Chela la Ñeca, en shock por tabla salarial

En el conuco de Ñango Marín se vivía una soberana angustia. Ñango totalmente angustiado, caminaba de la entrada del rancho a la mata de mamey. El Carrao volaba de rama en rama sin saber cómo actuar en estas circunstancias que pregonaban un desenlace incierto en la vida de Chela. La guacharaquita Pancha, que es una de las que conforman el amplio segundo frente del guacharaco Carrao, había sugerido llamar al cuerpo de bomberos del municipio Gómez, pero inmediatamente, el Carrao altaneramente la frenó, gritándole: mijita en el municipio Gómez está totalmente descartado algún tipo de siniestro y un cuerpo de primeros auxilios es un gasto burocrático innecesario. Pancha no tuvo más opción, que bajar lentamente el pescuezo y voló con su natural torpeza hasta las matas de catuche que Ñango tiene y marca la frontera con el conuco del destacado periodista Juancho Marcano.

Ñango Marín continuaba en su trajín entre la entrada del rancho y la mata de mamey sin saber cómo debían atender la situación que supuestamente confrontaba Chela la Ñeca. La burrita se metió al rancho, colocó la tranca y no quería abrir la puerta. Pensaba Ñango, que Chela podía planificando cometer una barbaridad. No era esta una idea loca de Ñango; Chela en otros tiempos mostró sus inclinaciones por irse a los conucos celestiales.

Yo la dejé muy molesta. No era propiamente molesta la manera como deje a Chela antes de irme. Ella -continuaba Ñango- estaba tirando cosas y muy arrecha. Sé que había revisado minuciosamente la nueva tabla salarial aplicable a la administración pública y decía a gritos, que esta tabla, como tabla revolucionaria y como posible instrumento para ir acercándonos a la igualdad social, tantas veces prometida en la IV y ahora en la V, estaba muy lejos de ser parte del legado de Chávez. Los maduristas no leen a su tanque ideológico Pascualina. No la leen y están bajo la doctrina de "repite conmigo". Si no leen a Pascualina, no conocen todavía la manera como los capitalistas en revolución se cogen el dinero y no pagan impuestos.

Una tabla llena de un vació revolucionario. Este mamotreto, no puede ser una tabla salarial chavista. Más bien, parece una tabla salarial imperialista-capitalista. Así hablaba Chela y la oí decir con mucha decepción por dentro y por fuera, que esta nueva tabla estaba igual de vacía de Chávez como la primera. Sentí Carrao, que Chela estaba muy molesta, pero no me daba para creer, que ella estaba pensando lo que ahora creemos. Tengo mucho temor, pero siento que Chela no es de esa que se guinda muy fácil. Desde que vine del Alto del Gallego donde estaba llevándole una semillas de ají a Chelao y de eso hace más de dos horas, estoy tocándole la puerta del rancho y no se oye nada.

Ya mandamos por el burro palomo de Carlitos el de Geña en Los Hatos para ver si con el Palomo, Chela decide abrirnos y saber si está bien y en sano juicio. La preocupación me embarga, pero no soy de los que creo Carrao, que Chela se haya guindado por la tabla salarial obrerista y socialista.

Camarada Ñango, por la cocina hay un hueco y voy a tratar de meterme por ahí y ver. Es posible que Chela se haya quedado dormida en la suite del rancho, después de pasar tremendo desencanto con el nuevo salario que no alcanza para un cartón de ñemas.

Ñango continua en ese corto peregrinar del rancho a la mata de mamey y al rato, vio que el Carrao voló y se ubicó en una rama de la mata de níspero y se fue hasta allá para tener información sobre Chela.

¿Qué viste Carrao? ¿Esta dormida? ¿Se guindó Chela?

Calma camarada, yo entré sigilosamente y Chela está como en profundo trance o agotada. Me acerque y no se dio cuenta. Si observé camarada, que a su lado tiene una carpeta en donde pude leer: Congreso del Bloque Histórico. Pensé que estaba en un trance, pero también puede ser que esté dormida. Probablemente Ñango, comenzó a leer el material ideológico del congreso del bloque histórico y se quedó en ese estado de sueño profundo. Tal vez, ese material sea muy dialéctico para ella

Camarada Ñango, ¿tienes una idea de cuántos congresos de los pueblos, históricos, comunales, de bloques históricos ha realizado el PSUV y qué sale de esos congresos?

No Carrao, ese otro de los tantos secretos que tiene pendiente por develar el profesor Lupa. Me inclino a pensar Carrao, que todos esos "debates" con tan pomposos nombres, forman parte del gran programa de formación política de la "revolución", que consiste en alcanzar absolutamente su lema y su filosofía de "repite conmigo, porque pensar da mucho trabajo".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2619 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: