Reflexiones

¿Y la recuperación del Bolívar para cuándo?

Quienes conducen al país hablan profusamente de cualquier cosa menos de cuál es el plan para recuperar el poder adquisitivo de nuestro Bolívar, el cual paulatinamente desde el 2014 comenzó a ser devaluado desde afuera y desde adentro. A partir de 2017 cuando ya la economía venezolana obtuvo el nada envidiable grado de hiperinflación, nuestro signo monetario, de hecho, ha sido sustituido paulatinamente por el dólar. Todo esto, ante la inacción de la autoridad nacional (BCV) de las políticas monetarias que constitucionalmente (Art.318), tiene el objetivo fundamental de "LOGRAR LA ESTABILIDAD DE PRECIOS Y PRESERVAR EL VALOR INTERNO DE LA UNIDAD MONETARIA". Como la mayor parte de los venezolanos cobramos nuestros sueldos y salarios en Bolívares hiper devaluados, pero tenemos que pagar los bienes y servicios en dólares, nos hemos convertidos en una de las poblaciones más pobres del mundo. Sin embargo, pareciera que nada de esto estuviera ocurriendo. El gobierno nacional, sólo se ocupa de la pandemia y de cuadrar las mega elecciones del 21 de noviembre.

Desde finales del 2014, y más específicamente desde el 2015, algunos que no conocemos la materia económica a profundidad, comenzamos a leer artículos que nos generaban ruido sobre lo que estaba ocurriendo en la frontera de Colombia, en relación a la devaluación del Bolívar frente al peso colombiano y al dólar, donde las casas de cambio eran los centros de las transacciones. Gracias a una perversa e inamistosa decisión del Banco Central de Colombia (BCC), equivalente al BCV de Venezuela, que autorizaba a los bancos de frontera para establecer una paridad cambiaria peso/Bolívar autónoma e independiente de la fijada por el Banco Central de Colombia. Todo esto con una característica muy sospechosa: el Bolívar en las casas de cambio de Cúcuta llegó a tener un valor entre 16 - 30 veces menor al que oficialmente fijaba para ese día el Banco Central de Colombia. Fue la época cuando se comenzó a sentir con más fuerza el bendito Dólar Today, y cualquiera que fuera medianamente informado se daba cuenta que estaba relacionado con el plan de destrucción del Bolívar en la frontera con Colombia.

La agresión del gobierno de Colombia hacia la unidad monetaria de Venezuela fue parte del Plan Colombia, y se concretó con la Resolución N° 8 del Banco Central de Colombia, aprobada en el año 2000, durante el gobierno de Andrés Pastrana. El Plan Colombia contó con el asesoramiento y financiamiento del gobierno norte americano. Uno tiene que preguntarse ¿Por qué el gobierno colombiano no concretaría la agresión a nuestro Bolívar durante el gobierno de Hugo Chávez? Una razón pudo ser las convicciones y la fuerza del liderazgo de Chávez. Otra razón, pudo ser económica, ya que fue en el 2014 cuando comenzaron a bajar los precios internacionales del petróleo. Podrían ser ambas. Muerto el presidente Chávez e iniciada la merma de nuestra principal fuente de dólares, consideraron que era el momento de dar el zarpazo.

También nos hemos preguntado muchas veces ¿Por qué una agresión tan grave por parte de la hermana República de Colombia y de consecuencias económicas previsibles, produjo tan tímida reacción mediática, diplomática, política e internacional por parte del gobierno venezolano? A cada rato el gobierno nacional forma una alharaca mediática con análisis enjundiosos que repiten durante varios días, cuando supuestamente detectan, principalmente desde Colombia, una conspiración contra el país. En el marco del Plan Colombia, acaban con el Bolívar, llevan a la mayoría de los venezolanos a la pobreza extrema y la respuesta del gobierno es un comunicado a Colombia a través del Ministerio de Relaciones exteriores.

El 09 de octubre del 2015, apareció a través de Reuter una declaración del entonces gobernador del estado Táchira, José Vielma Mora, donde él señalaba que: "Una condición para abrir la frontera es que Colombia elimine su régimen cambiario". También agregó Vielma Mora: "Si el gobierno de Colombia no elimina la resolución 8 del 2000 que afecta el diferencial cambiario, propicia la corrupción, la inflación, alimenta los capitales narco-paramilitares, el sicariato, el abigeato, los proxenetas, los arrebatos sexuales de los criminales fronterizos…" Vielma Mora, también acusó al gobierno colombiano de legitimar a 3.412 casas de cambio ilegales, de las cuales sólo 12 estarían aprobadas por el Banco Central de Colombia. Agregó Vielma Mora en sus declaraciones a Reuter que: "Las casas de cambio de Cúcuta propician la aparición de grupos delictivos que trabajan con el narcotráfico nacional e internacional. Los sicarios legitiman capitales de la corrupción y la droga que atenta contra la economía venezolana.

La Asociación de Profesionales del Cambio del Norte de Santander (Asocambios) le contestó a Vielma Mora en los siguientes términos: "Exigir que se derogue la resolución externa que reglamenta el régimen de cambios internacionales en Colombia, es una falta de respeto y un acto de injerencia en los asuntos internos del país. En su lugar proponen el desmonte del control de cambios, que tanto daño ha hecho a la economía venezolana. Además, señalan que son 303 las casas de cambio autorizadas y vigiladas por la Dian y que cumplen con todos los requisitos legales. Asocambios también señaló que "el gobernador del estado Táchira miente al decir que venden bolívares al BCC, ya que el emisor colombiano no compra bolívares. Éstos se venden en el mercado interno y regresan en su totalidad a Venezuela".

E l 14 de diciembre de 2016, el gobierno de Venezuela, a través de la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores (Cancillería), le pide a Colombia derogar la Resolución número 8. A continuación el texto del COMUNICADO: " La República Bolivariana de Venezuela se dirige al gobierno de la República de Colombia en la oportunidad de manifestar su profunda preocupación por las distintas acciones que desde el territorio de Colombia vienen realizando sujetos criminales contra la moneda y la economía venezolana, mediante la extracción extraordinaria de billetes de moneda nacional. En ese sentido, el Gobierno venezolano reitera formalmente el requerimiento formulado al gobierno de Colombia de derogar los artículos de la Resolución N° 8 de su legislación, que fomentan la disparidad cambiaria y perturban la economía venezolana, a través de la doble regulación sobre el intercambio de monedas, una oficial establecida por el Banco Central de Colombia y otra sólo para las fronteras sin patrones ni controles definidos.

Durante el encuentro Presidencial en Cartagena de Indias, el 01 de agosto de 2014, ambos países acordaron avanzar en medidas para atacar ilícitos financieros, así mismo en la reunión entre las cancillerías, en septiembre de 2015, Colombia propuso concretamente la publicación de una tasa de cambio oficial para el Bolívar, como ocurre respecto a monedas de otros países. Así mismo, se acordó revisar la operatividad cambiaria para reportar lavados de activos, insistiendo en la propuesta concreta que sería, "mayor control y mayor información" por parte de las autoridades colombianas.

En aras de contrarrestar los criminales ataque contra nuestra moneda y con el propósito de garantizar la mayor efectividad de las medidas excepcionales recientemente anunciadas por el presidente Nicolás Maduro Moros, el Gobierno Bolivariano informa la decisión de cerrar la frontera por setenta y dos (72) horas a partir de la noche de hoy.

El Gobierno venezolano ratifica a la hermana República de Colombia su disposición para consolidar la cooperación bilateral en todas las áreas. En ese sentido, solicita la mayor cooperación de las autoridades competentes para la recuperación efectiva y pronta de los billetes de moneda venezolana que se encuentran ilícitamente en este hermano país".

Algunas preguntas que tenemos en mente ¿Cómo es posible que una agresión tan grave por parte de Colombia contra el Bolívar, y por ende contra la economía de Venezuela, se despachara con un comunicado de la Cancillería enviado después de dos años de iniciado el complot? ¿Acaso la idea era que la economía venezolana se dolarizara? Desde hace casi 7 años comenzó este empobrecimiento progresivo y sostenido del país ¿Cuánto tiempo más tenemos que esperar para que funcione algún plan de recuperación de la economía? ¿Estará consciente el gobierno que la situación económica ha mejorado sólo para un grupo de empresarios privilegiados? Pareciera que el gobierno no sabe que la mayoría de los venezolanos no ganamos ni para medio comer, mucho menos para atender nuestra salud o comprar ropa o calzado. ¡Y no vengan con el engaño de los bonos y una bolsa de comida regalada cada dos o tres meses! La población solicita salarios, jubilaciones y pensiones que permitan al menos cubrir la canasta básica como lo establece el artículo 91 de la CRBV.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1523 veces.



Antonia Muñóz


Visite el perfil de Antonia Muñóz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: