La “venganza” de Cuba contra Venezuela

Abril de 2002, aunque tuvo un desenlace feliz, porque todo 11 tiene su 13, nos propinó lo que, en boxeo, llaman un knock dawn. La tragedia de aquel viernes en la madrugada, cuando Hugo Chávez fue secuestrado y llevado a Fuerte Tiuna, por momentos nos mareó y –aún en términos boxísticos- de no haber sido porque nuestro pueblo corajudo, sentado en pleno ring side decidió parar la pelea del golpe, aquel terrible combate hubiese significado un fulminante knockout a la revolución.

Aquel funesto y condenable hecho en nuestra historia, enredó otros sucesos, el internacional entre ellos. Durante semanas y cada vez que tuvimos la ocasión, ofrecimos a los hermanos cubanos disculpas por la agresión de la que fueron víctimas en esta tierra esa vez, cuando los fascistas que encabezaba Henrique Capriles Radonski asaltaron la embajada antillana. “No te preocupes, sabemos que eso no lo hizo el pueblo venezolano” me decían demostrando que, en ellos, no existe el resentimiento. Tan es así, que las relaciones entre ambas naciones no sólo se repotenciaron, sino que se ampliaron acuerdos como el Convenio Integral de Salud, ese mismo que permite que nuestros compatriotas sean trasladados a la isla de José Martí a recuperar su salud y, en muchos casos, la de sus acompañantes.

Las cifras reflejan claramente el beneficio que hasta ahora deja la alianza suscrita en el año 2000. Jhonny Ramos, coordinador del convenio, declaró a Ciudad CCS el 9 de este mes que “un total de 45 mil venezolanos han viajado a Cuba a recibir tratamiento médico para tratar patologías de diversos tipos”. La nota redactada por Lady Gómez reseña, igualmente, que “…desde el 30 de noviembre de 2000 se han atendido a pacientes con vitiligo, retinopatía, diábetes, alcoholismo, drogadicción, lupus, cáncer, cardiopatía congénita, psoriasis, entre otras enfermedades”, y que asimismo “…se envían personas que necesiten trasplantes de córnea, médula ósea y riñón”. El fin del espacio impide que enumeremos otras ventajas del convenio pero, además de agradecerle a los cubanos este solidario gesto humanitario, aportamos nuestro grano de arena para visualizar lo que fue la “venganza” de Cuba frente a los acontecimientos de aquella vez.


ildegargil@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2183 veces.



Ildegar Gil

Comunicador social

 ildegargil@gmail.com

Visite el perfil de Ildegar Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: