El grupo “BCV” está “meando fuera del perol”

Decía en el artículo anterior que el planteamiento de la indexación era sencillamente inaplicable. Algunos y algunas de mis lectores me señalaban que no había sido suficientemente explicito en cuanto a las razones en que soportaba esa supuesta "inaplicabilidad".

Vamos, entonces, a tratar de ser más explícitos. Al final el que escribe tiene como tarea fundamental que lo escrito sea entendido en la mayor medida posible por quienes le leen. Ello es así, independientemente de que al final se comparta o no lo que escribimos. Naturalmente aspiramos convencer y debemos intentarlo una y otra vez.

Dejo a la imaginación de los lectores el que sepan a quienes aludo cuando me refiero al Grupo "BCV". Es cuestión de apellidos..

Lo esencial de mi planteamiento es un razonamiento elemental: NADIE PUEDE DAR LO QUE NO TIENE. O, dicho de otra forma, a nadie se le puede reclamar QUE DISTRIBUYA DE MANERA JUSTA, ALGO DE LO QUE NO DISPONE.

El indexar los salarios y la economía al Petro o a cualquier "comodity" implica el desembolso de una masa de dinero que los partidarios de la indexación, no se han tomado la molestia en calcular. Se ha apelado a generalidades fundamentalmente de orden monetario. Se dice por ejemplo que un incremento de salarios no genera inflación y que por el contrario aumenta la demanda agregada, y estimularía la recuperación de la economía. Eso, resume, de manera superficial los planteamientos de John Maynard Keynes que originaron en el siglo pasado la corriente keynesiana, ampliamente cuestionada y demolida teóricamente por renombrados economistas marxistas, entre quienes destaca Michael Roberts.

Nadie niega el hecho evidente que nuestra economía está sustancialmente disminuida con respecto a lo que era en el 2013. Nadie objeta, por otra parte, lo afirmado por el Presidente Maduro, que el ingreso de divisas por concepto de petróleo ha disminuido desde 56 mil millones de dólares hasta 400 millones de dólares en el 2020. Estos dos hechos que son decisivos a la hora de adoptar o sugerir cualquier política económica, son interesadamente ignorados por el grupo "BCV".

Nuestro PIB creció sostenidamente desde 1999, cuando era de 91.497 millones de euros, hasta alcanzar la cifra de 274.121 millones de euros en 2012. Hubo un paréntesis de cifras bajas en los años 2002 y 2003 por el Golpe de abril de 2002 y el Paro Petrolero de 2002-2003. A partir del 2013 inició su descenso, hasta ubicarse en 2018 en 83.319 millones de euros, por debajo del año 1999. Casi 20 años después, ¡NUESTRA ECONOMÍA ESTABA POR DEBAJO DE LO QUE ERA EN 1999 ! El que quiera ver que vea. ES CLARO QUE EL GRUPO "BCV" NO QUIERE VER.

En cuanto a la producción petrolera, también los números son elocuentes. Veamos los cuatro quinquenios comprendidos entre 1999 y 2018. La producción promedio fue de 2.786 millones de b/d en el primero de esos quinquenios (1999-2003). Hay que destacar que en este lapso en los años 2000 y 2001 estuvo por encima de los 3.000 millones de b/d, sufriendo un descenso en los años 2002 y 2003, por razones ya expresadas.

En los quinquenios sucesivos, el promedio fue de 2.526, 2.486 y 2.145 millones de b/d, respectivamente. Ya en 2018, la producción fue de 1.486 millones de b/d, menos de la mitad del pico alcanzado en el año 2000 que fue de 3.155 millones de b/d. ES CLARO QUE CIERTA IZQUIERDA Y EL GRUPO "BCV", ESTO NO LO QUIEREN VER.

Dijimos en el primer artículo de "Proyecto El Capital" ( Notas necesarias sobre el Uso y abuso de "Salario, Precio y Ganancia") : "las políticas monetarias, por más "progre" que sean, no hacen más que solapar y velar el atolladero que resulta de reducir el dinero a una mera unidad contable y suponer que el Estado puede emitir, sin más, cualesquier cantidad de dinero. El hecho real es que la soberanía monetaria está enmarcada y enajenada por la estructura asimétrica del sistema mundo capitalista y la hegemonía (financiera) de los Estados Unidos." En la lectura reflexiva de ese párrafo está el meollo de la cuestión, es decir, QUE LAS DISTINTAS TESIS DE LOS "INDEXADORES E INDEXADORAS" SON INAPLICABLES.

Nadie puede estar en contra de la defensa y el rescate del poder adquisitivo de los trabajadores. Pero resulta evidente que en las actuales circunstancias que vive la patria, ello no sólo es inaplicable, sino que podría revertirse con efectos perniciosos más graves, para cualquier intento de nuestra recuperación económica. Eso es así, porque sencillamente el Estado venezolano no dispone de los recursos que las tesis "indexadoras" del Grupo "BCV", demandarían en el caso de ser aplicadas.

Yo creo que ellos y ellas están conscientes de eso y no consiguen como salirse del enredo en que se han metido. En mi opinión, al insistir en la "indexación de la economía" se vuelven "un ocho", término que se utiliza para intentar menospreciar la opinión de un camarada de por acá de Oriente.

Pareciera obvio que un país como el nuestro sometido a un criminal bloqueo y asedio permanente, altamente dependiente y rentista, con una economía llevada a niveles depresivos como nunca antes, no puede "darse el lujo" de ponerse a fabricar dinero sin control alguno. Incluso no se trata, como se insiste en poner en discusión: "de si la emisión de dinero inorgánico produce inflación o no".

En esencia, en nuestra opinión se trata, como lo expresamos en el artículo ya aludido de "Proyecto El Capital":: "Cierta izquierda persiste en presentar propuestas de naturaleza monetarias. Tan acusado y exclusivo énfasis (¿empeño?) no solamente desestima el hecho irrebatible de que las políticas monetarias carecen por sí mismas del empuje para revaluar sólidamente, una moneda nacional y determinar, consistentemente, aumentos salariales."

Pero el Grupo "BCV" no sólo se empeña en difundir su cuestionada tesis, a lo cual tiene todo su derecho, sino que ataca al gobierno, y en particular al Presidente Maduro, con afirmaciones que no tienen ningún sostén teórico, ni basamento en la realidad. Con razón un amigo economista, muy versado en el tema, afirma que: "Los "indexadores e indexadoras" mienten con intención". Luego recalca: "Ellos y ellas no sólo yerran en lo teórico, sus cifras son falsas o manipuladas, y sus análisis cuantitativos carecen totalmente de base".

Muchas cosas se han afirmado, algunas de manera directa, y otras de manera velada para ir sembrando en el imaginario de los chavistas que el Presidente Maduro ha abandonado y traicionado el legado de nuestro Comandante Eterno. El etiquetar nuestro gobierno de Neoliberal, ya pareciera algo que no está en discusión. Apelan al recurso de criticar algunas decisiones y medidas que ha sido necesario adoptar, sin reparar en el contexto y en las circunstancias adversas que obligan a tomarlas.

Se dice por ejemplo que se ha "dolarizado" la economía y "entregado al enemigo nuestra soberanía monetaria". Por supuesto se ignora que la flexibilización de la circulación de divisas, por lo demás transitoria, ha permitido, utilizando frases del Presidente, "darle un respiro a la situación que se vive". Comerciantes, medianos empresarios y artesanos con pequeños talleres, han afirmado que esa "flexibilización" le ha imprimido una dinamización a sus negocios. A "pepa de ojo", como algunos suelen decir, eso es notorio. Todos coinciden en decir que la situación que se vive hoy es de evidente mejoría con respecto a lo que se ha vivido desde el 2015 hasta el presente. No es lo que se aspira, pero sí lo posible dentro de una estrategia coherente a mediano plazo.

Recientemente se ha dicho, a través de un artículo publicado en un diario de circulación nacional y ampliamente difundido en las llamadas redes sociales, lo siguiente:: "Disminuir la pobreza es una bandera de lucha importante (…) pero este problema no se resuelve con políticas asistencialistas y focalizadas hacia los pobres extremos, no es un asunto de subsidios puntuales o bolsas de comida al mejor estilo neoliberal". Es obvia la referencia y el intento de ridiculizar los esfuerzos que hace el Presidente Maduro y el gobierno por disminuir una penosa situación originada por las Medidas Criminales Unilaterales. Resulta que ese mismo pueblo, incluso algunos no precisamente "pobres extremos", agradece que esos "subsidios puntuales o bolsas de comida" en más de oportunidad, los ha sacado de apuros. Esto puedo afirmarlo con mucha propiedad, porque lo he vivido en carne propia. Nadie ha tenido que contármelo.

Pudiéramos seguir enumerando ejemplos y frases, pero por razones de espacio prefiero dejarlo hasta acá. Sí quiero para finalizar hacer referencia a un tema que en su momento debe haber dejado estupefacto a más de uno. Se trata de la afirmación de que la gestión de Nicolás Maduro, palabras más, palabras menos: HA FAVORECIDO AL CAPITAL EN DETRIMENTO DEL TRABAJO, PROPICIANDO UN GRADO DE MAYOR EXPLOTACION DE LOS TRABAJADORES Y AUMENTANDO LA DESIGUALDAD. Tan categórica afirmación la realizan apelando a manipulación de cifras que despiertan la admiración de algunas confundidas y algunos confundidos. La confusión se ha extendido a camaradas que por su militancia histórica, los y las considerábamos con mayor fortaleza teórica.

Voy a tomar prestados algunos párrafos del Camarada José Gregorio Piña, en su reciente artículo ( "Desvelando la mentira de que Maduro favorece al capital" )..

Esto dice Piña:

"El porcentaje del PIB correspondiente al Sector Público aumentó en la administración de Maduro; y en los años 2018 y 2019 superó por primera vez en la historia, el 50%.

A su vez, el porcentaje de la Inversión Social, destinada a satisfacer las necesidades de los Asalariados ha venido creciendo desde 1999 y ha crecido en mayor proporción bajo el gobierno de Maduro, hasta superar el 76% del total del gasto público

Por ello, la correcta determinación de la participación del pueblo, los asalariados, en el PIB tiene, económica y políticamente, que tener en cuenta la participación del Estado en el PIB y su propensión a la inversión social; para poder cuantificar la realidad del porcentaje del PIB que llega a los Asalariados, más allá de sólo las Remuneraciones"

En mi opinión, los tres párrafos de la cita, expresan una fundamentada idea, meridianamente clara. Lo dicho está sustentado en una gráfica, por lo que recomiendo la lectura íntegra del artículo. Publicado originalmente en el portal "ENSARTAOS".

Finalizo, exhortando al amplio sector del chavismo, progresista y revolucionario, a no dejarse confundir por "cantos de sirena". Necesario es pensar, analizar y concluir con mente propia, Desde esta trinchera, hacemos el intento.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1083 veces.



Hugo Márquez

Ingeniero Electricista (UNIVERSIDAD DE ORIENTE),Especialización en Gerencia Pública, Diputado a la Asamblea Nacional por el Estado Anzoátegui (20062011)

 huramar1@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Márquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugo Márquez

Hugo Márquez

Más artículos de este autor