PDVSA: ¿Qué hacer con los Yacimientos, Pozos y la Recuperación Secundaria?

La orden del Presidente Nicolás Maduro, a las nuevas autoridades de PDVSA y, por carambola, a las autoridades de las Empresas Mixtas, ha sido la de incrementar la producción de petróleo en un millón de barriles. Como un hecho físico es posible porque, en primer lugar, Venezuela cuenta con las mayores reservas de petróleo del mundo; en segundo lugar, tiene en su haber la experiencia de haber aumentado la producción de casi 25 mil barriles por día a los 3 millones que se producían en el año 2003 como consecuencia del sabotaje petrolero; en tercer lugar, hay suficiente personal como para que con un buen inventario, una precisa selección y ubicación se resolverá el factor humano necesario; en cuarto lugar, hay que reparar, adquirir el número de taladros requeridos; en quinto lugar, se tendría que revisar la cantidad de reservas no desarrolladas, sobre todo, en los yacimientos más viejos para la perforación de nuevos pozos; en sexto lugar, hay que evaluar los yacimientos que requieren Recuperación Secundaria o Terciaria; en séptimo lugar, se tiene que clasificar, por orden de complejidad, los pozos que necesitan ser reparados, particularmente, creo que esto está hecho lo que habría que hacer es una actualización; en octavo lugar, habría que hacer es la determinación de pozos nuevos que necesitan ser perforados como son los de desarrollo, de avanzada e inyectores, los exploratorios se deben dejar para mas tarde (perdón Humberto); en noveno lugar, habría que realizar la evaluación de la infraestructura de producción, esto es, cabezales de pozos, empacaduras, bombas (de émbolos, electrosumergibles y de cavidad progresiva), líneas de flujo, estaciones de flujo, oleoductos y gasoductos; décimo lugar, hay presupuesto para ese logro, más allá del millón, ya se verá; y en undécimo lugar, hay que actualizar todos los planes que tiene PDVSA y sus filiales; en términos sencillos hay que aplicarles las Tres R de Chávez: Revisión, Rectificación y Reimpulso. Por ahí anda el Compatriota Hugo Moyer que nos ha dado lecciones de Planificación en sus tantos artículos publicados en Aporrea.

¿De dónde provendrá el aumento del millón de barriles? De todas las actividades anteriores. No caigamos en la peregrina dicotomía que si es de Recuperación Secundaria o de La Faja. En estos días en una declaración de un personaje importante de PDVSA se habló de que era más rentable invertir en Recuperación que en La Faja apoyándose en la supuesta existencia de un ¿"estudio"?. Me voy a permitir a decir algo sobre los costos de producción en La Faja. Yo trabajé, en la Faja en mis primeros años como geólogo e ingeniero de petróleo y, también, en mis últimos 10 años de trabajo en la Industria Petrolera Venezolana. Durante esos dos períodos, siempre, digo, siempre, los costos más bajos de producción fueron los de La Faja, los cuales están reflejados en todos los informes de gestión de PDVSA de, por lo menos, la última década. También, está reflejado en esos mismos informes que los costos de producción son mayores en el Zulia, sobre todo, porque gran parte de las operaciones se realizan en el Lago de Maracaibo y la logística, de por si, es más costosa.

No hay que dejar de reconocer que a los precios actuales del petróleo los proyectos de La Faja con los mejoradores son inviables, económicamente. Pero, bajo las condiciones actuales, del crudo extrapesado de La Faja, los mejoradores no son, absolutamente, necesarios. Hay otros métodos con los cuales se puede mejorar el crudo extra pesado de La Faja, como la dilución con petróleos más livianos que se pueden comprar en el mercado o hacer trueques con productores de petróleo liviano; con la dilución con diferentes tipos de nafta, con procesos de desfaltación, en la superficie, mas baratos que los mejoradores, con métodos de mejoramiento en el yacimiento, etc, etc. Mas detalles sobre estos métodos serán objeto de otros futuros escritos. Por otra parte, los campos petroleros de Venezuela no están esperando por la Recuperación Secundaria, como si nunca se hubiera hecho. En PDVSA, actualmente, y mucho antes, existen y existían cantidades de proyectos de Recuperación Secundaria. Hago una referencia personal, en el año 1974 cuando fui empleado por la empresa Creole Petroleum Corporation, mi primer trabajo fue hacerle seguimiento a un proyecto de Recuperación Secundaria basado en la inyección de agua para mantener la presión del yacimiento Laguna-10. De eso hace 44 años y, mucho antes de que yo llegara a la Tierra del Sol Amada. En los 60´s, ya la Creole tenía proyectos de Recuperación Secundaria en otros yacimientos como el B6X-3, el Bachaquero-18, etc, etc; esto sin mencionar los que tenía la Shell inventora, en Venezuela, de la inyección de vapor con el famoso proyecto M-6, en el Campo Tia Juana Este, en la Costa Oriental del Lago. Muchos de esos proyectos, todavía, existen y me atrevo a decir que se deben haber creado otros. Como elemento que refuerza esta situación hay que saber que de la producción total de gas de Venezuela, para el 2014 (PODE), fue de 76,7 mil millones de metros cúbicos de los cuales 27 mil millones fueron inyectados. Esa gran cantidad de gas inyectada se usó para mantener un gran número de proyectos de Recuperación Secundaria. Esto es, solo aquellos proyectos que requieren inyección de gas, pero también hay que considerar los proyectos de Recuperación Secundaria a los que se les inyecta agua, a los que se le inyecta vapor, a los que se les inyecta surfactantes, a los que se les inyecta diluyente, etc, etc., son muchos, pero voy a mencionar solo el Campo El Furrial, en la tierra del Camarada Diosdado, el campo de mayor tamaño de petróleo mediano en el Oriente del Venezuela, el cual tiene un proyecto de Recuperación Secundaria (inyección de agua y gas) por más de 30 años y uno de los más recientes en el Campo Boscán en la Costa Occidental del Lago (inyección de agua). Lo que si debemos mantener en mente es que si se dejara de inyectar agua y gas para los proyectos existentes de Recuperación Secundaria, tanto de Occidente como del Oriente de Venezuela, ni les cuento, pudiéramos estar produciendo la mitad de lo que hoy producimos. Entonces por qué esa alusión a esa tecnología que está en práctica, en Venezuela desde hace más de 50 años como si fuera un descubrimiento nuevo. Lo que si creo y abogo por ello es que los proyectos de Recuperación Secundaria existentes y los que hayan sido suspendidos es que se les debe aplicar las Tres R de Chávez (Revisión, Rectificación y Reimpulso) con los cobres" disponibles, por supuesto.

General Quevedo, no crea que la Recuperación Secundaria, para proyectos nuevos, si fuera el caso, está libre de costos o, al menos de costos bajos, también, requieren altas inversiones para la perforación de nuevos pozos, reparación de viejos pozos; construcción de nuevas plantas de inyección de gas y/o agua; nuevas o ampliaciones de plantas de tratamiento de cantidades de fluidos adicionales a los actualmente producidos. Por último, los ingenieros de yacimientos y los geólogos de yacimientos estarán de acuerdo conmigo que en Venezuela hay yacimientos de todo tipo y que esa diferencia obliga a que los métodos de producción tendrán que adaptarse a cada uno de ellos. En Venezuela tenemos desde yacimientos de condensados, de crudos livianos, de crudos medianos, de crudos pesados y de crudos extra pesados sin dejar por fuera los yacimientos de Gas Libre. De acuerdo a esta gran variedad de crudos obliga a que los métodos de producción así como su gerencia (administración) sean los apropiados para cada uno.

General Quevedo, ojalá no lo vayan a llevar a desenfocarse de lo que se necesita para aumentar la producción en un millón de barriles y, por un lado, vaya a dejar los desarrollos de La Faja y, por el otro, empezar a dirigir esfuerzos en proyectos de Recuperación Secundaria de los que hay muchos ya funcionando desde hace década. No vaya a suceder que le pase como pasó con el proyecto de "Gas Vehicular" Por ahí hay cientos de bombas con las instalaciones sin uso y miles de carros con una bendita bombona en la maleta si no es que ya los choferes se la desinstalaron por ser, mas bien, un estorbo. Por solo mencionar uno. Por favor, General Quevedo, refuerce equipos y aplique las Tres R de Chávez a todas las actividades que menciono.

edmundosalazar@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4100 veces.



Edmundo Salazar

Experto en petróleo y gas

 edmundosalazar@gmail.com

Visite el perfil de Edmundo Salazar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo


Revise artículos similares en la sección:
Economía