El gran reto del control obrero en Guayana

A partir del 15 de mayo de 2010 comenzó y se viene desarrollando la etapa decisoria en el nuevo modelo de Control Cbrero por parte de los trabajadores y trabajadoras del sector hierro, acero y aluminio através del plan Guayana socialista  2009-2019, esto expresado en colocar en las direcciones de la empresa a la figura de los trabajadores-presidentes transitorios, como también a la instalación y puesta en desarrollo de las mesas de trabajo en las distintas áreas operativas y administrativas como instancia de base para la toma de decisiones de manera colectiva en los aspectos operativos, administrativos, financieros y de contraloría  social; se trata entonces de una nueva organización del trabajo que comienza a derrumbar el concepto PATRON-OBRERO y se comienza a prefigurar por la vía de los hechos, la teoría ”LA CLASE OBRERA ADMINISTRANDO Y DIRIGIENDO LA FÁBRICA”, dicho de otra manera, es la tarea histórica de la clase de construir los nuevos códigos civilizatorios que solo serán posibles en el socialismo del siglo XXI, en fin o como lo expreso el filosofo obrero KARL MARX , la clase obrera, en este caso la guayanesa, debe o comienza a convertirse en la sepulturera del sistema dominante capitalista, nada mas y nada menos. Además de lo antes descrito. que ya de por si representa un avance para el proceso revolucionario, se están concretando la integración de los procesos de logística, comercialización, planificación estratégica, imagen corporativa, sistemas contables y los procesos operativos de reducción y carbón de las unidades productivas de Carbonorca, Alcasa, Venalum y Bauxilum; esto para dar inicio a la Corporación del Aluminio establecido en el Plan Guayana Socialista y como si fuera poco, se declaró inviable por parte de los trabajadores y trabajadoras de Alcasa los contratos de venta de aluminio a futuro con las transnacionales Glencore y Noble que  firmó de manera arbitraria e ilegítima el anterior ministro del MIBAM y sus presidentes de empresa; o sea, no mas aluminio primario para las operadoras políticas-financieras del imperio. Todo lo antes descrito tiene una respuesta ofensiva de la transnacional de los burócratas enquistados en el gobierno, así como de la dirigencia sindical roja rojita en conchupancia con la oposición retrograda que aun gozan de privilegios en las empresas básicas.

Estas ofensivas de los contrarrevolucionarios son:

La transnacional comienza a ofrecer a sus operadores políticos en el país aumento en sus privilegios con la condición que soliciten contundentemente la salida de los trabajadores-presidentes del sector hierro, acero y aluminio…. Y ya lo están haciendo de manera pública.

La burocracia gubernamental comienza a entorpecer y a retrasar los presupuestos de inversión, como también la puesta en marcha en el primer trimestre del año de las corporaciones del hierro, acero y aluminio. Esto para frenar las compras corporativas y la integración de los trabajadores y trabajadoras “divide y vencerás”.

La dirigencia sindical comienza con paros continuos en las empresas, alegando el vencimiento de las contrataciones colectivas (ciertamente están vencidas) como también reclamando pasivos laborales pendientes, cuando el MIBAM les ha aclarado que se comenzará a discutir una convención colectiva única por corporación, así mismo debido a la transparencia del Control Obrero, ahora la dirigencia sindical conoce de manera pública el flujo de caja de la empresa para saber con exactitud como y cuanto se dispone mensualmente para honrar compromisos. Cabe destacar que debido a la crisis energética, que es la expresión de la crisis del capitalismo, estas empresas disminuyeron su capacidad de producción en un 40% y el gobierno revolucionario garantizó los puestos de trabajo en las áreas afectadas; solo en una revolución y en el socialismo se adoptan estas medidas.

Todas estas acciones y la que vendrán, tienen como objetivo debilitar la propuesta del gobierno de Control Obrero, para seguir manteniendo la sociedad de cómplices y para seguir garantizando aluminio primario a las transnacionales Glencore y Noble y que estos sigan financiando los proyectos de inversión, para seguir con la dependencia económica y tecnológica, además que estas también nos suministran los insumos necesarios para producir aluminio que cada año aumentan en un 30% mientras el precio del aluminio primario (LME) sencillamente cada día pierde valor, ya que son ellos los que deciden el precio del aluminio. Nosotros contaminamos a nuestro país, sudamos la producción y ellos ponen el precio, tremendo negocio!

Por estas razones hacemos un llamado a la clase obrera organizada en mesas de trabajo y a todos los trabajadores y trabajadoras serios y responsables que día a día hacen un esfuerzo extraordinario para mantener estas empresas operativas y que tienen la suficiente solvencia moral comprobada, para que no se dejen confundir por los reformistas de siempre y por sus jefes políticos que son unos cobardes neoliberales que no dan la cara. Camaradas es el momento de profundizar el Control Obrero, es el momento de la movilización conjuntamente con las comunas, los Consejos Comunales y los movimientos sociales que son nuestros aliados históricos para construir el nuevo modelo de sociedad en el socialismo bolivariano. 

Sigamos adelante que el camino es la meta. 

*Trabajador de la corporación del aluminio - Alcasa


nievestamaroni@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2032 veces.



Alcides Rivero*


Visite el perfil de Alcides Rivero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: