¿Qué hacer ahora en la UBV?

La Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) fue creada por el Comandante Eterno Hugo Chávez, en julio de 2003, como proyecto político, institucional y académico; punta de lanza para transformar el sistema de educación universitaria del país, consustanciada con el pueblo venezolano y el proceso de municipalización. Tal cual lo indica su Reglamento General, al comprender dos fines primordiales:

La legitimidad que se deriva de las acciones que imponga su estrecha vinculación y correspondencia con las necesidades y requerimientos del pueblo venezolano y de los pueblos de Latinoamérica y El Caribe (...) La elaboración, aprobación y ejecución de sus planes académicos dentro del ámbito de la universalización y municipalización educativa.

Para dos meses después, el Comandante crear la Misión Sucre dirigida a:

todo aquel que sea bachiller y desee ingresar y/o continuar estudios universitarios. La idea es universalizar la educación superior a través de la desconcentración del sistema y la creación de nuevas modalidades alternativas y oportunidades de estudio, en todo el territorio nacional (…) lo cual supone orientar la educación superior hacia lo regional, hacia lo local, tomando como punto de referencia la cultura específica de las poblaciones con sus necesidades, problemáticas, acervos, exigencias y potencialidades.

Fue así como once programas académicos de UBV se desplegaron a lo largo y ancho del territorio nacional a través de las Aldeas Universitarias de la Misión Sucre; de tal forma que ambas instituciones contribuyeron significativamente y en pocos años, aumentar la matrícula universitaria a más de 2 millones de estudiantes con una tasa de escolaridad del 83 %. Quinto lugar en el mundo y segundo en Latinoamérica, según cifras de la UNESCO del 2010.

Pero ¿hubo alguna innovación de la UBV en lo político, social y académico? Sí; ella emergió como una institución universitaria totalmente diferente a las autónomas, a las tecnológicas, politécnicas, privadas y algunas de las experimentales, con una propuesta organizativa, funcional, operativa y curricular totalmente pertinente y de cara al país; enfrentando los desequilibrios sociales, económicos y ambientales; consustanciada con la política de inclusión de la revolución bolivariana y con el estado de derecho y de justicia; y en respuesta a una gran deuda social universitaria que había acumulado la IV República.

Todos sus programas de pregrado fueron creados bajo las orientaciones del Documento Rector, con un enfoque inter y transdisciplinario que permitió articular la formación y la investigación con inserción social; programas abiertos, flexibles, dinámicos y situados en proyectos integrales académico-comunitarios, con una visión crítico-reflexiva y cinco ejes trasversales: epistémico-metodológico, socio-cultural, ético-político, profesional y estético-lúdico.

Por su parte, los programas de investigación se han desarrollado a través de las Áreas Académicas, creadas a término y contextualizadas como espacios de confluencia de conocimientos, saberes y experiencias que orientan los lineamientos estratégicos de creación intelectual; donde participan mancomunadamente profesores, estudiantes y las comunidades a través de los Centros de Estudios y Núcleos Académicos. A término y contextualizadas, por cuanto tributan a los Planes de la Nación y a resolver los problemas prioritarios de mayor trascendencia para el país, sus regiones y localidades.

Pues en casi 14 años, ha corrido bastante agua bajo el puente, después de graduar más de 350 mil profesionales, técnicos y egresados de postgrado; observando hoy en día en la UBV un matricula estudiantil que ronda los 66 mil estudiantes, cursando la gran mayoría en las sedes de Caracas, Maracaibo, Ciudad Bolívar, Punto Fijo, Porlamar, Maturín, San Cristóbal, Barinas, y Ocumare del Tuy; quedando pocos estudiantes de la UBV en las Aldeas Universitarias. Mientras el cuerpo profesoral es altamente calificado con estudios de cuarto y quinto nivel, en constante ascenso académico; deseoso de profundizar en la generación de saberes y conocimientos de punta; y porque no, con excelente experiencia socio-investigativa que ha acumulado después de trabajar por varios años en los proyectos integrales académico-comunitarios.

¿Qué hacer ahora? Mi modesta opinión consiste en realizar las siguientes acciones, entre otras; a la luz de los nuevos tiempos, fundamentadas en el Plan de la Patria, el Sistema de Misiones Socialistas y la Agenda de Ofensiva Carabobo:

  1. Revisar y reformular el Reglamento General de la UBV, así como su Documento Rector basado en la doctrina y pensamiento del Libertador Simón Bolívar.

  2. Establecer una estructura organizativa acorde al devenir histórico del Proyecto Nacional Simón Bolívar; eficiente, eficaz, flexible, democrática, desburocratizada y permeable a la contraloría social.

  3. (Re)diseñar los planes estratégicos y las correspondientes acciones político-académicas.

  4. (Re)crear las Áreas Académicas, los Centros de Estudios y los Núcleos Académicos.

  5. Reformular y/o crear nuevos programas de pregrado y de estudios avanzados; especialmente en materia económica, industrial y agroalimentaria.

  6. Revisar los reglamentos internos; como el del personal académico, estudiantil, de servicios y de funcionamiento.

  7. Hacer realidad la conformación de los cuerpos colegiados de decisión, a diferentes niveles político-territoriales; donde realmente participe toda la comunidad universitaria y el pueblo organizado.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2050 veces.



Sergio García Ponce

Ex-vicerrector de Desarrollo Territorial de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV).

 sagarciap@yahoo.es

Visite el perfil de Sergio García Ponce para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio García Ponce

Sergio García Ponce

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a241134.htmlCd0NV CAC = Y co = US