Las maquilas, la ley de Zonas Económicas Especiales, y los adormilados

Para nosotros ver al "delfín" presentado la Ley orgánica de Zonas Económicas Especiales (LOZEE) en la Asamblea nos resulta humillante, es una cachetada al chavismo y a Chávez, al socialismo, a los trabajadores, a la gente común que una vez creyó en una revolución socialista. Se perdió toda vergüenza. En los canales del Estado siempre entrevistan a algún funcionario insignificante para que explique cuál es su importancia y todos dice lo mismo, que hay que desarrollar la industria, producir, crear empleos, pero nadie dice cómo eso será posible, en las condiciones establecida en esa Ley primitiva y a través de la empresa privada nacional, que vive de la renta petrolera y trasnacionales que desguazan países. Lo curioso es que ningún funcionario del alto mando se atreve a dar la cara y explicar el cómo eso será posible, ni siquiera Jesús Farías, el más labiero de todos.

¿Será posible que las empresas extranjeras que se instalen en las ZEE contraten niños y mujeres para producir en sus fábricas? La manera de producir plusvalía, ganancia y capital, es a través de la explotación de la fuerza de trabajo, mientras más tiempo explotes al trabajador y menos les pagues, bajan tos costos de producción y eres más competitivo en el mercado; es la manera más fácil y económica de hacerlo, sin gastar en tecnología e investigación, solo explotando la fuerza de trabajo al máximo. Para eso los niños y las mujeres son ideales y en condiciones de libertad absoluta, sin una ley del trabajo que regule esa explotación será posible. La otra manera es no pagando impuestos sobre la renta, impuestos a las importaciones y exportaciones (en la LOZEE esto está estipulado como "despacho o descarga directa", sin ningún control de aduana), regalías y cualquier otro pago impositivo soberano. Es decir, violando la Constitución y el espíritu de la Constitución. En el Decreto con fuerza de Ley de Zonas Económicas Especiales todas estas violaciones a la Constitución y que son contrarias a otras leyes están en el Título II referente al régimen tributario, en los artículos 16, 17, 18 19, y en el artículo 21 donde se les exige la retención del IVA, impuesto al valor agregado el cual pagamos los consumidores, todos los pendejos, por las empresas extranjeras instaladas, las cuales estarán exoneradas del pago de todo tipo de impuestos.

¿De qué habla LBG en su artículo? Si comparamos lo escrito en este decreto Ley, que es la base de la Ley orgánica de ZEE, con lo dicho en él sobre estos temas por el escritor y jurista, veremos que se trata de lo mismo, una denuncia maquillada: leamos, "Las maquilas y los trabajadores". Por: Luis Britto García | publicado en Aporrea el Sábado, 01/05/2021 08:23 AM. Escribe Luis Britto García:

"Todas (las maquilas) surgen de la derogación o la violación de un estatuto que protege al trabajador, en aras de un supuesto libre consentimiento contractual. Todas dependen de la exclusión de su personal del campo de la protección laboral"... Cuando la Ley antibloqueo desactive la Ley del trabajo, esto será posible en la ZEE… "A esto hay que añadir que los regímenes de zona franca permiten a los inversionistas aprovechar los servicios públicos, la seguridad jurídica y la educación y salud de los trabajadores de un país sin contribuir significativamente con el gasto público que los costea. En dichas "zonas especiales de producción"… –Así se llaman todas estas zonas francas – por lo regular el inversionista está exonerado de pagar los derechos de importación de las materias primas y de exportación de los productos elaborados –en la LZEE, "despacho o descarga directa", esas actividades no pasan por control aduanero ni pago de impuestos –, además de que por lo regular los demás tributos le son dispensados gracias a los infames Tratados contra la Doble Tributación y otras normas de privilegio inconstitucionalAsí, el Estado debe cubrir el déficit fiscal recargando los impuestos al valor agregado (IVA) y al consumo sobre los depauperados trabajadoresLa retención del IVA – puesto que dichas zonas francas por lo regular son islas donde no rigen los derechos humanos pomposamente proclamados en Cartas y constituciones".

Este es el resultado de una gestión de gobierno "pragmático", sin una pisca de ideas de cómo organizar un país, cómo planificar el futuro, cómo construir una nueva sociedad, sólo dejan que otros se ocupen, como en la época de Juan Vicente Gómez, para luego cobrar la comisión. Las zonas económicas especiales resolverán un problema de desempleo nada más, explotando al máximo – porque así lo exigen estas empresas transnacionales – a los trabajadores "contratados". Venezuela no recibirá casi ninguna ventaja económica a través de impuestos y regalías, ni siquiera de las petroleras, nuestra principal entrada de divisas mediante la renta de esta industria. No habrá transferencia de tecnología, porque todas nuestras empresas fueron privatizadas, y un grupo de "árbitros" que establecerán los negocios cobrarán sus comisiones y se harán ricos a costa del esfuerzo y sacrificio de los trabajadores, que sostendremos el gasto público mediante el pago del IVA. El panorama es oscuro, hay que frenar esto.

Lo mejor que nos podría pasar sigue siendo peor, y es que se instale un gobierno de derecha. Hay que salir a la calle; por 3,5 dólares mensuales de sueldo no vamos a dejarnos engatusar, ni por 30 o 40, estamos muriendo de mengua, nos tienen amarrados a las necesidades y sin poder pensar.

¡NO A LAS ZONAS ECONÓMICAS ESPECIALES! ¡NO A LA ENTREGA DE NUESTRA SOBERANÍA!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 442 veces.



Marcos Luna

Dibujante, ex militante de izquierda, ahora chavista

 marcosluna1818@gmail.com

Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: