Petróleo. Maduro y Del Pino en llave para la reunión de OPEP en Doha

Hoy, domingo, 17 de abril de 2016, en Doha, Catar, se iniciaron reuniones entre los países productores de petróleo de la OPEP y algunos no OPEP, como Rusia, para tratar de conseguir acuerdos en relación a una estabilización del mercado petrolero mundial. Como es sabido, por iniciativa de Venezuela, desde fines del 2015, se han realizado reuniones de muy alto nivel para tratar el problema del bajo precio del petróleo, sobretodo, para los productores mas afectados. En principio hubo el intento, en las primeras reuniones, de lograr un recorte de la producción del orden del 5 % impulsado, entre otros, por Venezuela y el Ecuador. Si bien es cierto que esta propuesta no fue aceptada, sirvió como planteamiento original para las conversaciones adicionales que se dieron, entre los interesados. La propuesta que se acordó, después de la primera reunión, fue la de considerar, para su aprobación en reunión posterior, la de congelar los niveles de producción que se tenían para enero del 2016. Cabe destacar que el solo pronunciamiento de esta propuesta ha permitido que el precio del petróleo haya mejorado, pasando de los 20 dólares por barril a los 40 dólares por barril de la actualidad. Hago la salvedad que muchos expertos, opuestos a los resultados positivos que pudiera tener la reunión de Doha, dirán que el aumento del precio se debió a los fundamentos del mercado. No es momento para esa discusión, ya he expuesto, en otros artículos, la variedad de factores que influencian en el precio del petróleo, sin dejar de considerar la "Causa Mayor".

Siguiendo con la estrategia, Venezuela y otros países de américa latina como Ecuador, Colombia y otros como observadores se reunieron este mes en Ecuador con el objeto de elaborar una propuesta que sería presentada en la reunión de Doha. Si bien es cierto que la propuesta no se hizo pública, también, uno podría deducir que hubo un acuerdo entre los participantes, los cuales declararon a la prensa que ellos abogan para que, en la reunión de Doha, se logre un acuerdo que permita estabilizar el mercado petrolero. Esta declaración, en si misma, es positiva, en contraposición a los detractores de la OPEP, esperaban que los países asistentes, a esta reunión, dieran una declaración de completo desacuerdo entre las partes. Se quedaron con los crespos hechos.

Es de considerar el factor Irán, el cual ha estado siendo analizado por los expertos diciendo que este país no se sumaría a la propuesta que se ha estado discutiendo como lo es, repito, la congelación de la producción a los niveles de enero del 2016. El argumento esgrimido es: "como las sanciones a la importación de petróleo iraní, por parte de algunos países de occidente, fueron levantadas, ahora, Irán tenía el derecho de aumentar su producción a los niveles que tenía antes de las sanciones". Si fuera cierto de que Irán no se adhiriera a la propuesta de los demás países sería como un aislamiento de este país y un cañonazo a la OPEP. Aún con las diferencias, normales dentro de la OPEP, esta organización siempre se ha caracterizado por la cooperación mutua y colectiva y , también, al desarrollo del mundo moderno. De la reunión de Doha, la OPEP saldrá una vez mas, fortalecida y todos, productores y consumidores de petróleo, se beneficiarán.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1712 veces.



Edmundo Salazar

Experto en petróleo y gas

 edmundosalazar@gmail.com

Visite el perfil de Edmundo Salazar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: