¿Y MINERVEN pa’ cuándo?

El fin de semana pude leer la noticia respecto a la fundición de la primera barra de oro producida en un complejo industrial minero, operado por sectores privados, que recientemente fuera inaugurado en el sector Nacupay del municipio El Callao.

Como cualquier otro compatriota es obvio que me alegro frente a este hecho, que se deriva de un esfuerzo privado, pero mancomunado con un determinante apoyo del Estado para el reimpulso de la producción aurífera en Venezuela, todo enmarcado dentro del Proyecto de Desarrollo Nacional "Arco Minero del Orinoco". Al mismo tiempo, me sorprende el descaro del Teniente Coronel Nino Angulo, Presidente de MINERVEN, que haciéndose parte de la noticia, confiesa su papel de doble agente que privilegia al sector privado, mientras que por su inacción e ineficacia permite la paralización y desmantelamiento de nuestra única estatal aurífera.

Es hora que todos nos preguntemos: ¿Y MINERVEN pa’ cuándo?

En el desarrollo minero nacional es necesario que florezcan muchas iniciativas privadas dentro de alianzas estratégicas con el Estado, como nos lo ordenó el Comandante Chávez en 2011, pero éstas no deben soportarse sobre los escombros de nuestra única industria aurífera nacional y menos llevándose por delante la moral y la dignidad de trabajadores a los que entre otras aberraciones, no se les discute su convención colectiva desde hace 10 años y no le son atendidos sus planteamientos por culpa de una gerencia incapaz, que ha llevado a MINERVEN premeditadamente hacia el colapso.

La minería debemos ejercerla con soberanía, en respeto a nuestros principios bolivarianos y chavistas. Para ello debemos avanzar hacia la efectiva nacionalización, donde el capital privado participe mediante un esquema de empresas mixtas y asociaciones estratégicas en las cuales la Revolución mantenga la mayoría accionaria. En ese nuevo régimen de explotación y producción aurífera, MINERVEN debe constituirse en la contraparte que defienda y represente la participación estatal, convirtiéndola en una poderosa Corporación Nacional del Oro.

La extracción, el procesamiento de material aurífero y la producción de oro, son procesos industriales que deben desarrollarse bajo normas y parámetros que dicta el Estado, por lo cual, siendo ésta la labor encomendada a MINERVEN desde su creación, hay que rectificar el error de haber separado a la empresa del organismo de adscripción correcto y retornar su tutelaje, en este nuevo comienzo anunciado por el Presidente Maduro, al poderoso Ministerio de Industrias y Producción Nacional bajo administración del Camarada Tareck El Aissami, que asume el compromiso de desencadenar y recuperar las fuerzas productivas del país.

Poseemos un gran potencial aurífero que no puede dejar de ser controlado por los venezolanos y que debemos poner al servicio de la Venezuela Potencia de 2025. MINERVEN es una industria y debe ser considerada y manejada como tal en todas sus operaciones. No debe seguir adscrita al Ministerio para el Desarrollo Minero Ecológico, ente que debe dedicarse a la definición y control, velando por el cumplimiento de las políticas aplicadas a todo el sector minería, separándose de cualquier administración y/u operación de empresas mineras, luego de quedar probado que les son funciones incompatibles. La situación económica actual nos impone que salvemos MINERVEN y les aseguro que volveremos a ser potencia.

*Dirigente Revolucionario PSUV

aldrintorres2016@hotmail.com

@aldrinolivier



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1309 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /economia/a265086.htmlCd0NV CAC = Y co = US