Váyanse o quédense pero trascendamos el debate en Aporrea, por favor

Con todo respeto a quienes han manifestado públicamente su deseo y voluntad de dejar de publicar sus opiniones en Aporrea, con todo respeto a quienes en oposición a los primeros se han dedicado a expresar su voluntad de continuar enviado artículos para que sean publicados, con todo respeto a quienes como lectores se han dedicado a seguir las publicaciones que en estos días se orientan en uno u otro sentido.

Particularmente diría a los unos y los otros que estamos en democracia y es tan legítimo el derecho que tienen unos a dejar de publicar sus opiniones como el que tienen los otros de continuar haciéndolo. Total siempre seguiremos encontrando en Aporrea la diversidad de pensamientos y opiniones que la caracterizan, incluso siempre Aporrea tendrá entre sus lectores a opositores que al no tener argumentos razonables y coherentes con los cuales rebatir posiciones y decisiones del gobierno los buscan entre quienes apoyamos a la revolución pero sin dejar de hacer las críticas y los cuestionamientos que consideramos indispensables.

Aporrea por definición propia es “un periódico popular digital, un instrumento multimedia de comunicación en Internet, con noticias y material informativo de diferentes tipos de fuentes, ya sea por elaboración propia, sean procedentes de agencias y de organizaciones sociales, de personas individuales, activistas sociales y políticos del pueblo que envían sus elaboraciones o simplemente ciudadanos, que reportan u opinan sobre su propia realidad, sus necesidades e intereses, como parte de sus comunidades, de sus organizaciones sectoriales o espacios de lucha y como parte del pueblo en general”.

Ciertamente entendemos la molestia, el desencanto, el desánimo que muchas veces se siente al expresar opiniones a las que pareciera que desde las instancias del poder no se les para, no es menos cierto que como espacio comunicacional alternativo debemos continuar manteniendo Aporrea vivo y activo como foco de debate de las ideas que surgen de realidades que generalmente están distantes de las realidades y de las lógicas del poder.

Dejemos ya ese debate intrascendente acerca de irnos o quedarnos en Aporrea, cada uno de los que aquí ha tenido espacio lo seguirá teniendo, así como tienen la libertad de marcharse; ocupémonos de temas más relevantes y recordemos que el imperio se mantiene las 24 horas diarias ocupado en descifrar las claves para poner fin al legado de Chávez y de restaurar el pasado de un modelo político necolonial gracias al cual controlaron la riqueza petrolera de nuestro país.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1200 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: