Pdvsa. Cómo interpreto el trueque de condensado iraní por extrapesado de la faja que recomiendo (81)

El 29 de septiembre se publicó en Internet (www.Sputnik.com) la noticia relacionada con la firma de un contrato entre PDVSA y la empresa iraní NIOC en el que se contempla el intercambio de petróleo pesado venezolano (petróleo extrapesado más diluyente) por hidrocarburo condensado iraní. Sin tener elementos concretos de cuales son las condiciones, y a que se compromete cada empresa, no me voy a atrever a asegurar cifras, sino, mas bien, a considerar los aspectos cualitativos de esta relación.

En primer lugar, pudiera decir que ese contrato no es mas que el conocido Trueque utilizado en los inicios de relaciones comerciales del humano en el globo terráqueo. Así que, este Trueque, entre estas dos empresas, no es nada nuevo. Lo que si es nuevo es cual o cuales serían las razones para esta operación. Al respecto, diría que, cualquiera que siga lo que pasa en el mundo petrolero, se pudieran mencionar, entre muchas, dos razones fundamentales como:

  1. El petróleo extrapesado, que se produce en La Faja Petrolífera del Orinoco siempre ha requerido ser diluido con un hidrocarburo liviano o subproducto de refinación (nafta) que, cada día, producimos menos, para que pueda ser no solo producido, sino, también, ser transportado hasta los mejoradores para su procesamiento parcial o embarcados para clientes extranjeros que así lo requieran.

Solo como un recordatorio, Venezuela no vende petróleo extrapesado, por la sencilla razón de que un barril de este tipo de petróleo no tiene ningún valor monetario: cero yuanes, cero euros o cero dólares. Así que, mezclando con el condensado iraní se le agrega valor al extrapesado de La Faja.

Supongo que tanto PDVSA como NIOC habrán realizado las economías en la que ambas partes ganen, porque si no es negocio, seguro, que Irán no lo haría.

Lo que si debemos tener en cuenta es que del valor que pueda tener, hoy una mezcla, por decir, petróleo tipo Merey de 16 grados API, que está en 54,96 dólares por barril (www.Oilprice.com). A este precio hay que restarle:

  1. El 33,33 por ciento de regalía equivalente al 18,32 dólares

  2. El 30 por ciento, equivalente a la parte del condensado iraní en la mezcla del petróleo pesado, con un valor de 25,2 dólares. El Condensado Iraní, según el mas liviano de Irán, según www.Oilprice.com, está, hoy, en los 84 dólares por barril.

  3. Menos 10 dólares, estimado, por costo de producción

  4. Menos 0,5 dólares por barril (estimado) por costo de transporte desde Irán hasta Jose, Estado Anzoátegui

  5. 3 dólares por otros impuestos (ISLR, Tecnología, etc)

  6. Administración por parte de irán. Desconocido

  7. Impuesto de Irán al petróleo venezolano. Desconocido

Cuando sumamos todos los costos, de los puntos 1 al 5, tendremos un total de 57,02 dólares por barril. Esto significa que, a "grosso modo", se estarían perdiendo 2,06 dólares por barril. Les recuerdo que a principio de octubre el precio del Merey, según www.Oilprice.com, estaba en los 40 dólares por barril, o sea, las pérdidas eran mayores.

Sin duda, Ud. se puede preguntar, ¿Dónde está el negocio?. Visto así, sin duda, no es viable.

Para tratar de justificar un negocio viable voy a hacer un ejercicio de adivinanza:

  1. Irán pudiera estar haciendo una mezcla adicional agregando más condensado, o su petróleo mas liviano, y venderlo como un petróleo pesado iraní el cual está hoy (15-11-21) en el mercado euroasiático, en $ 77,83 por barril. De esta manera se podría estar obteniendo cierta ganancia.

  2. Irán pudiera estar refinando el petróleo y, de esa manera, obtener una ganancia mayor que la del punto anterior. Esto presupone que Irán tiene, en la actualidad, una capacidad de refinación sobrante, aunque lo dudo.

Nadie me lo ha dicho, pero uno podría deducir que la ganancia obtenida por el trueque con Irán ha estado siendo utilizado con productos iraníes para nuestras cajas claps y parte de la gasolina que hemos estado consumiendo.

En segundo lugar, para nadie es un secreto, que debido a las restricciones que se la han estado aplicando a la mezcla tipo Merey que se le han aplicado en compradores tradicionales, Venezuela tuvo que recurrir a otras opciones y la Iraní parece la mas acertada.

Algunos de Ustedes, con toda razón, se estarán preguntando, ¿Por qué con los iraníes y no con los chinos? Porque el Gobierno Chino puso restricciones, a partir de junio del 2021, a los petróleos pesados y mezclas (extrapesado mas un liviano) que ha estado comprando. En este grupo entra la mezcla tipo Merey que Venezuela venía exportando hacia China. La restricción que ha puesto China a nuestra mezcla es un impuesto que ronda los 30 dólares por barril. No nos quedó otro remedio que buscar otro de nuestros aliados. Este tema chino lo trataré en otro escrito.

RECOMENDACIONES:

  1. Recordemos que las grandes reservas de petróleo de Venezuela se corresponden con petróleo extrapesado (menor de 10 grados API) y eso nos obliga a buscar soluciones nuevas o mejorar las existentes para que su explotación sea viable económicamente tanto para el Estado Venezolano, como para potenciales inversionistas tanto extranjeros como venezolanos.

  2. Si el Trueque en marcha, con el estado Iraní, está dando resultados positivos, financieramente hablando, es conveniente que se mantenga, básicamente, como estrategia de seguridad de Estado.

  3. Siendo China el socio estratégico mas importante que tiene Venezuela tenemos que junto con Ellos evaluar opciones para el procesamiento, aquí en Venezuela, de nuestro petróleo extrapesado de manera que a los productos resultantes NO les sea aplicado el impuesto señalado.

  4. A algún compañero, en el pasado, le oí decir que era necesario transformar 3 de los mejoradores existentes en "YACIMIENTOS ARTIFICIALES DE CRUDOS LIVIANOS". De esta manera, obtendríamos petróleos livianos bajo especificaciones del mercado chino.

Es de hacer notar que esta definición se hizo muchos años antes de que China impusiera el nuevo impuesto, entre otros, a las mezclas de petróleo. Esta opción de "CAMBIO DE PATRÓN DE MEJORAMIENTO" debe plantearse a inversionistas extranjeros de manera que los costos de ese "cambio" sean recuperados con el valor que agregaría la venta de un petróleo sintético. Echen los números.

  1. El petróleo sintético que se obtenga del punto anterior, también, alimentaría parte de la dieta de nuestras refinerías existentes.

  2. Evaluar los costos asociados a continuar con "EL CAMBIO DE PATRÓN DE REFINACIÓN DE LA REFINERÍA DE PUERTO LA CRUZ".

  3. Obligar, vía contrato, con los socios que participen en "LOS CAMBIOS DE PATRÓN DE MEJORAMIENTO", que los subproductos como coque y azufre y si se hace, también, con alguna refinería, sea obligatorio su colocación en el mercado. Esto por la mala experiencia de la acumulación de coque y azufre en Jose, en el Estado Anzoátegui, con los consecuentes problemas operacionales y de contaminación ambiental.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 795 veces.



Edmundo Salazar

Experto en petróleo y gas

 edmundosalazar@gmail.com

Visite el perfil de Edmundo Salazar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: