Facultades libres de pobres en la Universidad de Los Andes

 

PORCENTAJE PROMEDIO ESTIMADO DEL  NIVEL SOCIOECONÓMICO  DE LOS ADMITIDOS POR LA PRUEBA INTERNA DE ADMISIÓN (PINA-ULA),  AL INICIO DEL SIGLO XXI EN LAS FACULTADES LIBRES DE POBRES

Facultad

Nivel 1

Nivel 2

Nivel 3

Nivel 4

Nivel 5

Arquitectura

16

30

34

18

2

Derecho

12

35

34

23

6

Farmacia

13

33

34

17

2

Ingeniería

20

31

32

16

0

Medicina

18

29

33

21

2

Odontología

28

37

27

8

0

ULA

11

30

33

21

4

Fuente: Boletín Estadístico No. 21 de Dirección de Servicios de  Información Administrativa.( DSIA_ULA)

 

La Tabla,  se confeccionó  con base  en la información existente en el Boletín Estadístico  No. 21 de la Universidad de los Andes.  La  estratificación de los niveles socioeconómicos de acuerdo a los ingresos mensuales en bolívares  de las familias de los admitidos a la Prueba Interna de Admisión PINA,  se expresan en dólares al tipo de cambio del  año 1996; de acuerdo a ella, el  ingreso por nivel era: Nivel 1= los provenientes de familias con ingresos superiores a  $ 648,  Nivel 2=entre $ 648 y  $ 431, Nivel 3= entre $ 431 y  $ 214,  Nivel 4= entre  $ 214 y  $ 108 y Nivel 5= los aspirantes  que pertenecían a familias cuyos ingresos eran inferiores a   $ 108.

En esos niveles de clasificación,  de entrada,  quedaron eliminados los jóvenes  pertenecientes al estrato V de pobreza crítica o estructural según la estratificación social de Graffar e  inferimos que,    los bachilleres   ubicados en el  Nivel 5  pertenecían    a sectores de obreros, empleados, capas medias bajas,  desempleados  o  sectores  con empleo e ingresos inestables.

Como se observa en la Tabla, con ese porcentaje de jóvenes ubicados en el Nivel 5    no quedan dudas acerca de que,  estas seis facultades pueden ser ubicadas  en la categoría de Facultades Libres de Pobres de la ULA. Esta tendencia sobre la composición social de los admitidos a través de la PINA; también, es detectable en el  conjunto de las otras facultades.

Estudios sobre la deserción, tipos, adjudicación y montos de las becas, promoción y   repitencia,    permanencia y  ubicación de acuerdo al promedio de notas  en relación con  el nivel socioeconómico, son  necesarios realizar para comprender el fondo de la problemática de la exclusión universitaria  por razones económicas y sociales.  

Se observa en la Tabla que,  en   las facultades de odontología en ingeniería la exclusión de los jóvenes provenientes de familias ubicadas en el  Nivel 5 fue más cruda, al tiempo que,   exhiben los mayores porcentajes de admitidos para aquellos bachilleres  ubicados en  el Nivel 1. Aunque las diferencias entre estas seis facultades, conocidas  también,  como las de las profesiones liberales,   no aparentan ser significativas,  si es destacable,  la  homogénea composición social de los admitidos a través de la PINA en detrimento de los sectores más pobres de la población venezolana.   

¿Es esto así en todas las universidades autónomas de Venezuela?

Se muestra evidente señalar que la selección de estudiantes a través de La PINA,  ha servido para excluir de las facultades responsables de la formación de los profesionales  de la salud, arquitectura  e ingeniería  a los jóvenes provenientes de los sectores de menos recursos de la población; al  tiempo que, permitió que esas unidades académicas  se reservaran para las capas medias y altas.  

¿No afecta esto a la pertinencia social  de la universidad? 

Las variadas y numerosas formas o vías de ingreso que tiene la ULA, tales como,   OPSU, PINA, excelencia deportiva, excelencia  artística y cultural, el cuestionado  “alto rendimiento”, convenio laboral, programa  “Fray Ramos Lora”,  pruebas psicotécnicas, destrezas, habilidades, comprensión     y,  que  se pretenden seguir incrementando,  no son  más que el reflejo de una consistente política de ingreso   exclusionista.

A mayor número de vías o mecanismos de ingreso,  mayor grado de inequidad.

La selección interna de la universidad bajo el argumento de la “calidad” enmascara la exclusión por razones socioeconómicas y,  ha generado  distintos grados de  corruptelas, caminos verdes, vías de excepción, apadrinados y entenados,  así como, “equivocaciones”  y saltos en la ubicación de los resultados; además de que, la mayoría de la población no tiene credibilidad en ella.

Las razones de esta realidad  pueden ser múltiples pero, esto debe cambiar por que contradice los derechos culturales  y educativos consagrados en el Capitulo VI  en la  Constitución, en particular,  lo ordenado en el artículo 102 y 103.

Las pruebas internas  de admisión son inconstitucionales, ellas deben eliminarse para transformar la injusticia y segregación inherente a todo el sistema de ingreso universitario heredado.

 

*ULA-Trujillo

Publicado en el Semanario Despertar de la FBU_ULA el día 24-03-06

Hacia el Primer Congreso Nacional Universitario Bolivariano

Desnuda la Exclusión




Esta nota ha sido leída aproximadamente 4220 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter