A Chávez antiimperialista, de un comunista

Mucho es lo que se dice hoy día acerca del movimiento de izquierda en Venezuela, su historia, y lo trascendental que ha sido y es el Comandante Chávez para su auge o decadencia. Desde diversos sectores reformistas, desde la derecha, incluso de compañeros que izquierda, se ha querido establecer un distanciamiento político, ideológico y programático entre lo que representa el fallecido camarada Presidente y quienes levantamos las banderas del marxismo-leninismo como método de lucha de la clase trabajadora para su liberación y posterior toma del poder, en la construcción de la sociedad socialista anhelada.

Los argumentos de dichos intentos por distanciar a Chávez de los comunistas se basan en acontecimientos históricos puntuales, sobre todo en los últimos 25 años de nuestra contemporaneidad. Es cierto que el programa original, plasmado en el libro azul, “El Árbol de las 3 raíces”, no plantea un programa de lucha que transforme las relaciones sociales de producción capitalista por uno en el que las condiciones objetivas y subjetivas permitan un desarrollo de las fuerzas productivas que prepare a la clase trabajadora para la toma del poder, construyendo el socialismo. Pero dicha situación no implica una contradicción antagónica a los planteamientos filosóficos y políticos del marxismo-leninismo.

Incluso, cuando se examina la génesis del Árbol de las 3 raíces, encontramos en Simón Bolívar, Rodríguez y Zamora un profundo contenido revolucionario que permite darle ese carácter bolivariano al socialismo que ha de construirse en nuestra Venezuela.

En primer lugar, Simón Rodríguez, “Robinson”, maestro del Libertador, quien ideó toda una filosofía de la educación que rompía con el molde hegemónico de la colonia, donde blancos, negros, indios, todos por igual, asistían a la escuela, hecho que nunca agradó a la oligarquía de la época (nada diferente a nuestra burguesía actual); por otro lado, tenemos al Libertador, padre de la Patria, Simón Bolívar, aquel que soñó a América Latina unida en uno solo, la Patria Grande, que vio su nacimiento en la llamada Gran Colombia, hasta su muerte y traición por parte de la Oligarquía Conservadora (Santander y su lacayo Páez); para culminar, hablamos de Ezequiel Zamora, quien levantó las banderas, durante la Guerra Federal, de “Tierra y hombres libres”, quien fue pionero en el reconocimiento de los derechos de los campesinos a ser dueños en colectivo de las tierras que ellos mismos labraban, luchando contra los grandes terratenientes explotadores.

Como vemos, los elementos del Árbol de las 3 raíces contienen, aun cuando en el discurso no se planteaba explícitamente, los principios filosóficos del socialismo, muy cercanos al carácter utópico de la época, que luego vio forma científica de la mano de Karl Marx y Friedrich Engels.

De esta forma, nace en 1998 el actual proceso bolivariano de liberación nacional, de carácter progresista, nacionalista y antiimperialista, que viene a elevar las esperanzas de los pueblos del mundo en la construcción de una revolución que, definitivamente, rompa las cadenas que nos oprimen, las del capitalismo. Desde ese momento, los y las comunistas han acompañado dicho proceso, de forma crítica y autocrítica, en las buenas y en las malas, dispuestos a defender las reivindicaciones alcanzadas para la clase obrera y el pueblo trabajador, así como para denunciar aquellas desviaciones que atentan constantemente al proceso, como parte de sus contradicciones naturales.

En el período comprendido entre 2005 y 2006 se declara el carácter socialista del proceso bolivariano, abriendo la compuerta para el debate entre las distintas corrientes y tendencias que pugnan por la hegemonía del mismo. Elementos empresariales de derecha, reformistas de derecha e izquierda, como revolucionarios radicales nos debatimos el futuro del proceso revolucionario.

Hoy el Presidente Chávez se encuentra de cumpleaños, arriba a sus 60 años, más vivo que nunca. Nos encontramos en medio de dificultades y contradicciones (no en fase antagónicas), que plantean la necesidad de unirnos para generar una correlación de fuerzas que nos permita luchar contra la amenaza abierta del fascismo y el reformismo. Conmemoramos el natalicio del Comandante, siempre agradeciendo haber sido esa luz en el túnel que nos dejó la noche neoliberal de los 90, de habernos dado esa voz y voto a los oprimidos de siempre, de afirmar que “el socialismo sigue siendo la esperanza de los pueblos”.

No hay antagonismo algún entre ser de izquierda, en ser comunista, con ser chavista, más allá de clichés ideológicos propagandistas. Los comunistas no estamos en contra del proceso bolivariano, al contrario, lo acompañamos y apoyamos, siempre apuntando a la crítica en aquellos aspectos donde somos más débiles y buscando reforzar esos elementos donde la clase trabajadora se ha visto reivindicada, para que no pierdan los derechos conquistados. El objetivo es el mismo, la liberación de la patria para los trabajadores y, por ende, la liberación de la clase trabajadora, para la que el comunismo es su doctrina original. Como decía Simón Rodríguez, “inventamos o erramos” pero con un objetivo de construcción socialista de la sociedad, transformación real del aparato burgués del Estado, de modo de producción económico, de la forma en que nos relacionamos.

Entendamos, a fin de cuentas, que el capitalismo y su clase son nuestros enemigos, nunca podrán ser aliados bajo ninguna circunstancia. No olvidemos que a Chávez lo odia la misma oligarquía que odió a Bolívar, a Rodríguez y a Zamora. La misma oligarquía que ha quemado libros de marxismo, que nos mató a Livia Guverneur, a Alberto Lovera, a un Fabricio Ojera, Jorge Rodríguez, a Argimiro Gabaldón y a miles y miles de luchadores sociales durante tantos años.

Ahora más que nunca, PATRIA O MUERTE

Hasta la victoria SIEMPRE

Twitter: @Parrillax85

Correo: carlosgrillet@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1303 veces.



Carlos Grillet

Licenciado en Trabajo Social y estudiante de economía (UCV), Guevarista leal a la Revolución Bolivariana, la música y la lectura, más que una pasión, la vida.

 carlosgrillet@gmail.com      @carlosgrillet_

Visite el perfil de Carlos Grillet para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carlos Grillet

Carlos Grillet

Más artículos de este autor