¿Por qué sube el dólar?

Maravillosa y extraordinaria, la campaña electoral parlamentaria de la que estamos siendo testigos. No tiene antecedentes, en toda nuestra historia republicana, y es reflejo de la nueva Venezuela que está emergiendo de la crisis inducida por los imperialismos de Europa y EEUU, en esta tierra de paz. Una democracia participativa y protagónica, tienen los venezolanos y venezolanas, como ninguna otra en el planeta, que es fiel reflejo de la victoria de todo un pueblo, su gobierno e instituciones, FANB y cuerpos policiales. ¡La Paz ha triunfado! SÍ ¡El imperialismo, ha sido derrotado! Sun Tzu, gran analista de todos los tiempos; estimaba, que toda guerra, se basa en el arte del engaño y es, mediante el engaño y la sorpresa, que se puede lograr vencer al enemigo. Y vaya enemigo al que se ha enfrentado Venezuela, el imperio más poderoso y bárbaro, que ha existido en toda la historia de la humanidad. Su maldad, no ha tenido límites ni ética. Eso, habla y muy bien del calibre de la victoria del pueblo venezolano. 25 días, han transcurridos desde que se realizaran las elecciones en EEUU y todavía aún, al día de hoy, no hay organismo electoral alguno que se haya pronunciado sobre sus resultados. Le ha correspondido a los medios de comunicación, suplir esa función institucional y han sido ellos, quienes han declarado victorioso a Joe Biden. Es por ello, que llamar a ese parapeto mal montado como "democracia", sería igual que llamar a Hitler, "demócrata". Toda una parodia chimba, que culminó -como siempre termina- lo que mal comienza, en tristeza del pueblo de EEUU. Peor, no pudo haber sido. Una rueda de prensa mediante la cual, los abogados de Donald Trump, pusieron una plasta superior a la que pusieron los integrantes de aquel TSJ, puesto a dedo por Miquilena, que concluyeron que el 11 de abril de 2002: "no hubo golpe de Estado, peor aún, que aquellos militares golpistas que depusieron al legítimo Presidente Constitucional, Hugo Chávez Frías, lo hicieron de buena voluntad". Esa conclusión, expresada como una Sentencia del Alto Tribunal de la República, aunque Usted no lo crea, fue aplaudida y dada como cierta por absolutamente todos los medios de comunicación de la derecha nacional e internacional. Igualito, acaba de ocurrir ahora en los EEUU, cuando el equipo jurídico de Trump, justificó su derrota electoral en la idea de un presunto fraude electoral, poco les faltó tener entre sus manos la espoleta de la granada, que –supuestamente- les lanzaron (recuerdan a Ramos Allup). Giuliani, un mafioso de los tribunales de EEUU, en senda rueda de prensa, días atrás, manifestó que Biden se robó las elecciones, según, en un complot comunista con Venezuela. Y dijo más: "Estos delincuentes le han robado una elección a Donald Trump", refiriéndose a los demócratas. Fue tan mentiroso, que su poco cabello se destiñó ante la sorpresa de los presentes. Su asistente, Sidney Powell, fue más precisa y mentirosa en la explicación del fraude realizado: "Ha habido una "influencia masiva del dinero comunista de Venezuela, Cuba y probablemente China", y agregó que las máquinas de votación se hicieron: "bajo la dirección de Hugo Chávez". Enfáticamente, también señaló: "Tenemos un testigo muy potente que ha explicado cómo funciona todo... Es una declaración jurada impresionante y detallada porque él estuvo con Hugo Chávez mientras le informaban sobre cómo funcionaba este sistema. Estaba con Hugo Chávez y lo vio operarlo, para asegurarse de que la elección saliera bien". Demostraron al mundo, que hay vida más allá de la muerte. ¿No te parece Donald? No se equivocó el Padre Libertador, Simón Bolívar, en su sentencia: "Por el engaño nos han dominado más que por la fuerza". Con mucha razón, el imperialismo, ha hecho de la mentira su mejor arma: "Yo era el director de la CIA. Mentimos, engañamos y robamos. Teníamos hasta cursos de entrenamiento" (Declaraciones del Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, en la Universidad de Texas, 15-04-2020).

La mentira, es la forma de ser del imperialismo y sus agentes. Por cierto, alguno de ustedes recuerda aquel gran mentiroso que mentaban, Luis Vicente León. Mintió tanto, que se volvió una mentirilla. Su lugar, lo ocupa ahora uno que mientan, Asdrúbal Oliveros, supuesto gran gurú de la economía del dólar; según el cual, el dólar sube por estos días porque Maduro está entregando muchos bonos de protección, mediante el carnet de la Patria. ¡Vaya genio! La semana pasada, lo explicaba de manera muy distinta, según lo cual esa tendencia alcista del dólar se debía "a la contracción brutal del ingreso en divisas, es decir, si hay menos dólares circulando en la economía, obviamente el precio de ese bien que se hace escaso aumenta y ese precio es el tipo de cambio…" El otro factor, que utilizaba ese "sesudo" analista de la oposición, nuevo gran gurú de la economía de la derecha, tiene que ver con lo que han denominado ellos la "hiperinflación"; término, que nos atrevemos a poner en dudas pues lo que padece Venezuela, no es precisamente inflación sino especulación, que no se escribe igual y por supuesto no significa lo mismo. Es así, mediante esos artificios, que ese sesudo analista llega a la tesis monetarista; según la cual, la especulación que padece Venezuela es obra del exceso de bolívares circulantes en la economía nacional. Razón, que lo lleva a proponer una medida que siempre acompaña al FMI: "reducción del gasto público". Que de tomarse, según, ese sesudo analista, es la única que garantiza estabilidad de precios y estabilidad cambiaria. Nuestra memoria, corta no es, y resulta que esa ha sido la política que ha venido ejecutándose -con rigurosa fe de convicción- desde el Banco Central de Venezuela, BCV, éste último año. Y, por supuesto la pregunta obligada tiene que ver con los resultados obtenidos por esa institución del Estado. ¿Ha habido estabilidad de precios y estabilidad cambiaria este año 2020? La respuesta, es de perogrullo. La mentira tiene patas cortas, y como diría Mark Twain: "Una mentira torpe y poco científica, suele ser tan poco efectiva como la verdad" (La decadencia del arte de mentir. Publicado en The Stolen White Elephant, Etc. 1882). Le auguramos poco éxito a este nuevo flautista.

Pascualina Curcio, quien se ha convertido en la memoria colectiva de la verdad para todas y todos los venezolanos, desmiente a ese sesudo analista. En fecha tan incipiente como 2016, ya había dado con la verdad del dólar en Venezuela, en su trabajo de investigación: "Los ciclos políticos del dólar paralelo", hecho público en agosto 17, 2016. Allí concluye, que: "El factor determinante de la inflación en Venezuela ha sido, históricamente, el valor de la moneda, es decir, el tipo de cambio…" Pascualina, llega incluso, a darle factor numérico a ese factor distorsionante, valga la redundancia: "De acuerdo con análisis econométricos, por cada unidad que varía el tipo de cambio paralelo, el índice nacional de precios varía 70 unidades…" Y en su investigación, llega a la conclusión de que dichas subidas del dólar son cíclicas y están relacionadas con ciclos políticos: "…es decir, un alza importante en los momentos pre y electorales y una disminución de la velocidad de las variaciones luego de los comicios." Tal cual ocurre, en el momento actual previo a las parlamentarias del venidero 6 de diciembre. No por casualidad, el dólar entra a la escena política venezolana, en estos días, cuando fracasaron en su intento de reeditar las colas de 2015, las cuales aspiraban recrear con las fallas en el suministro de gasolina, lo cual se les aborta mediante el apoyo -extraordinario y amoroso- de la República hermana de Irán. Los venezolanos y venezolanas, tienen que tener bien claro que el dólar es un arma de guerra no convencional y que es utilizado por el imperialismo para castigar al pueblo venezolano. Es, un hecho cierto y notorio, que efectivamente sí lo es y lo ha sido desde siempre, como lo dejó evidenciado para la historia, el Senador Republicano y coronel retirado, ex funcionario de la OTAN, Richard Black, en diciembre 2019, en declaraciones a los medios, dijo: "Hemos desmonetizado su moneda y a través del sistema bancario internacional hicimos que la moneda venezolana careciera de valor y luego vamos y decimos: ‘Miren lo malo que es este gobierno, su moneda no vale nada’. Bueno, no fueron ellos, fuimos nosotros quienes hicimos inútil su moneda" Por supuesto, para la oposición y su campaña de mentiras, el responsable siempre será el gobierno bolivariano, hoy Maduro, ayer Chávez.

¿Cómo es eso, que la crisis actual es un producto del modelo bolivariano y proviene desde 1999, con la llegada de Chávez? Refresquémosle, la memoria a esos mentirosos de toda la vida. Fue, en septiembre de 2000, que 189 países suscribieron la Declaración del Milenio de Naciones Unidas, en la que se comprometieron a erradicar la pobreza extrema, en todas sus formas para el año 2015. Venezuela, fue de los primeros países de este continente, en cumplir con las metas establecidas. Importante destacar, que la tasa de alfabetización de la población entre 15 y 24 años se ubicó para el año 2001 en 97,2 por ciento, siendo declarada Venezuela como "Territorio libre de analfabetismo", el 28 de octubre de 2005. Según informe de la UNESCO, Venezuela, ocupó el segundo lugar entre los países de la América y el quinto en el mundo con mayor tasa de matriculación de estudiantes universitarios con el 83 por ciento, compitiendo con países desarrollados como Finlandia, que tenía entonces, el 92 por ciento. La Meta Nº 1, era: "Erradicar la pobreza extrema y el hambre", y ya para 2015, la ONU, ratificaba que Venezuela: "ha eliminado el hambre y disminuido la pobreza de acuerdo a los estándares internacionales…" El representante de la FAO, en Venezuela, Marcelo Resenda de Souza, declaraba entonces: "Venezuela, está cumpliendo con la Meta del Mileno en la seguridad alimentaria". Elías Eljuri, director del INE, declaraba entonces, año 2012: "…el ingreso mínimo legal de un trabajador venezolano es de 3.050,00 bolívares (unos 709 dólares), lo cual supera el costo de la Canasta Básica Alimentaria, y de igual manera, si tomamos en cuenta que en promedio, en cada familia laboran al menos dos personas, el ingreso mínimo familiar supera los 6 mil bolívares por mes (mil 400 dólares aproximadamente)."

A las Metas del Milenio, Hugo Chávez, las convirtió en Programa de Gobierno con el Plan de la Patria. Las Misiones Sociales, fueron el programa bandera de la Revolución Bolivariana, que democratizaron la política social, instrumentadas para darle jaque mate a la enorme deuda social heredada por Chávez de la difunta cuarta república. 43,9 por ciento, era el número de hogares en pobreza en 1999. En 2011, ese número disminuyó al 26, 7 por ciento. En 1998, el porcentaje de población con pensión de vejez era apenas del 16 por ciento. Para 2009, ese porcentaje se incrementó al 43,3 por ciento, hasta que este año 2020, ya se ha logrado en Revolución, el 100 por ciento de pensiones de vejez, caso único en el mundo. Imposible dejar de mencionar, que en materia de viviendas, ya Venezuela ha rebasado los 3 millones 300 mil viviendas construidas para el pueblo. Es el único país en el planeta, que construye viviendas para su pueblo. La vivienda, ha dejado de ser una vulgar mercancía para convertirse en un derecho humano fundamental del pueblo venezolano. La pregunta evidente, es cómo y cuándo dejamos de ser esa Venezuela pujante y en constante crecimiento económico-social? Quién o quiénes causaron esa hecatombe?

Pronosticaba, Abrams, en 2019, que este año 2020, harían la autopsia del "régimen de Maduro", y lo cierto es, que ya se está en proceso de la elaboración de la autopsia del "régimen de Donald Trump". El Mea culpa, de sus crímenes los dio él mismo, en la interpelación que le hiciera el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, allí habló con la verdad de la élite imperialista, les dijo: "¿Imagínense, señores representantes, por un segundo que nosotros dejáramos gobernar a los chavistas sin ponerles trabas, sin hacerles la guerra, permitiéndoles hacer sus proyectos sociales sin tomar en cuenta nuestras empresas y socios, siendo que los valores nuestros han sido los suyos por casi dos siglos?"... "Nosotros, que somos los campeones de la democracia en el mundo, siempre hemos probado que el socialismo ha sido un fracaso en todos los lugares en donde ha tratado de imponerse, y por lo tanto no podemos permitir que en Venezuela eso sea la excepción. ¿Entonces, vamos acaso a permitir que en Venezuela sea exitoso el socialismo, señores Representantes? … "¿Ustedes pueden imaginarse lo que representa construir tres millones de viviendas, sin la participación de la empresa privada? ¿Cuál sería el destino de nuestro modelo si no intervenimos allí en los proyecto de salud o educación, en la formación de sus militares y en la adquisición de los elementos para su defensa?". Sanciones, guerra económica, guerra mediática, magnicidios frustrados, invasión marítima frustrada, especulación, guerra psicológica, bloqueo financiero-comercial, en fin, no ha habido un solo instrumento de agresión contra un pequeño país, pero grandioso en su resistencia contra el imperialismo, que no se le haya aplicado a Venezuela.

Sube el dólar, ciertamente. "Desde el 2013…han manipulado 3.600 millones por ciento el valor del bolívar.", declaraba, Pascualina Curcio en febrero de 2019, con cifras en mano ante un auditorio lleno de solidaridad con Venezuela y ávido de conocimientos. Tal, ha sido el nivel de perversidad aplicado para destruir el modelo socialista bolivariano, que contrario a lo estimado por Trump y sus bárbaros, no han podido destruir. Todo lo contrario, ahora con la Ley Antibloqueo, renacerá tan igual como lo está haciendo Bolivia, ahora con Lucho Arce de presidente constitucional. ¿Qué hubiera sido de Venezuela y su modelo de sociedad, si los imperialistas de EEUU y Europa, la OTAN, hubieran triunfado? Volteemos la mirada a la Libia actual, Gadafi asesinado y sus reservas internacionales robadas por los piratas de los tiempos modernos, más de 200 mil millones de dólares. Con la esclavitud renaciendo, dos gobiernos y un pueblo en armas, enfrentándose unos contra otros, esa es la "democracia" que les planificó, Barack Obama. El mismo modelo, que aspiraban implantar en la Venezuela del siglo XXI, que gracias a la genialidad y magistral conducción del Presidente Nicolás Maduro, se les frustró. El dólar, sube y sube en Venezuela, Cuba, Nicaragua y Argentina, porque sencillamente, es un arma de guerra no convencional, que tiene el claro propósito de desestabilizar el país y tiene fines político-electorales para dar apoyo a una oposición que luce derrotada por las fuerzas patrióticas del PSUV y el Gran Polo Patriótico "Simón Bolívar". ¡Solo la verdad libera!...



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3595 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: