Claves económicas para un acuerdo nacional

La economía venezolana tiene mucho tiempo en números rojos, esta es una situación que obviamente no conviene a nadie; es decir, no conviene nadie, a menos que, usted sea uno de esos radicales que prefiere acabar con Venezuela para "salvarla" de Maduro (sic). ¿Verdad que es alocado ese tipo de razonamientos? Bueno, en estos tiempos hemos podido ver de todo; pero, no le parece a usted que es tiempo ya de hacer política para todos. Es decir, no podemos seguir en una carrera descendente de la calidad de vida de todos los venezolanos. Por ello, pienso en primer lugar que, es necesario construir las bases de un Acuerdo Nacional. Este Acuerdo, seguramente, va a estar condicionado a los resultados del 6 de diciembre. Por eso, este 6 de diciembre nos jugamos mucho y debemos salir a votar todos en contra de la violencia y la insensatez política de unos individuos, quienes, con una estrategia inmadura e irresponsable, por decir lo menos, han puesto en peligro a toda la nación.

Un componente necesario de este acuerdo -en nuestra opinión- debe ser la comprensión cabal de la situación económica venezolana y el anuncio de medidas integrales para salir de la crisis; con ánimo de colaborar, queremos proporcionar algunos elementos, a fin de que se incorporen al debate, al momento de construir las bases de ese acuerdo. Los elementos que deseamos incorporar tienen que ver, en primer lugar, con la comprensión de la crisis por las que atravesamos. Aislar los elementos de la crisis, para luego idear medidas para solucionarlos es la metodología que les propongo. De manera que paso a señalar unos elementos de la crisis económica:

-En primer lugar, la fuga de divisas. Se extrajeron grandes sumas de dinero de la economía venezolana que descapitalizaron a la misma y limitan actualmente sus posibilidades para financiar su crecimiento económico.

-Esta fuga de capitales de la economía venezolana adoptó -entre otras- la forma de un elevado endeudamiento económico externo que presiona además sobre los ingresos en divisas presentes y futuros de la Nación, a través del peso de un elevado servicio de esa deuda, en términos de capital e intereses.

- Las acciones desestabilizadoras que afectan a la economía venezolana, incluyendo el bloqueo de Estados Unidos, apoyado por factores antinacionales, mantienen la desconfianza en sus posibilidades de crecimiento y bajos también los niveles de inversión; al tiempo, que limitan el acceso a insumos, equipos, repuestos e incluso asistencia o ayuda financiera internacional para poner en pleno funcionamiento la actividad productiva nacional.

-La descapitalización de la economía afectó significativamente a las instituciones financieras que actualmente ofrecen bajos niveles de financiamiento a empresas y consumidores, congelando el crédito interno en niveles tan bajos, que impiden salir del estancamiento económico.

- A pesar de que no todos los precios de la economía se han deprimido y, por el contrario, varios se han recuperado rápidamente, incluso en términos internacionales, la expansión de la economía se ve impedida por la escasa capacidad de demanda y poder de compra internos; particularmente, debido al desmoronamiento de los sueldos, salarios y pensiones.

Para hacer frente a estos factores, es imprescindible un acuerdo que institucionalice unas normas de funcionamiento y relacionamiento políticos que terminen por aislar e impidan el uso de la violencia, promuevan la resolución pacífica de las diferencias y refuercen la vigencia de las leyes y de todo tipo de normas, asegurando su cumplimiento. Y acuerden recapitalizar las instituciones financieras venezolanas para permitir su funcionamiento adecuado y el estímulo necesario de la actividad productiva y el consumo en el ámbito nacional; se garantice así la existencia de condiciones para reiniciar el crecimiento económico de manera sana y sostenida y se respalde la distribución más justa del producto del mismo. En este sentido, es absolutamente necesario recuperar el ingreso de los trabajadores y el poder de compra de los sueldos y salarios de los mismos. Igualmente, se hace necesario garantizar niveles de financiamiento público suficientes para financiar el gasto y la inversión estatales, en condiciones de transparencia, eficiencia, efectividad y control público de los mismos que aseguren el funcionamiento adecuado del Estado y la Administración Pública, así como la provisión adecuada, en términos de cantidad y calidad, de los servicios públicos o estatales imprescindibles para brindar apoyo al funcionamiento de la economía y respaldar la calidad de vida de los venezolanos.

Pensamos que, alcanzar este tipo de acuerdos más que una responsabilidad es una obligación, un deber ético y moral, principalmente, de los políticos nacionales; aunque no solamente de ellos. Es necesario que, la sociedad venezolana toda se pronuncie a favor de la realización de este tipo de acuerdos, haga sentir su opinión y participe con la supervisión y acompañamiento de las acciones destinadas a alcanzar el mismo. La paz y el progreso de cada uno de los venezolanos es una responsabilidad y un deber de todos. Ni uno solo debe quedar rezagado, a riesgo de constituir un fracaso para la sociedad general.

Este 6 de diciembre vota. Por lo que más quieras vota. Por la paz y el progreso de todos vota.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1480 veces.



Rodolfo Magallanes

Profesor del Instituto de Estudios Políticos de la UCV

 magallanucv@gmail.com

Visite el perfil de Rodolfo Magallanes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rodolfo Magallanes

Rodolfo Magallanes

Más artículos de este autor