Los falaces y perjudiciales mercados paralelos

​Señor Presidente: cambien la fórmula cambiaria.​ Cada vez que usted emite dinero para favorecer al pueblo en su carestía de la vida, más devalúa la moneda por culpa de esa fórmula, sobre la que se apoya DOLARTODAY.

Dolartoday, dólaryesterday, dólar tomorrowday, dólaretceteroday, todos esos son mercados paralelos al mercado real que es de los valores de uso, y los de valores de cambio que son competencia del fijado por el BCV, que en nada se debe parecer a ellos cuantitativamente.

Por otra parte, la fórmula cambiaria para determinar la paridad o poder adquisitivo de $ del Bs. F, o cuánto vale 1 $ pagadero en Bs.F, da cuenta un algoritmo dejado bien sembrado en nuestro país por los EE.UU. por intermedio del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Esa fórmula parte de la cantidad de $ que tengamos en caja como Reservas Internacionales que a manera de excedentes van quedando luego de aplicar el grueso de esos $ a importaciones de productos terminados y semitermanados ( a cuanta bisutería inclusive) y a través de comerciantes intermediarios y sin aplicar un solo $ a la industrialización nacional que fuera dando cuenta del remplazo de esas importaciones con producción nacional.

No conforme con esa conducta antiindustrializadora, los EE.UU. se blindaron ante cualquier posibilidad de que algún gobierno nacionalista optara por cambiar ese método comercial reducido al cambio de petróleo bruto por mercancías de consumo final, y optara por producir en casa buena parte esas importaciones mediante una industrialización nacional.

A tales efectos el FMI diseña la fórmula con la que venimos determinando el tipo de cambio para el $. Así:

Se trata de un cociente matemático formado por un numerador que recoge todos los Bs.F lanzados a la circulación monetaria con inclusión de formas paramonetarias como cheques y afines, y por un denominador que recoge los mencionados sobrantes de $ que van quedando en cada momento luego de gastar la mayor parte en importaciones frenadoras de nuestra propia industria nacional.

En números: PARIDAD del Bs.F = Cantidad de Bs.F/ Cantidad de Reservas Internacionales en dólares.

Así, hasta los bolívares que se necesitan para el tráfico de cambures y plátanos silvestres, como para pagar los servicios domésticos que no tienen nada que ver con insumos importados aparecen respaldados por los $ de las Reservas en cuestión, tratamiento paritario que devalúa el bolívar inducidamente.

De esa manera, mientras más se inyecte Bs.F al pago de, por ejemplo, de Jubilados[1], de mujeres embarazadas, de hogares de la patria, de becas a los estudiantes, de bonos navideños, de Reyes, de inversiones en mano de obra criolla dedicada a la construcción de obras de infraestructura y de empresas fabriles consumidoras netas que son de insumos importados, mayor será en numerador de la fórmula que, para una cantidad de dólares contantes o de menor ritmo de crecimiento que el del numerador, garantiza una devaluación permanente y creciente de nuestra moneda.

Si se sustrae del enumerador buena cantidad de Bs.F que no son dedicados dedicarlos a la compra de dólares, la paridad mejorará en favor del Bs.F. Con esta nueva paridad mejorada y la prohibición de fijar precios con el argumento de comprarlos afuera, obligaría a los supuestos compradores de dólares en el mercado exterior a sujetarse a la paridad nuestra y no a la de una página virtual como "dolartoday" que está basada en la perversa fórmula cambiaria con un denominador falso y desfavorable para el país.


[1] La reducción de las pensiones en otros países busca precisamente mejorar el poder adquisitivo de las monedas de esos países.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 641 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: