Por qué fracasa un hombre que se casa por segunda vez con la misma mujer, caso del Ministro Aristóbulo y el desastre en Salas

Ante las políticas neoliberales que desde los años 90 se implementaron en Venezuela Chávez, en el año 1999, pone en marcha las escuelas Bolivarianas con el fin expreso de asumir el rescate de la educación pública. Inicialmente se crearon 500 Escuelas Bolivarianas a lo largo y ancho del país y sólo pasados unos años se fue consolidando el modelo de Educación Bolivariana.

Chávez entendió y asumió que el rescate de la salud y la educación pública eran fundamentales para avanzar en la consolidación de un modelo de sociedad favorable a las mayorías que históricamente fueron excluidas.

En la época más esplendorosa de la revolución bolivariana Chávez puso en Salas a un viejo sindicalero del gremio de maestras y maestros. No duró mucho tiempo en funciones, además de "inyectar" recursos financieros en la educación, poco se profundizó en la consolidación del modelo de educación bolivariana. Numerosas obras físicas, infraestructura, y cuantiosos contratos se firmaron entonces. Los deseos de Chávez distaban aún de los inmensos logros alcanzados en el campo educativo.

El viejo sindicalero pasó a ocupar otros roles que lo alejaron de la educación, pero que lo mantuvieron cerca siempre del manejo de cuantiosos recursos financieros y de contrataciones públicas onerosas. Un importante estado petrolero como Anzoátegui le permitió al "maestro" manejarse con mayores libertades que las que podía permitirse en un "elefante blanco" como Salas.

Después de la partida de Chávez (2013) la cosa se complicó para todos, quienes siempre rodearon a Chávez no dudaron en entender que la única manera de mantenerse era rodeando a Nicolás. Mientras unos incrédulos, convencidos de antemano del fracaso inminente del autobusero, se deslindaron; otros, corrieron a Miraflores a ponerse al "servicio de la Patria".

En el año 2018 al viejo maestro, como a él le encanta narrar, le tocó volver a casarse con una de sus exmujeres. Claro la diferencia era que esa vieja mujer (ministerio de educación) ya había perdido toda su gracia y alguno de sus encantos, mientras él se había convertido en un seductor acostumbrado a ir una tras otra conquista (ministerios, gobernaciones, asociaciones con "amigos empresarios", etc.). Pero el "servicio a la Patria" le impuso estas nupcias forzosas, claro no le podía decir que no al compañero Nicolás.

Hoy cuando se han cumplido 20 años de la creación de las escuelas bolivarianas parece inminente que se decretará su fin. Según parece ya el "viejo sindicalista" ha asomado algo de esto, mientras tanto al no promover políticas que hagan posible que las maestras y maestros permanezcan en las escuelas, a pesar de la crisis, se está promoviendo por la vía de los hechos su eliminación definitiva, lo demás es cuestión de días y de un Decreto que matará los sueños de Chávez y de tantos que lo siguieron.

Todo matrimonio por conveniencia presenta sus desafíos, este último matrimonio de Istrúriz resultó un verdadero desastre y así como él detesta a su mujer (ministerio) y a los retoños de este matrimonio (los trabajadores), ninguno de los trabajadores de la educación quieren a este sinvergüenza que sólo por conveniencia se casó por segunda vez con una pareja a la que ha detestado siempre.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3123 veces.



Juan González


Visite el perfil de Juan González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a283062.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO