En síntesis

José Vicente Rangel, no solo caminamos sobre vidrios rotos

José Vicente Rangel acaba de escribir otra de sus reflexiones sobre el complejo momento que vive el país. Con el sugestivo título: “caminar sobre vidrios rotos”, el político y comunicador social de izquierda, ofrece con su particular estilo un acucioso análisis de nuestro panorama, que visto como tal se diría que casi hiede a pólvora. Entre otras cosas, invoca esa magia que reposa en la experiencia, y que no es otra que fuente de sabiduría acumulada que nos permite interrogar el destino y darle respuestas a la posteridad. Aunque la real Academia de la Lengua Española reconoce apenas cuatro acepciones sobre la experiencia, también en circunstancias especiales deberíamos aprender en cabeza ajena, ahorrándonos innecesarios dolores de cabeza. Por ello insistimos en que no basta con solo ruborizarse viendo la reguera de vidrios rotos, sino que además se impone vernos en el espejo de la historia para que no se repitan de nuevo los horripilantes errores del pasado. No entender así el reto de nuestros tiempos, equivale a descubrir el mundo demasiado tarde con sus irreparables perdidas. ¿O caso olvidamos que otras veces nos tocó caminar sobre el filo de la navaja?

Y repasando nuestra evolución política, encontramos que nos es la primera vez que nuestra sociedad pisa vidrios rotos, ya que todavía persisten esos viejos vicios de quienes se sobreestimaban erigiéndose en caudillitos, fenómeno político y social surgido en Latinoamérica durante el siglo XIX. Bastaría pasearse por el periodo de los liberales amarrillo, para encontrar como arroz toda una variedad de cesares mesiánicos provinciales, esos gobernantes a caballo que secuestraban regiones; haciendo de los pobladores los piones en sus haciendas en tiempo de paz; y también los reclutas en sus ejércitos particulares cuando aquellos caciques se disputaban la hegemonía regional.

Camarada José Vicente, aunque el almanaque sigue su curso sin que logre producir cambios en la realidad concreta, es que Venezuela continúa patinando sobre múltiples relaciones de producción que hacen compleja la realidad nacional. Es por ello que desde el punto de vista sociológico y antropológico cultural, seguimos atados al subdesarrollo; careciendo de esta forma de una disciplina social que facilite el transito del liderazgo individual a la democracia protagónica y participativa. Por cierto, en el ejercicio de verdadera democracia popular todavía seguimos en pañales, siendo sus precarios resultados tan simbólicos como el saludo a la bandera.

Por ahora, amigo José Vicente tenga mucho cuidado cuando salga a caminar por estas calles, pues siendo cierto ese panorama que pinta en su artículo con el dramatismo de las tragedias griegas, no vaya a ser que por algún descuido sea usted otro de los que pise vidrios rotos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2152 veces.



Freddy Elías Kamel Eljuri

Presidente del Instituto Municipal de Patrimonio Histórico de la Alcaldía Bolivariana del Municipio Miranda del estado Falcón. Vicepresidente de la academia de Historia del Estado Falcón. Escritor. Productor radial.

 kameleljuri@gmail.com

Visite el perfil de Freddy Elías Kamel Eljuri para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: