El Boulevard y el Arco Minero

—¡Epale! Compadre, ¿Qué hace? —Aquí leyendo un asunto, que me tiene confundido. —¿Va a retomar los estudios? A usted le faltó el sexto grado nada más. —No vale, si en estos días nadie asiste ni a la escuela, ni al liceo y mucho menos a la universidad. Quién va a ir a oír clases con la barriga vacía; además, ni para pasajes hay. Los institutos educativos parecen un desierto. 
 
—Pero, no es eso lo que me tiene confundido. Estoy leyendo es para saber sobre eso que la gente habla y escribe del arco minero. Para ver si es que se la pasan tirando flechas en las minas o los mineros ahora andan con un arco, no sé. Porque esa práctica de pasarse la vida lanzando flechas es muy común. Y cosa muy importante, saber dónde queda el bendito arco ese. 
 
—Porque el tal arco ese, debe quedar por el Boulevard. —¿Por qué dice eso compadre? —Ahí es donde comienza mi confusión, porque el boulevard es más o menos recto, verdad. Antes tenía los materos y los bancos como ladeados, pero los enderezaron y se ve la cosa más o menos recta. 
 
—Ahora bien, uno sale de alguna estación del Metro o llega por algún lado y de una vez empieza la cantinela de: “compro oro, plata, dólares” o “compro oro, oro, oro” Y eso no para hasta que uno sale del boulevard. Eso es una muchachera gritando que compran oro, plata y dólares. Yo oyendo aquella lata, me preguntaba ¿Será que las minas de oro están por aquí cerca? O ¿será que el arco minero queda en el boulevard? 
 
—Yo en verdad, no he visto a nadie con un saco de oro por esos lados. Y uno con esa cara de pobre ¿Qué oro va a tener? Lo que tiene es hambre y eso no vale nada. Esa gritadera de «compro oro» y dale que «compro oro»  No sé a quién se lo dicen. Mejor es que se paren frente al Banco Central y ver si algo le venden.
 
—Quién, compadre, que ande caminando por el boulevard puede tener oro, plata o dólares; el que anda caminando por ahí es que está limpio y pasando el rato. Hasta la venta de «tostones» se está acabando porque ya llegaron a 25 mil, y las «donas» casi han desaparecido desde que las pusieron a 50 mil. Que limpio va a tener oro. Lo que yo si he visto y abundantemente, es gente que se lamentaba y se lamentó.
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 494 veces.



Obed Delfín


Visite el perfil de Obed Delfín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Delfín

Obed Delfín

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /economia/a262580.htmlCd0NV CAC = Y co = US