En la UCS "Hugo Chávez Frías" se víola el derecho a la educación y al debido proceso consagrado en la CRBV-99

Bajas académica sin procedimiento administrativo alguno

  • "[…], me dije, no tiene por qué impedir que alerte a la máxima autoridad sobre el Síndrome de Baja Académica y el peligro de caer en manos de la Coordinadora Academica de los ASIC, que se supone destinada a establecer quién sirve y quién deberá ser convertido en "abono" para las plantas del campus universitario de la Universidad de las Ciencias de la Salud "Hugo Chávez Frías".".

NOTA EXPLICATIVA

El presente oficio recibido de parte de un estudiante de la Universidad de las Ciencias de la Salud "Hugo Chávez Frías", Núcleo de Sucre, omito su nombre por razones obvias, recoge mi pasión por la Universidad de las Ciencias de la Salud "Hugo Chávez Frías", por su mezcla inextricable. Deseo compartirlo como reflexión, como parte del esfuerzo por delinear las frescas brisas, que son sus estudiantes. Para convertirlos en ciudadanos libres. Y no hay algo más importante, en estos días que corren, por hacer en la universidad venezolana coherente, -digo en esta Universidad de las Ciencias de la Salud, con su propio nombre "Hugo Chávez Frías"-, fundada como universidad de ciudadanos libres. Ellos serán, con certeza, mejores ciudadanos de la salud del pueblo venezolano. Y cuando hablo de ciudadanos libres hablo de ciudadanos que se vislumbran parte de un colectivo, que se asocian en la identidad de su nación. Que asumen el sentimiento de pertenencia con la convicción de que las cosas son de uno en la medida en que pertenecen a todos. Que analizan críticamente los fenómenos que los afectan, que cuestionan las imposiciones, que van a la búsqueda de conocimientos. No de verdades. Que rechazan lo sacralizado y remueven lo inmóvil. Para esos futuros ciudadanos libres, mi apoyo incondicional.

TRANSCRIPCIÓN DEL OFICIO RECIBIDO

Cumaná, 4 de febrero del 2022.

Oficio N°: 001-febrero-2022

Ciudadana:

Dra. Ersi Vargas

Universidad de las Ciencias de la Salud "Hugo Chávez Frías".

Directora General del Núcleo Sucre, Cumaná.

Su despacho.-

Ciudadana Decana, déjeme contarle, por si le ocurriera lo mismo a cualquier estudiante de este núcleo Sucre, que desde el mismo instante en que la Dra. Domarys Medinas, Coordinadora Académica de los ASIC, declaró mi Baja Académica, no perdió tiempo oyendo las razones o explicaciones que sustentan mi permanencia, antes de producir ese fallo desdichado que rechazo por no cumplir con ninguna de las exigencias que señala el buen saber y entender universitario, he estado preguntándome donde esta el Oficio de Baja Académica emanado del Consejo Académico y los Artículos aplicados del Reglamento de Permanencia de la Universidad de las Ciencias de la Salud "Hugo Chávez Frías", asi cómo el Procedimiento Administrativo para mi Baja Académica –una simulada Expulsión digo yo-, por lo que me he planteado lo que debo hacer con la manera tan desconsiderada, que machucaron mi continuidad académica.

Por mi cabeza ha pasado, debo confesárselo, la posibilidad de una conversación en primera instancias con la Dra. Domarys Medinas, Coordinadora Académica de los ASIC, cosa que seguramente fue muy mal vista por ella, pues las posturas moralistas son siempre desconcertantes: "estaba muy ocupada". En fin, también se me ocurrió la idea de "apelar por escrito" ante la máxima autoridad de esta casa de estudio tal "veredicto" por considerarlo una conspiración para desprestigiarme.

Pero en definitiva, he desestimado del primer y estimulante impulso por razones obvias; pero no de este segundo camino, porque el primero de ellos prolongaría en el tiempo tan enojoso asunto que ya bastante "daños morales" me ha producido por más de tres años. Sin embargo, esta inhibición prudente del instinto, me dije, no tiene por qué impedir que alerte a la máxima autoridad sobre el Síndrome de Baja Académica y el peligro de caer en manos de la Coordinadora Academica de los ASIC, que se supone destinada a establecer quién sirve y quién deberá ser convertido en "abono" para las plantas del campus universitario de la Universidad de las Ciencias de la Salud "Hugo Chávez Frías".

Ciudadana Decana, le pudieran parecer exageradas mis aprensiones, pero, la verdad es que, en definitiva, ha sido una emboscada académica, es porque esa "juez", en su apresurado proceder, incumplió con algunas consideraciones esenciales del Procedimiento Administrativo del Consejo Académico –vicios de forma lo llaman-, lo cual produjo el resquebrajamiento del duro veredicto de Baja Académica. No piense que no entiendo que, tras todo "juicio", hay un pequeño o gran drama, y que la acción de "juzgar" sea irremediablemente la consecuencia del libre albedrío de la Dra. Domarys Medinas, Coordinadora Academica de los ASIC. Pero, ahí está el problema, en la oscuridad que se proyecta a partir de la certeza de verdad poseída de algunos "jueces" tienen y que les obnubila todo razonamiento.

Puede ser que me equivoque –sólo los jueces no lo hacen-, pero dejando de lado a aquellos que no pasamos de ser sedicentes evaluadores, y dejando también algunos bochornos que siempre existen, he creído encontrar como común en el "juicio" de la Dra. Domarys Medinas, Coordinadora Academica de los ASIC, razones que pertenecen a circunstancias ajenas a las que son enjuiciadas pero que pasaron a formar parte de la certidumbre existencial de ella, su singular piel, que es también ropaje ceremonial. Y común es además, la ofendida actitud cuando se les señala que la Objetividad no es una sustancia inmanente a su fisiología.

Pero hay otras coincidencias, sus inagotables capacidades para "enjuiciar". Siempre lo está haciendo o preparándose para ello: adjetivando, clasificando, segregando, discriminando, nepotizando, y esa tarea la cumple en el ceremonioso estrado desde la propia Universidad de las Ciencias de la Salud "Hugo Chávez Frías". (Veamos):

  1. Hace aproximadamente 3 años atrás, me encontraba cursando el 3er año de Medicina en el ASIC Julio Rodríguez, a finales del 2019 cuando cursaba la materia de Salud Comunitaria, notaba que cada vez que pedía asesoría al Dr. Cesar Medinas en cuando a las dudas que tenía sobre la asignatura antes mencionada, este nunca me explicaba, más bien se excusaba diciendo "que no recordaba la respuesta sobre lo que le preguntaba", en cambio, cuando mis compañeros de clase acudían a él para aclarar cualquier interrogante que tuvieran el Dr. Medina le explicaba sobre el tema, lo que me hizo pensar que yo no le caía bien y por eso existía esa preferencia de su parte. Motivado a esto, unos días antes de presentar el examen final de Clínica IV, yo lo confronté preguntándole de forma respetuosa el porqué de su actitud hacia mi persona, cuál era la razón, por la cual él; nunca quería explicarme si ese era su trabajo, al Dr. no le cayó bien mi acotación y cuando llega el día de presentar el examen final salgo aplazado. Posterior a esto me entero que el Dr. César Medinas había dicho "que yo le ofrecí 100 dólares para que me aprobara el examen", siendo esta acusación totalmente infundada, especulativa y falsa.

  2. Dan la fecha para reparar el examen, dicha reparación se llevaría a cabo en el HUAPA, estando con mis compañeros esperando al profesor que nos haría la prueba, llega la Dra. Domarys Medinas y preguntó a todo el alumnado ¿Quién es Juan Carlos Marín? Espontáneamente levanto la mano y me le presento, ella respondió "vente que yo te hare el examen a ti", yo le dije que falta el profesor de Julio Rodríguez, pero la Dra. insistió "que no importaba que igual me evaluaría". Durante el examen pude apreciar que las preguntas que me hacia la Dra. Domarys Medinas no tenían nada que ver con el formato de evaluación por el cual se rige la Universidad de las Ciencias de la Salud; obviamente mis respuestas fueron erradas y reprobé nuevamente el examen, resaltó que al finalizar con mi nota bajo y no estuvo presente en el examen de mis otros compañeros. Al salir de allí es cuando me entero que la Dra. Domarys Medina y el Dr. Cesar Medina eran hermanos y es cuando comprendo porqué ella insistía tanto en evaluarme sólo a mí.

  3. Luego de lo sucedido y por razones de índole personal decido meter licencia por aproximadamente 2 años, en los cuales me aconsejaban que si yo quería retomar mis estudios lo hiciera, pero no por el ASIC Julio Rodríguez, ya que si continuaba allí el Dr. Cesar Medina literalmente me haría la vida imposible. Efectivamente en el año 2021 decido inscribirme y solicito el cambio de ASIC hacia Miramar, estando ya como estudiante activo, la Coordinadora de este ASIC La Dra. Dionny Acosta me hace énfasis que "tenga cuidado y que no falte a mis guardias" porque la Dra. Domarys Medina está pendiente de mí.

  4. Al llegar la fecha de presentación del examen final de Clínica IV, apruebo el examen práctico y repruebo el teórico. Pasada la semana voy a matricularme nuevamente para el año académico 2022, el proceso se da sin ningún inconveniente y me dan mi comprobante donde consta que estoy inscrito en 3er año de medicina. Al día siguiente de mi matriculación recibo un mensaje de la Dra. Dionny Acosta, en el cual me dice que estoy dado de "Baja Academica" por orden de la Dra. Domarys Medinas, Coordinadora Académica de los ASIC, yo le respondí sorprendido que como puede ser esto posible si yo el día anterior me había matriculado sin problemas, como la Dra. Acosta no me dió una respuesta convincente, decidí dirigirme hacia Control de Estudios donde me dicen que hay un inconveniente con mi matriculación, ya que la Dra. Domarys Medinas me había dado de Baja Académica y si quería tener más información sobre mi caso podía dirigirme a su oficina, haciendo caso a lo que me dicen voy a hablar con la Dra. Medina, la cual me deja esperando afuera un largo tiempo y luego me manda a decir que no puede atenderme, alegando que se "encontraba muy ocupada".

Ciudadana Directora, debo reconocerle, para terminar, que la anterior delineación de los hechos no describe la manera equivocada de "evaluar" una trayectoria académica de un estudiante, aunque sí la manera de saldar viejas cuentas y satisfacer rencores ocultos. Se lo digo porque si en un futuro cercano tiene que pasar otro alumno por estas horcas caudinas que es la Baja Academica, debería usted como máxima autoridad revisar con más cuidado la presencia de estos Jefes y fijar inclusive posición frente a la actuación de la Coordinadora Académica de los ASIC, lo cual la honraría y enaltecería –y así los consideraré por siempre-, pero no borrará la desventura ni acabará con la pretensión de cierto Personaje de decidir a su arbitrio, una vez que se otorgó el poder de "enjuiciar", quien está o no preparado para vencer las sombras y alcanzar ese luminoso lugar donde ella se encuentra. En definitiva, no sólo se inventó unas "inquisidoras" Instrucciones de Permanencia, sino que a modus propio me mandó a la "hoguera" con una viciada Baja Académica sin Procedimiento Administrativo alguno violatorio al Derecho a la Educación y al Debido Proceso consagrado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV 1999).

Sin más a que hacer referencia y en espera de una respuesta satisfactoria a lo planteado. Queda a sus gratas órdenes. Atentamente.

Se omite el nombre por razones obvias.

Anexo: Comprobante de Inscripción año Académico 2022

Cc. Defensoría del Pueblo del Estado Sucre.

Cc. contacto@conhu.org.pe

Cc. Ucs@gmail.com

Cc. recepcion.usc@gmail.com

Cc. tetralectica77@gmail.com

¡Que se abran cien flores y florezcan cien escuelas de pensamiento¡

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2692 veces.



Servando Marín Lista

Arquitecto- Es autor del libro "Desde la Comunidad": la arquitectura de multitudes (junio, 2010) dirigido a la formulación de propuestas de planificación del desarrollo estratégico para captar el objetivo esencial y específico de clarificar el compromiso y la responsabilidad de la explosión del Poder Popular con la problemática total de la ciudad, mediante todas las escalas de sus propias acciones para marchar rumbo al nuevo sistema de Ciudades Comunales, los Distritos Motores de Desarrollo y los Territorios Federales. Y autor, también, del libro "La Ciudad Comunal, la lucha de clases por el espacio" (nov, 2013) donde plantea una interpretación de los fenómenos urbanos, que constituye una herramienta sobre lo que ?desde afuera? de la estructura urbana, el poder económico y el poder político, conforman la lucha de clases por el espacio y avanza en el señalamiento de la necesaria ruptura con los valores, instituciones, relaciones de poder y las raíces más profundas de la sociedad capitalista.

 tetralectica77@gmail.com      @chevan2

Visite el perfil de Servando Marín Lista para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: