Costo de las elecciones en la UCV superan los 100000 dólares

Plaza de El Rectorado de la UCV en Caracas

Plaza de El Rectorado de la UCV en Caracas

8 de junio de 2023.- Las suspendidas elecciones de las autoridades de la UCV del pasado 26 de mayo tuvieron un costo superior a los 30.000 dólares, pues aún se deben 3.000 dólares a las empresas encargadas de la alimentación y del material y proceso electoral.

A este monto se suman 45.000 dólares que costará el renovado comicio del próximo 9 junio, al cual se añadirán los gastos, aún no estimados, de la segunda vuelta electoral con fecha todavía no definida por la Comisión Electoral.

Total, las elecciones para la escogencia de los dirigentes responsables de gobierno y cogobierno ucevista implicarán un desembolso por encima de los 100.000 dólares. De este monto, los 30.000 del fracasado evento inicial fueron aportados por el Gobierno Bolivariano; mientras los 3.000 dólares que se deben del frustrado comicio del 26 de mayo, así como los requeridos para la segunda vuelta electoral serán sustraídos de las partidas presupuestarias ya asignadas a las once facultades de la casa de estudios.

El aporte para el suspendido comicio surgió de las conversaciones sostenidas entre las autoridades de la UCV, lideradas por Amalio Belmonte, secretario de la universidad, y representantes del gobierno nacional todavía no identificados.

La imprecisión en las cifras de gastos electorales se debe a que no han sido dilucidadas y menos discutidas a profundidad por el Consejo Universitario, el cual tampoco se empeñó en indagar sobre las conversaciones con el gobierno y el destino detallado de las asignaciones.

La empresa designada para el proceso electoral del pasado 26 de mayo es la misma para el venidero 9 de junio: Sistemas NCS, C.A., en cuya carta de presentación su Fundador/Presidente, Leopoldo Alberto Pérez Meltke, señala que desde el inicio de sus actividades en Inversiones Petroil hizo varios contactos con la empresa NCS, con sede en Minneapolis, Minnesota, para representar sus intereses en Venezuela.

“Los productos NCS son líderes mundiales en el reconocimiento de marcas a alta velocidad con gran precisión”, dice.

Pérez cuenta que luego de hacer varias ventas en el sector educativo decidió fundar la empresa Sistemas NCS, C.A. que ha manejado las ventas y mantenimiento de equipos de lectura óptica Scantron Corp. La firma adquirió a la empresa NCS y ahora representa a www.Scantron.com

El empresario apunta que Sistemas NCS, C.A. llegó a instalar más de 500 sistemas de captura masiva de datos, entre los más notables están: OCEI proceso del censo 1991 y 2001, prueba de aptitud académica del CNU por más de 10 años, Misión Ribas, Misión Vuelvan Caras, estadísticas nacionales de defunciones, divorcios, nacimientos, procesos en las cuatro fuerzas armadas y la Comandancia General del Ejército para sus evaluaciones académicas y de personal.

“Llegamos a procesar las pruebas de admisión del 90% de las universidades del país hasta el 2.013, procesamos la actualización de base de datos del Seniat en el Programa SENIAT al día. Con el Consejo Supremo Electoral, de 1.992 a 1.995, participamos en varias elecciones mecanizadas”.

En el área comercial apunta a empresas Polar, Datanálisis, Bristol, Myers & Squibb de Venezuela, Procter & Gamble, Laboratorios Elmor, Laboratorios Leti utilizaron nuestras soluciones para el procesamiento de pedidos, encuestas de satisfacción y evaluaciones de personal.

El Informe de la Comisión Electoral de la UCV no menciona ni responsabiliza a empresa alguna del fracaso electoral del 26 de mayo. En el texto afirma que se presentó la contingencia de la pérdida de la información debido a los errores cometidos por el personal de apoyo contratado por la Comisión Electoral para verificar toda la data de los registros electorales. “Este hecho trajo como consecuencia que el personal técnico de la Comisión, tuviera que rehacer nuevamente la totalidad de la data y los procesos informáticos asociados, lo que perjudicó los procesos subsiguientes”.

En el punto 4 relata: “El personal informó ese mismo día, que tenía problemas con la publicación del registro definitivo pero que serían resueltos a la brevedad. Llegado el sábado 20 de mayo de 2023, el secretario ante la ausencia de publicación del registro, informó al área técnica que pensaba hablar con los miembros de la Comisión para ver la posibilidad de diferir la fecha de la elección, a lo cual le respondieron que no era necesario porque podíamos solventar en los tiempos”.

En el punto 5 dice que “Publicado el registro el martes 23 de mayo de 2023, ante la inminencia del proceso electoral, se preguntó nuevamente al área técnica si podíamos cumplir con la impresión de cuadernos y boletas antes de la fecha prevista para la elección, a lo cual respondieron que sí, que podíamos llevar adelante el proceso de impresión de boletas y cuadernos electorales en los plazos correspondientes.

Desde ese mismo día, todo el personal de la Comisión se encontraba abocado a los procesos de impresión y elaboración de cotillones electorales, incluyendo actas, credenciales y demás material que interrumpió en algún momento la impresión general”.

En el 6 señala: “El miércoles 24 de mayo de 2023, antes de salir al Consejo Universitario para presentar informe de la elección, se volvió a consultar sobre si podíamos cumplir con el cronograma y realizar las elecciones el 26 de mayo, siendo afirmativa la respuesta, que si podíamos cumplir con el cronograma y la elección”.

En el 7 destaca que “La Comisión Electoral, bajo el principio de la buena fe que realiza el personal, nunca tuvo dudas sobre su trabajo y capacidad de poder llevar adelante el proceso, debido a que ya han ejecutado estos procedimientos en elecciones anteriores, sin inconvenientes. Reconocemos la supervisión inadecuada de los procesos, derivado de lo anterior y de la premura en los tiempos que nos acercaban al día de la elección”.

En el 8, cuando habla de la desorganización del material electoral, apunta que fue entregado a las subcomisiones por parte de esta Comisión, debemos señalar que la
postergación del inicio del proceso electoral una (1) hora, se debió a que no había finalizado el embalaje para el traslado del material al sitio donde iba a ser entregado a las subcomisiones en la UCV. Luego, una vez entregado el cotillón electoral, fuimos informados por las subcomisiones de las distintas facultades que el material estaba incompleto en los cotillones, y pudimos comprobar los “errores” en la elaboración de estos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5392 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter