Tres sabores

—Aló, cómo está la cosa.

Me imaginé que era usted, porque siempre anda con una tragedia.

—Compita, salude primero y no se esté quejando, hombre.

Cómo está usted.

—Yo estoy bien, aquí guardado.

Qué me cuenta usted.

—Usted sabe que la gente anda alborotada y en algunos lugares han saqueado.

—Y qué me quiere decir con eso.

—Que al compita de la bodega lo saquearon.

—¿A cuál compita y de cuál bodega?

—a tres sabores, el de la esquina cerca de la plaza.

¿Sabe quién es?

—A vainilla, claro que sé quién es.

¿Y por qué le dicen tres sabores?

—Porque ese hombre solo vende yuca, topochos y plátanos verdes, más na’.

Y por eso lo mientan tres sabores.

Es que a la gente no se le pasa una, vale.

—¿Y qué le saquearon a tres sabores?

—Según me digo, tenía cuatro kilos de yuca, tres manos de topochos y medio racimo de plátano.

Y no le dejaron, lo que se dice, nada.

—Tendrá sus ahorritos para reponer la mercancía.

—Con qué se sienta una cucaracha.

Ahora salió el gobierno a decir que hay una sobre especulación.

Dígame ¿y quién le dio rueda libre al dólar?

En una entrevista con chente y en otra con ramonet lo dijo.

Vivimos en tres espacios monetarios y voy a pecar pero eso está machete, así lo dijo.

Está grabado.

Y eso después que se la pasó años dándole publicidad al dólar today.

Y cuando ya dólar today no sirvió más, apareció dólar monitor; que mezcla chica y con limonada con tal que el dólar vaya pa’ rriba.

Le dio rueda libre a los precios en dólares y el salario en bolívares.

Yo no sé cuáles son esos tres espacios monetarios que vivimos, porque tengo años que no veo un bolívar.

Y si uno vive en el espacio monetario del bolívar es lo mismo que decir que uno está muerto.

No hay política económica, ni se sabe qué es eso. Esa es la verdad.

Como estos son unos chabure se la pasan echándole la culpa a los comerciantes.

—Cuando este gobierno acepte que tiene culpa en algo, ese día le salen pelos a las ranas.

Es más fácil matar un burro a pellizcos, que este gobierno asuma alguna responsabilidad.

—Incluso, dijo que estamos preparados para vivir aunque no se venda ni un barril de petróleo, debe ser que los años del hambre eran de entrenamiento.

Usted lo oyó, así lo dijo palabras más palabras menos.

—Así es.

—Mire compita, como no van a subir los precios si aquí quien impone la política monetaria es dólar monitor.

El Banco Central ya no existe, eso es un cascaron vacío.

Los comerciantes tienen conectada la caja registradora a dólar monitor apenas sube el dólar suben los precios. Pero la maquina no es reversible, por eso es que nunca bajan los precios.

—Ojalá fueran solo los comerciantes.

Esta mañana oí a un motorizado diciéndole a otro "cuánto le quitaste, tú si eres pendejo. No sabes que el dólar subió"’

—Así estamos aquí.

La gente apenas se despierta lo primero que hace es mirar a dólar monitor, y después se persigna.

Y va a venir el gobierno a decir que la culpa es de los comerciantes.

Entre las funciones del gobierno es planificar una política económica, pero no hay ni política económica ni mucho menos gobierno.

—Y eso que hay dos, y tres asambleas nacionales.

—Lo único que hace es azuzar a la gente contra los comerciantes, porque ese es el que está más a la mano.

Azuzan a la gente contra cualquiera que tenga algo.

Fomentan el resentimiento y ellos se lavan las manos como aquel que se lavó las dos.

—Así es, como usted dice.

La culpa es de mendocita, dicen, o la culpa es del panadero o del bodeguero, como le pasó a tres sabores.

Nunca dicen que son ellos los que no sirven para hacer una política económica.

—Tienen siete años diciendo que el próximo año si va a ser el del despegue económico de la Venezuela potencia.

Pura saliva mala.

Ya por hoy hemos hablado bastante y de puras tragedias.

—Es que no hay otra cosa de que hablar.

—Nos hablamos luego.

Hay mucha gente en la calle, no sea insensato y quédese guardado.

Y le dijo: Por ahora, apriete.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 652 veces.



Obed Delfín


Visite el perfil de Obed Delfín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Delfín

Obed Delfín

Más artículos de este autor