La Tecla Fértil

Pedagogía, un bien progresista (II)

Para los nuevos involucrados en el sistema educativo, la pedagogía proporciona dirección, historicidad, cultura, política y una vereda ética que busca incidir en la formación de los nuevos ciudadanos que buscan luchar por un nuevo ideal político y romper las redes que el catolicismo romano le impregnó en el Seminario de Caracas a la naciente educación y que hoy, tiene un par de portadores que perturban la posición critica de la Sociedad Civil ante el desarrollo de las Ciencias y Tecnología.

En efecto el sacerdote Luis Ugalde y el estudiante Jhon Goicoechea vienen ensamblando un conjunto de paradigmas que inquietan al sector profesional de la enseñanza y a los estudiantes en general porque reflejan conceptualizaciones violentas que distorsionan la relación del Estado con su cuerpo educativo. Por lo tanto, estos personajes solo reflejan posiciones angustiosas ante el panorama educativo nacional, cuando la idea es encauzar una diversidad de argumentos hacia una coincidencia crítica de carácter colectivo, porque, la educación es un derecho Constitucional donde el Estado tiene el control absoluto de su vital proceso de aprendizaje como es la educación.

Lo positivo, es que el nuevo diseño curricular enfoca el poder académico que tiene tanto el maestro tutor como los alumnos para establecer en el aula una serie de corresponsabilidades que nos llevan al transito de un camino transformador y donde están inmersos los factores de inclusión social y transmisión ideológica para una nueva realidad del hecho educativo en si.

En rigor, los factores de aprendizaje rediseñan el currículo para darnos un conjunto de módulos que van tejiendo la identidad de cada estudiante hasta llegar al docente. En estos términos el currículo aporta un elemento que incide en la reproduccion cultural y social del hombre, como lo es, la nueva sociedad. Lo importante es introducir los actos verbales al programa escolar o resumen de objetivos para lograr una sensibilización colectiva de los valores de nuestra patria y una conciencia colectiva sostenida que no va a diferir con cualquier sistema educativo del mundo porque las pautas socializantes ya estarían cumpliéndose a nivel nacional para comenzar en septiembre con este novedoso esquema de valores.

Entonces, la razón comunicativa es el primer elemento para mantener una correcta relación entre la razón y la verdad, requisitos indispensable para darle una legitimidad cierta a nuestro proceso de enseñanza – aprendizaje. Dubbiel dice que debemos ir hacia un proceso democrático radical para lograr los fines que el mismo Estado desea para sus seguidores.

Los núcleos educativos deben afianzarse en los postulados del Estado y pregonar la importancia de asumir la responsabilidad para una transformación del país hacia un desarrollo tecnológico y moral en toda la amplitud de cada palabra.

emvesua@cantv.net
emvesua1@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2123 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /educacion/a57902.htmlCd0NV CAC = Y co = US