Guerra del Gas entre Rusia y Occidente (II)

Es bueno comenzar con algunos relatos históricos que nos ubican en la "Guerra Eterna" que ha tenido Occidente (Europa, Japón y los EE.UU) contra Rusia que se manifiesta, en el presente, con el hecho cierto, de lo que se ha denominado la "Guerra del Gas y del Petróleo" y que está en pleno desarrollo contra Rusia. En este escrito haré énfasis en la Guerra del Gas. En otro, les presentaré detalles sobre la Guerra del Petróleo.

Aparte de la guerra Ruso-Turca, aproximadamente, en los últimos veinte años del siglo XVII, para no irnos más atrás en la historia, ha habido intentos de conquistar y dominar a Rusia. Ya, Napoleón Bonaparte, en su Campaña Guerrera del siglo XIX (1812), intentó conquistar Rusia. Ese intento chocó no solo con el duro invierno de Rusia, sino también con el patriotismo del pueblo Ruso que supo contenerlo en lo que llamaron la "Guerra Patriótica". Por supuesto, antes de Napoleón, también, hubo intentos por otros pueblos de dominar Rusia.

Para que tenga una relación con lo que hoy pasa contra Rusia en cuanto a los intentos de Occidente de aislar, chantajear, sancionar, meter en guerras como la de Ucrania, Siria, etc., Napoleón, también, le bloqueó a Rusia sus posibilidades de comercio con otros países de Europa y, luego, le invadió su territorio.

Después de la Revolución de Octubre, se crea la Unión Soviética (URSS), en 1917. Desde el mismo momento de su nacimiento comienza, una vez mas, la guerra contra ella, tropas japonesas, británicas, canadienses, francesas y estadounidenses, intentaron parar la revolución soviética. También, el Ejército Rojo Venció a esos ejércitos multinacionales. Siguieron atacando a la Unión Soviética dentro y fuera de su territorio con guerras en otros países y sanciones económicas y por otras causas internas, finalmente, en 1991, se derrumba la Unión Soviética.

En la Segunda Guerra Mundial, Alemania, bajo el mando de Hitler, también, le hizo, a Rusia, lo mismo, que le hizo Napoleón. Otra vez, Rusia, con la llamada "Gran Guerra Patriótica", también, venció, a Hitler.

Con la caída de la Unión Soviética, muchos países, sobretodo, de Europa Oriental, se independizan y fueron presa fácil del Capitalismo Occidental. Creo que de esos países, fue Bielorrusia el único país que, todavía, se mantiene siendo ¿"Socialista del Siglo XXI"?. Esta última situación causó destrozos en la economía de Rusia que, aún cuando adopta el sistema de Libre Mercado, sus problemas económicos y políticos continuaron hasta la llegada al poder de Vladimir Putin. Es con Putin que empieza la recuperación de la Nueva Federación Rusa. Los rusos se dieron cuenta de que la carrera armamentista los había dejado debilitados, sobretodo, por falta del aprovisionamiento energético que todo país industrializado necesita. Estados Unidos, por el contrario, había logrado desarrollarse e imponer, sin mucha dificultad, su política internacional gracias a su presencia de décadas en las zonas petrolíferas. Los rusos decidieron, entonces, posicionarse en las fuentes energéticas, tanto en las que producen petróleo como en las productoras de gas.

Considerando que, debido a su repartición internacional, el sector petrolero no ofrecía buenas perspectivas, hasta que hizo su aparición el Presidente Chávez (recordemos lo que contribuyó a la recuperación de Rusia, con el aumento de los precios del petróleo, en las reuniones con productores OPEP y no OPEP), Moscú apostó por el gas, por su producción, su transporte y su comercialización a gran escala. La partida comenzó en 1995, cuando Vladimir Putin trazó la estrategia de Gazprom: partir desde las zonas gasíferas de Rusia hacia Azerbaiyán, Turkmenistán, Irán (para la comercialización), hasta el Medio Oriente. La verdad es que los proyectos "Nord Stream o Gasoducto Ruso-Alemán)" fue construido partiendo desde Viborg, Rusia, pasando por el fondo del Mar Báltico hasta Greifswald en Alemania y el "South Stream" Dzhugba, en Rusia, pasando por el fondo del Mar Negro,Turquía, Bulgaria, Serbia, Hungría y Austria; este último, no se pudo continuar, lo que puede considerarse como la pérdida de una batalla de Rusia, en esta Guerra del Gas y Petróleo) demostrarán ante la historia el mérito y los esfuerzos de Vladimir Putin por situar, nuevamente, a Rusia en la arena internacional y por desempeñar un papel importante en la economía europea, que durante las próximas décadas dependerá del gas como alternativa al petróleo o como complemento de este, dando la prioridad al gas por encima del petróleo. A partir de entonces, era urgente para Washington instrumentar el proyecto Nabucco (este proyecto fue cancelado, lo que se considera una batalla ganada por Rusia a los EE.UU y sus aliados europeos) como competidor de los proyectos rusos y con la esperanza de desempeñar un papel decisivo en la determinación de la estrategia y la política para los próximos 100 años. El control de las zonas gasíferas del mundo por parte de las antiguas potencias y de las potencias emergentes es el elemento que da origen a un conflicto internacional con manifestaciones de carácter regional. Es evidente que Rusia ha sabido leer las cartas y que ha aprendido las lecciones del pasado ya que el factor que provocó el derrumbe de la Unión Soviética fue precisamente la falta de control de los recursos energéticos globales, indispensables para inyectar el capital y la energía que necesita la estructura industrial. Rusia ha comprendido además que el gas está destinado a ser la fuente energética del próximo siglo. (1) Modificado de Rakesh Krishnan Simha

La guerra encubierta para dominar la energía del Caspio ha terminado con una humillante derrota para Occidente, ya que el gasoducto Nabucco, apadrinada por EE.UU., no llegó a nacer. Nabucco fracasó porque era un gasoducto 'político' y un eslabón de la Guerra del Gas. Este proyecto de 31.000 millones de dólares fue concebido para arrancar a Asia Central de la influencia rusa. Un grifo gigantesco diseñado para alejar 30.000 millones de metros cúbicos de gas (casi un 10% del consumo anual de Europa) de los Gasoductos Rusos y causar el daño esperado y así debilitar a la economía Rusa. (1) Modificado de Rakesh Krishnan Simha.

Estados Unidos puede ser derrotado de una manera, pero debido a su poderío, inventa y emprende cualquier otra acción contra el país que le hace frente y, en este caso, a Rusia, en la Guerra del Gas. Para tratar de contrarrestar a Rusia, se inventó el Gas de Lutita o "Shale Gas", el cual, sin duda ha hecho a los EE.UU. independiente de importaciones de gas, sin importarle los altos costos del mismo y los efectos al medio ambiente. Pero el éxito de la Guerra del Gas, para EE.UU. no está dentro de su territorio, es en el espacio geográfico de Europa, ¿Cómo?: Bueno, está presentando con "Bombos y Platillos" que está en capacidad de exportar gas a ciertos países de Europa y hacerlos independientes del gas Ruso. EE.UU., parece, que todavía, no ha visto las cartas de Alemania, Italia, Francia, estos países han invertido, grandemente, en Gasoductos Rusos.

Ante la cancelación del South Stream, debido a la prohibición de Bulgaria de que pase por su país, lo cual fue influenciado por los EE.UU. y Europa. Rusia, ante esta derrota, y jugando fuerte logró un acuerdo con Turquía para hacer llegar gas no solo a este país, sino que Turquía se convertiría en un "Hub" para el gas a Ruso a Europa. De esta manera, de ser exitoso el proyecto, Rusia le ganaría otra batalla a los EE.UU. Esta relación de Rusia con Turquía para la construcción del Turkish Stream duró poco, porque no olvidemos que Turquía pertenece a la OTAN y desde esta organización iniciaron una serie de presiones para que no siguiera con las negociaciones con Rusia, lo cual finalmente, se materializó con la tumbada del avión ruso, un Sukhoi 24, por un avión de la fuerza aérea turca en noviembre del 2015. Ante esta situación, indudablemente, a Rusia no le quedó, por las fuerzas de los hechos, suspender las negociaciones sobre el "Turkish Stream". En esta guerra del gas, esta suspensión se puede considerar una victoria de Occidente sobre Rusia. Por su parte, Turquía, al mismo tiempo, que le hacía una cara a Rusia, por otro lado, también tiene inversiones en el TANAP(Trans Anatolian Pipeline), un proyecto de 1.850 km para traer gas desde Azerbaijan a Turquía. EE.UU. y Europa, en su contínua guerra del gas con Rusia, están invirtiendo política y financieramente en el proyecto TANAP , que está supuesto a pasar por Georgia, otro enemigo jurado de Rusia, y por Turquía hasta llegar a los límites de Europa.

Irán, con todo su derecho, también, ha estado coqueteando con Azerbaijan para unirse al TANAP. Sabemos que Irán, también, es una potencia gasífera y estaría interesada en vender gas al mercado europeo. En enero de 2016 un funcionario del gobierno iraní declaró que una posible participación de Irán en el proyecto TANAP dependería, también, de inversiones en Irán en proyectos petroleros y de infraestructura. Habría que esperar si dentro del acuerdo nuclear pudieran haberle torcido el brazo a Irán para que, en contra de Rusia, participara en TANAP. No olvidemos que Irán ha dicho que su mayor interés está orientado hacia Asia; como ejemplo están los acuerdos para suplirle gas a Pakistán. Amanecerá y veremos.

También, está en planes la construcción del TAP (Trans Adriatic Pipeline), que tomará gas del TANAP en la frontera Greco-Turca y que cruzará el norte de Grecia, Albania y el Mar Adriático hasta llegar a la costa del Sureste de Italia, donde se conectará a la red italiana del gas.

Después de muchas batallas en esta Guerra del Gas, los rusos han perdido dos batallas, por ahora, como son las cancelaciones de los desarrollos de los gasoductos "South Stream" y "Turkish Stream". Por la parte de Occidente, ha perdido una batalla como lo es la suspensión o cancelación del Gasoducto Nabucco.

Actualmente, los EE.UU. sale a otra batalla como lo es la de convertirse en exportador neto de gas licuado o GNL con el fin de contrarrestar la dependencia de Europa del gas de Rusia y, al mismo tiempo, entrar al mecado de gas licuado en Asia. Esta exportación la hará EE.UU. en vista de la sobreproducción que tiene proveniente de del Gas de Lutita o "Shale Gas" y la cantidad de dólares, ilimitada, que tiene para acometer el proyecto.

Rusia, por su parte, ya tiene en marcha el proyecto Nord Stream 2, el cual es paralelo al existente Nord Stream, por debajo del Mar Báltico para llevar unos 55 mil metros cúbicos de gas adicionales, al año, para Alemania, con lo cual se duplicaría la cantidad de gas que recibe Alemania desde Rusia. Sin duda, este proyecto es una desobediencia a los EE.UU. no solo de parte de Alemania, sino también de Holanda y Austria ya que compañías de estos países están involucradas en la construcción del gasoducto

La guerra del gas está en pleno desarrollo y no podemos sacar la conclusión de quien la ganará. Como en la actualidad los participantes, creo yo, son seres inteligentes sus procesos de negociación serán tales que darán como resultado uno que satisfaga a las partes, temporalmente; no sin antes darse unos cuantos rasguños sin llegar, con el favor de dios, a una parecida, o peor, a las llamadas WWI o WWII.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1923 veces.



Edmundo Salazar

Experto en petróleo y gas

 edmundosalazar@gmail.com

Visite el perfil de Edmundo Salazar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: