Una universidad fantasma y un ministro desconcertado

Esta mañana leí en Vea, página 17 - Educación, unas declaraciones del Ministro Moncada sobre la ilegalidad de la Universidad San Paulo. Moncada señala que: “La Universidad Cristiana de San Paulo no existe, nunca ha sido registrada por nadie y abrió su sede no sé con qué objetivo”. Creí que aún estaba dormida y me releí la noticia, pero no.
Entonces me pregunté ¿Cómo es posible que algo que no exista tenga una sede en Upata, estado Bolívar? Y ¿como es que el Ministro desconoce su objetivo? cuando más adelante “invita a quienes cursaron estudios en ambas instituciones (¿?) a denunciar sus casos ante el Viceministro de Políticas Estudiantiles” y “exhorta a todas las instituciones oficiales y privadas a no reconocer títulos o certificaciones emanadas de San Paulo” Es decir que no sólo existe, sino que funciona y otorga títulos y certificaciones. ¿Qué Tal?

La verdad es que Venezuela es un país lleno de sorpresas, pero esto de que una Universidad que no está registrada y no cumple con los artículos 173 y 174 de la Ley de Universidades (sea cual sea el contenido de los mismos) opere tranquilamente y el Ministro responsable del sector se limite a “invitar” a los cursantes y a “exhortar” a las instituciones a reconocer la irregularidad, no cabe en mis entendederas.

Uno de los grandes males del país es nuestra pasividad ante la impunidad pero esto ya es el colmo. Me resisto a creer que no esté contemplado en ninguna parte el cierre de una institución educativa ilegal. Resulta a todas luces absurdo que las escuálidas e insólitas madres interesadas en pagar a los colegios un aumento superior al autorizado por el Gobierno tengan que acudir a los tribunales para que no protejan sus intereses y que al mismo tiempo, pueda funcionar libremente una universidad fantasma.

¿Cómo se instala una universidad clandestina? Toda una universidad, con autoridades, profesores, alumnos y personal administrativo, no una guardería en el patio trasero de una quinta. ¿Desde cuándo está funcionando? ¿Ante quién presentaron la autorización la propia universidad y el Departamento de Educación Pública de Ginebra, Zuiza? ¿Es que en Bolívar no hay representantes del Ministerio? ¿Qué dicen el Gobernador y al Alcalde de Upata?

Aunque estas preguntas queden sin respuesta ¿Qué espera Moncada para tomar las medidas del caso? El poder se tiene para ejercerlo no para lavarse las manos y pasarles la pelota a los demás. Con todo respeto y lamentándolo mucho Sr. Moncada, Ministros como usted son los que le dan argumentos a la oposición para esgrimir la desobediencia civil.

Ya basta, ningún país del mundo puede permitir que cada uno haga lo que le de la gana, en nombre de la democracia; que los canales privados de televisión insulten al Presidente y mientan descaradamente; que los más “vivos” amenacen y dominen a sus vecinos en los barrios; que tengamos dos banderas, una con ocho y otra con siete estrellas; etc. etc. etc.

Los venezolanos comunes tendemos a ser anárquicos y resistentes a la autoridad, lo cual no es tan grave en lo individual, como en lo colectivo. Sin embargo, los gobernantes tienen la obligación de hacer cumplir las leyes, única manera de construir el socialismo del siglo XXI y de ayudarnos a manejar adecuadamente esa tendencia.

Mariadela Villanueva
mariadela@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4660 veces.



Mariadela Villanueva

Analista y comunicadora. Socialista y chavista. Firme creyente del poder popular

 mariadelav@gmail.com      @mariadvillanuev

Visite el perfil de Mariadela Villanueva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mariadela Villanueva

Mariadela Villanueva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a23486.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO