¡Trabajadores universitarios tendrán el mejor contrato colectivo!

Tal como lo exigían las expectativas de la clase trabadora universitaria, el pasado jueves 22 de enero, el Aula Magna de nuestra universidad central, recibió trabajadores y trabajadoras de todo el país para escuchar a sus líderes y líderesas de FETRAESUV (en transición a FETRAUNIVERSITARIOS), FENASIPRUV, FENASOESV  y Sindicatos No Federados, exponer las propuestas centrales de la 2da. Contratación Colectiva Única para el Sector Universitario; las mismas, tienen que ver con el tema salarial y la seguridad social de ese importante sector de nuestra clase trabajadora. Allí, entre los asistentes, pudimos apreciar la figura de la lideresa de las y los trabajadores de la UNEXPO, Elsy Navas, de los institutos y colegios universitarios, Elizabeth Araujo, del SUTRAUCV, Carlos Suárez, del SINATRAUCV, Deyanira Romero, el CUFM, Darwin Utrera, UNA, Henry Macías, LUZ, Omar Alvarado, combatientes de mil batallas por la garantía  de las conquistas históricas de la clase trabajadora universitaria, unidos y unidas en la diversidad de sus posturas ante la realidad política del país, pero unificados en un solo objetivo: garantizar los derechos y reivindicaciones del trabajador, de la trabajadora universitaria. La gran asamblea, la inició el vocero de la FENASOESV, el compatriota Adan Bolívar, quien explicó parte de la propuesta a presentar ante las mesas de negociaciones y que detalláramos en artículo previo (Trabajadores universitarios: ¡ya tienen propuesta salarial!). Terminada  la presentación de Bolívar, hizo presencia el compatriota Eduardo Sánchez, vocero fundamental de la FETRAESUV (en transición a FETRAUNIVERSITARIOS),  quien ahondó en las explicaciones formuladas por Bolívar, y le dio calor a la asamblea con su intervención, procediendo someter a decisión de la magna asamblea, la propuesta salarial de  la dirigencia sindical, la cual, ahora pasaba a ser de todas y todos los trabajadores universitarios; como era previsible, fue aprobada por unanimidad por las y los presentes en el Aula Magna de la UCV, teniendo como testigos principales de tan magno evento a las nubes de Calder, “las nubes de la acústica perfecta”, desde las alturas del recinto.

  El calor que le imprimen, las y los trabajadores a sus batallas, bien pudiéramos decir que es único, su solidaridad con el dolor de un familiar cercano, obligó a las y los presentes, a guardar un minuto de silencio por el hermano de clase, y así, el líder de FETRAESUV (en transición a FETRAUNIVERSITARIOS),  pudo palpar los sentimientos de solidaridad que unen a la clase trabajadora cuando uno de su clase, uno de ellos/ellas, se ve afectado por la pérdida de uno de los suyos,  y la clase asume como uno más de todas, de todos. Con esa expresión elevada de conciencia de clase, cerraba la asamblea. La conciencia de pertenecer a una comunidad particular de la sociedad, con sus propios intereses sociales y sus propios objetivos históricos, fruto de su condición de trabajadores asalariados, intereses y objetivos, que sólo pueden lograrse con la unidad de toda la clase trabajadora universitaria en el logro de una buena contratación colectiva, para el beneficio de todas y todos los trabajadores,  que integran ese importante conglomerado de nuestra sociedad. Solo concientizando que forman parte de una misma clase, de un mismo conglomerado, la clase trabajadora universitaria se convierte en “clase en sí” para transformarse en “clase para sí”, valga decir, asume carácter político el movimiento de la clase trabajadora universitaria, haciéndose invencible ante sus eventuales contrincantes.

  El contexto en que se da la magna asamblea, no podemos dejar de tratarlo en esta crónica de estos hechos históricos que comienzan a escribir, las trabajadoras y los trabajadores universitarios. El impacto de su propuesta sobre el Alto Gobierno es inobjetable, tanto que el propio Presidente de la República, el compatriota Nicolás Maduro, no dudo dejar de referirse a la clase trabajadora en su discurso de presentación de su Memoria y Cuenta 2014. Siendo ese, quizás, uno de los discursos de mayor aceptación popular que, desde el estrado de nuestra magna Asamblea Nacional, se haya expuesto al pueblo venezolano para su consideración. Si bien, el Presidente Hugo Chávez, marcó historia con sus discursos desde ese mismo estrado, no tenemos la menor duda, que el Presidente Maduro, comienza a trazar su propia historia. Y, este 15 de enero, quedará grabado en nuestras memorias, ese gran discurso que comienza a trazarnos a las venezolanas y venezolanos de bien, la figura del Estadista, que será este buen Presidente.

  En ese gran discurso del Presidente Maduro, lo Social por delante y eso dice mucho del carácter de su Gobierno, entre sus anuncios dirigidos en específico a la clase trabajadora no pudo dejar de referirse a las y los trabajadores universitarios: “Igualmente quiero anunciar a los trabajadores del país, a nuestros viejitos, tres cosas  muy importantes, la estrategia social empuja, la estrategia económica, la protección social del pueblo, la protección de las inversiones, el modelo justo del socialismo venezolano; si bien es cierto ha habido un ataque de una inflación inducida, especulativa dentro de todos estos esquemas que hoy hemos explicado y denunciado, estoy en la obligación de cuidar el empleo, inversiones, y estoy en la obligación de cuidar los ingresos, y en la metodología de protección del salario…” […] “ “Bueno, este año vamos a empezar el primer aumento antes del primero de mayo, que se va a hacer efectivo el primero de febrero, del 15 por ciento del salario mínimo de los trabajadores venezolanos, y de todas las pensiones de nuestros viejitos” […]  “Igualmente anuncio, para proteger a nuestros pensionados, he puesto la meta, año 2015, 300 mil nuevas pensiones deben ser incorporadas a nivel nacional en los planes de la Gran Misión Hogares de la Patria, directamente vinculado a los hogares de la patria, 300 mil nuevas pensiones.  Y vamos a hacer, vamos a activar, ya le tocará al equipo de ministros dar los detalles, un bono salud para los pensionados y pensionadas, a través de su propia tarjeta de débito, donde de manera puntual, como nunca antes en la historia, cobran regularmente sus pensiones nuestros viejitos, como nunca antes en la historia. ¡Pensiones de hambre que daban ustedes, oligarcas! A este pueblo, que lo despreciaban”. En lo concerniente a la contratación colectiva en curso, fue tajante en su discurso el Presidente Maduro: “…he dado órdenes al Ministro del Trabajo que active las comisiones y al Ministro de Educación Universitaria para que se sigan debatiendo en el marco de esta situación, todas las contrataciones colectivas de nuestro trabajadores a todo nivel: obreros, empleados, profesores”.

  Desde el aula Magna, las y los trabajadores universitarios, se dirigieron en sus acorazados azules a la sede ministerial, notable la ausencia de los buses de la UCV, donde presentarían formalmente su propuesta salarial, cumplido el ritual de la aprobación suprema de la asamblea universitaria, máxima instancia de decisión de la clase trabajadora. Allá, los recibiría el propio viceministro del MPPEUCT, el compatriota Jheyson Guzmán. Las palabras del joven viceministro, sin duda, marcadas por la orden presidencial, manifiestan el compromiso ineludible del Gobierno del Presidente Maduro con la causa de la clase trabajadora universitaria, reafirmaba Jheyson, en su alocución a las y los trabajadores presentes en la sede ministerial: “Ténganlo por seguro, la plena disposición del Gobierno Bolivariano, la disposición que manifestó anoche en su alocución el Presidente Nicolás Maduro de convocar a la discusión de la nueva convención colectiva para el sector universitario, ha sido una instrucción recibida por nuestro ministro Manuel Fernández y todo nuestro equipo, y tengan la certeza de nuestra voluntad para iniciar todos los procedimientos y seguir al pie de la letra, la instrucción dada por el Presidente, para recibir cada una de las propuestas que hoy estamos recibiendo de parte de ustedes, pero, también tengan más seguro todavía, que la voluntad de trabajar por los obreros, por los administrativos, por los profesores y por nuestra universidad, está en nuestros corazones, porque esa es la voluntad del pueblo venezolano, esa es nuestra voluntad de hacer que la universidad funcione, y ahí también, nosotros le pedimos apoyo a ustedes, así como lo han hecho en esta gran demostración, que las cosas se logran por la vía del diálogo, que las salidas violentas y las opciones de los extremos, no tienen cabida, y que los universitarios, por la vía de la discusión es que encontramos la solución a nuestros problemas y que esto va ser una convención con altísimos logros para el sector universitario, ténganlo ustedes seguro”.

  Entre las sombras, se podían observar cadáveres insepultos del pasado tenebroso de nuestra clase trabajadora universitaria, intentando plegarse a la bravía representación que provenía de la magna asamblea a entregar a la representación gubernamental la propuesta aprobada en la misma. “Rechazamos la Convención Colectiva Patronal –continuó Ramírez de Viloria- en virtud de que niega nuestro instrumento de contratación colectiva como son las Normas de Homologación. Nunca fuimos convocados, en modo alguno, para participar en la discusión de una convención que no tiene que ver con nosotros los profesores universitarios” (Prensa FAPUV, 02-07-2013). Así se expresaba, de la primera convención colectiva, quien, para sorpresa de la representación de la magna asamblea, se encontraba en la puerta del ministerio esperándolos para “colearse” y entregarle al viceministro Guzmán las propuestas de la nefasta FAPUV, que durante todo el 2013 se encargó de intentar demonizar  la primera contratación colectiva  y, con ello,  tanto a obreros y obreras, como personal administrativo, por apoyar su contratación colectiva. Pero, vueltas que da la vida, allí estaba, utilizando el empujón de los “demonios” del pasado para  acceder al protagonismo de hacerse partícipe de la segunda contratación colectiva para el sector universitario. “Hegel dice en alguna parte, que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen, como si dijéramos, dos veces. Pero se olvidó de agregar: una vez como tragedia y otra vez, como farsa.” Carlos Marx (En su libro El 18 de Brumario de Luis Bonaparte).

  No se equivocó el viejo Marx, al estudiar los dos Bonaparte, ya que a partir de ese estudio pudo enunciar una ley de la historia, puesto que el regreso de la tragedia bajo la forma de la farsa se ha repetido una y otra vez en todas las épocas, incluida la nuestra. Descubriendo Marx, no la analogía de los acontecimientos, sino la ley de los procesos sociales. Lo que hace esa ley, como algo común entre dos hechos tanto en el tiempo como en el lugar, es precisamente lo que el viejo Marx expone párrafos más delante en su 18 Brumario: “Los hombres hacen su propia historia, pero no la hacen a su libre arbitrio, bajo circunstancias elegidas por ellos mismos, sino bajo aquellas circunstancias con que se encuentran directamente, que existen, y les han sido legadas por el pasado”. No tendrá, esta nueva historia que comienzan a escribir las y los trabajadores universitarios, como protagonistas  a las y los traidores del pasado reciente: FAPUV, FETRAUVE, FENASINPRES Y FENASTRAUV, ¡NO!, serán los propios trabajadores y trabajadoras en ejercicio pleno de la DEMOCRACIA SINDICAL, EN LA DEMOCRACIA DE LA CLASE TRABAJADORA, quienes protagonizarán su propia historia, sindicatos y federaciones clasistas por delante!!

 

Caracas, 24-01-2015



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6461 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a201596.htmlCd0NV CAC = Y co = US