos meses mas tarde, vuelven a sufrir otra derrota en las elecciones a gobernadores del 15 de diciembre de ese mismo año. Pensaron que con la muerte física del presidente Chávez ganarían las elecciones reñidas del 14 de abril del 2013, en las que salió electo el presidente Nicolás Maduro, y por ultimo, pa’rematá, pierden las elecciones municipales del 8 de diciembre del 2013. Pensaban que “morrocoy sube palo y cachicamo se afeita” como dicen en Barlovento, cuando la gente se hace ilusión de que la realidad es como uno quiere y no como es.
 
Morrocoy no sube palo

Derrotas tras derrotas por las vías constitucionales, a la oposición irracional, les provocó una psicosis obsesiva compulsiva por el poder. Quisieron por todas las vías extraconstitucionales concretar “La Salida” que se convirtió en “saliva” o sal y agua, utilizando todos los recursos, desde las declaraciones agresivas de Wilie Colon pidiendo que Maduro muriera como Kadaffi, las incongruencias de Cher y de Madona (que ni siquiera saben donde queda Venezuela), las verborreas de “indecisiones” no tan inocentes de Rubén Blades, el arrugue de Oscar D’ León (el cual fue homenajeado en la ONU por el exembajador Jorge Valero, por cierto fuera de clave), más toda las estrellas del firmamento de Hollywood, sumándole a ello el cerco mediático desde las redes sociales, los medios de difusión privados venezolanos y latinoamericanos, CNN y las amenazas verbales de un sector parlamentario del Congreso de los Estados Unidos animados por las acciones violentas de calles con sus secuelas de asesinatos de hombres y mujeres inocentes utilizando francotiradores y poniendo como carne de cañón a los estudiantes de las universidades privadas que perdieron hasta un año de estudio esperando que “cachicamo se afeitara”. Con ese rosario de acciones que no lograron derrotar la esperanza de nuestro pueblo, que supo defender en la calle los beneficios sociales obtenidos durante 15 años de proceso Bolivariano.
¿Para que les sirvió toda era parafernalia ilusoria de que el poder lo podían conseguir con los dirigentes de la clase rica que siempre mantuvieron este país en la miseria. Pendejo que fuera el pueblo venezolano para caer en esa trampa que ni siquiera tenía un programa serio sin sostén como el llamado “capitalismo popular”, del que por cierto ya ni hablan.
Tremenda pifia y sabor de derrota dejaron en la clase media “raspa cupo” y rentista que tenía la esperanza de que entre el 23 de enero y el 1ro de mayo caería el gobierno. El pueblo venezolano, aun con toda la crisis que podamos tener, dijo “No” a ese sector de la oposición irracional.
 
Autocrítica necesaria

Las crisis sociopolíticas se caracterizan por su conmoción que produce en el cuerpo social como resultado del mal funcionamiento de los aparatos del Estado. Autocríticamente, pensamos que el legado de Chávez sería fácil mantenerlo y no fue ni es así de sencillo, siendo “porque como dijo el comandante”… o las malas interpretaciones que se han hecho de sus discursos.
Esfuerzos se han hecho para sostenerlo, pero debemos reconocer nuestros errores para poder avanzar, detectar las fallas humanas que hemos cometido en el proceso, reconocer con sinceridad y humildad que “cachicamo no se afeita”. A aquellos que se nos ha asignado responsabilidad, unas más complejas que otras, debemos someternos a la autocrítica diariamente y revisión permanente sobre qué carajo estamos y cómo lo estamos haciendo, aun con el riesgo de perder nuestra responsabilidad burocrática-administrativa, pero tener la valentía de decir las cosas que no están funcionando bien. “Desmojonearnos” con la carguitas, asumir la capacidad de escuchar y dar respuestas cotidianas, en tiempo real. Esa debe ser una de las características éticas de quienes cumplimos funciones públicas. No castrar las iniciativas del pueblo llano ni tampoco sabotearlas cuando estas son emprendidas con mucho esfuerzo y amor, como ha sucedido recientemente con los afros y el Instituto de la Mujer, el Gran Polo Patriótico, Min. Juventud y otras instituciones de la cual iremos informando.
 
Cachicamo no se afeita

La prepotencia como actitud de los líderes de la oposición no se debe repetir en quienes creemos en la propuesta del Plan de la Patria. Hoy la oposición se está deshilachando. De la MUD ahora se pasa a la MID, que evidentemente es la oposición radical obsesiva-compulsiva, que en la práctica expulsa al “secretario” Aveledo, tal como lo definió magistralmente la analista afrovenezolana Ana Parata en su columna de Las verdades de Miguel.
La actitud y el objetivo central de los descendientes de los blancos criollos como María Corina Machado y Leopoldo López con el racista y xenófobo que expulsó a los haitianos de Venezuela, Antonio Ledezma, crearon la MID (Voluntad Popular, MCM y Ledezma) es marcar distancia radical del “legalismo” de la MUD (PJ, AD, UNT)
Quienes apostamos políticamente a enderezar el proceso bolivariano, estamos en un buen momento en el que las voces excluidas deben ser escuchadas, por muy críticas que sean. El funcionariato perverso debe escuchar a quienes aun marcados por los rezagos de la exclusión creemos y aspiramos que se pase de una Democracia Rentista Participativa a una Democracia Revolucionaria Sustentables que no sufra trabas, alcabalas, prepotencias de aquellos funcionarios que siguen creyendo que “morrocoy sube palo”, “cachicamo se afeita” y que “gallina tiene teta”, como cantan los bandolista de El Guapo.
 
CHU-CHE-RÍAS

** Desde Barlovento el consejo comunal de el Mango de Ocoyta dice “El proyecto de aducción de agua para el Mango todavía nada… respondan… ¡ya!
** La JRV felicita al ministro Clak por iniciar La Ruta Del Tambor, la cual debía haber arrancado en Barlovento, pero para Barlovento que es la tierra ardiente y del Tambor… pero esa no es la ruta. Ministro, aun usted no responde a nuestras propuestas… el índice delictivo ha aumentado… nuestra propuesta es la ruta de la prevención y no basta con tocar tambor Ministro… la realidad en Barlovento es otra. JRAV



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3847 veces.



Jesús Chucho García


Visite el perfil de Jesús Chucho García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: