Yo jamás los contrataría, ni para lavar mis interiores

Hoy es el 1 de mayo del 2018, día del trabajador (empleado).

Estuve pensando en empleados.

Si usted necesitara contratar a un albañil para hacer algún trabajo en su casa, ¿Cómo haría usted para conseguirlo?

Bueno, normalmente uno le pregunta otras personas si conocen a un buen albañil, uno que escuche, que trabaje bien, que no te mienta ni te oculte nada, uno que no te robe, y alguien que cumpla con lo que dijo que iba a hacer.

¿Verdad?

Igual cuando uno contrata a un electricista, o a un plomero, o a un carpintero.

¿Verdad?

Y si usted fuera dueño de una pequeña empresa …

¿Cómo haría usted para contratar a alguien que tenga esas mismas características?

En la mayoría de los casos (pequeñas empresas), uno hace lo mismo que haría cuando busca a un buen albañil, uno le pregunta a familiares, amigos, y conocidos si conocen a alguien de confianza, que no mienta ni oculte, que no robe, alguien honesto, y que pueda cumplir con el trabajo.

También uno observa a empleados en otros lados (panaderías, tiendas, oficinas, fábricas, etc.), y cuando ve a un empleado que parece ser muy bueno, uno le pregunta a esa persona si le interesaría trabajar para uno.

Si uno tiene una mediana empresa, o una grande, lo mismo se aplica, pero las técnicas utilizadas para buscar a buenos empleados, para que hagan un buen trabajo, para que la empresa no quiebre, se vuelven un poco más complejas, pero básicamente es la misma cosa.

¿Y qué pasa con los empleados que no sirven, que no escuchan, que mienten, que ocultan sus errores, que roban a la empresa, o que no cumplen con sus deberes?

Bueno, muy simplemente, se botan, porque no sirven, ni aquí, ni allá.

Un empleado malo, en el fondo, siempre será un empleado malo, tal vez que por un tiempo aparentará como un buen empleado, pero después de un cierto tiempo se descubrirá la verdad, y ¡fuera!

¿Verdad?

¿Usted se quedaría con un montón de empleados que no te escuchan, que te mienten, que ocultan sus errores, que te roban, o que no cumplen con su trabajo?

No señor.

Porque si lo hicieras, tu empresa quebraría, es así de sencillo.

Entonces, estuve pensando …

Si yo necesitara contratar a un buen presidente para mi país …

¿A qué tipo de persona buscaría contratar?

Ser presidente de un país es de ser un empleado trabajando al servicio de la población, el presidente del país trabaja para nosotros, él no es nuestro jefe, él es nuestro empleado.

Bueno, creo que escoger un buen presidente es igual a escoger un buen empleado, se buscaría a alguien de confianza, que escuche, que no mienta ni oculte sus errores, que no robe, y que cumpla con su deber.

¿Verdad?

¿Y cómo seria para escoger a los ministros, directores de las instituciones, de las empresas gubernamentales, etc., a todos aquellos que también, así como el presidente, trabajan para nosotros?

Ellos son todos nuestros empleados.

Entonces …

Lo que me vino a la mente fue la siguiente pregunta:

¿Qué carrizo van a hacer los actuales miembros del ejecutivo, los ministros, los directores de las instituciones, y los asesores del gobierno de Maduro después de que no tengan más empleo dentro de este gobierno?

¿Quién los contratará?

¿Haciendo qué, si --- en mi estimación --- no son buenos empleados?

Probamente nadie ya que me parece que nadie podría recomendarlos para ser contratados en algún otro puesto o empresa. Si los emplean, ese empleador ciertamente tomaría el riesgo de caer en quiebra, y eso no es nada bueno, lo sabemos.

(Podrían tal vez ser empleados en algunas universidades, ser profesores por ejemplo, donde tal vez no sea tan importante contratar a un empleado que no mienta, no oculte sus errores, que no robe, o que no cumpla con sus deberes.)

¿Y Maduro?

¿Quién lo contratará?

Probablemente nadie tampoco.

Yo jamás lo recomendaría, no señor, para ningún tipo de trabajo, nada.

Bueno, a todos ellos, yo jamás los contrataría, ni para lavar mis interiores.

Eso es lo que estaba pensando hoy el 1 de mayo del 2018, día del trabajador (empleado).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2207 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a262578.htmlCd0NV CAC = Y co = US